19.10.2021 |
El tiempo

Acabó la espera más larga

Dos años y medio después de ser nombrado aspirante, Jon Míguez pelea hoy por el Campeonato de España l Se mide al también invicto Ricardo Roser, que boxea en casa pero sin público

Jon Míguez.
Jon Míguez.
Acabó la espera más larga

Jon Míguez fue nombrado aspirante al Campeonato de España del peso wélter el 27 de octubre del 2018. Desde entonces, ha estado esperando la gran oportunidad de enfundarse un cinturón de cierta entidad, el primero que siempre hay que vestir cuando uno está iniciando un camino que pretende que sea largo y llegue alto. El boxeador castreño quiere subir muchas escaleras tras su ilusionante aparición en el campo profesional de hace ya casi cuatro años que tantas expectativas generó. Dos y medio lleva esperando para hacerse con el trono estatal y por él saltará a boxear esta noche. Por fin llegó su gran día y lo afronta con la firme intención de que, cuando vuelva a la cama del hotel, lo haga con la sensación de que la espera mereció la pena.

La cita no será ni en Castro ni en Bilbao, que son las dos plazas en las que se siente como en casa. Aceptó boxear a domicilio y, en concreto, será en la localidad valenciana de Cullera. Allí le espera otro boxeador invicto como Ricardo Roser, que ha peleado siete veces con un pleno de victorias, sólo una de ellas por KO. Esto, en principio, habla de un púgil poco caracterizado por la pegada y que debería descartar, al menos por su parte, un final precipitado de la historia. Y eso debería correr a favor del púgil castreño porque el combate está pactado a diez asaltos y Roser nunca ha llegado tan lejos. No ha pasado nunca de ocho y eso, sumado al fondo físico que caracteriza a Míguez, puede hacer que el tiempo corra a favor de éste.

El boxeador castreño se jugará el título en casa de su rival, pero hoy en día eso tiene menos importancia de la que habría tenido en un mundo normalizado. Y es que, debido a las restricciones sanitarias, la velada se celebrará a puerta cerrada. No habrá público arengando al púgil local y, por su parte, Míguez tampoco tendrá encima la motivación de hacer callar a todo un pabellón. El boxeo es menos boxeo sin la gente en las sillas o en las gradas pero es a lo que hay que amoldarse. No será la primera vez que el castreño boxee en pandemia porque lo hizo en Castro el pasado mes de julio, pero sí la primera vez que lo haga sin el sonido ambiente que da el respetable.

Lo bueno es que los aficionados tendrán la posibilidad de disfrutar de la velada y del combate en una nueva plataforma de streaming creada en España para ofrecer, al menos, un par de eventos al mes pagando 9,99 euros. Se llama ‘proximiatv’ y se estrenará hoy con la cita de Cullera, donde habrá un total de seis combates profesionales y otro Campeonato de España además del que protagonizarán Míguez y Roser. Será el del superpluma entre dos coaspirantes: Juanfe Gómez (9-0, 1 KO) y Diego Valtierra (6-2, 2KO).

Tanto Jon Míguez (12-0, 5KO) como Roser son coaspirantes. Cuando el castreño fue nombrado aspirante, el título lo ostentaba Aitor Nieto. Y hubo posturas acercadas para que ambos se vieran las caras, pero resultó imposible dando inicio a la serie de calamidades que le han impedido atacar antes el preciado cinturón estatal. Al final, el asturiano abandonó el título para pelear por el de la Unión Europea y a Míguez le fueron emparejando con John Dickson, Leonel Rodrigo y Avelino Vázquez, pero ninguno de estos coaspirantes llegó a pelear. Todo ha sido un camino de piedras pero parece que esta vez Roser no se va a escapar. Por fin Míguez podrá demostrar si tiene calidad suficiente para hacerse con el trono.

El rival del castreño se caracteriza por ser técnico y rápido. Con todo, se trata de un boxeador con menos experiencia y, sobre todo, sin haber tenido en frente a boxeadores de la talla que sí ha tenido Míguez, que ha ido encontrando más dificultades en cada paso que ha dado. Sobre todo, destacan sus duelos ante Kurasov, Nechchad o Leonel Rodrigo, que le hicieron exprimirse al máximo, recuperarse de algún mal momento y, sobre todo, dejar en evidencia que es un boxeador con capacidad de ir a más. Hoy ha llegado su día y no quiere dejarlo pasar.

Acabó la espera más larga
Comentarios