04.02.2023 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

SEGURIDAD

Brasil se blinda ante la amenaza de nuevos ataques golpistas

Dos hombres revisan una oficina destrozada al interior del Palacio de Planalto luego de que manifestantes bolsonaristas invadieran edificios gubernamentales en Brasilia (Brasil). EFE/André Coelho
Dos hombres revisan una oficina destrozada al interior del Palacio de Planalto luego de que manifestantes bolsonaristas invadieran edificios gubernamentales en Brasilia (Brasil). EFE/André Coelho
Brasil se blinda ante la amenaza de nuevos ataques golpistas

El Gobierno brasileño determinó reforzar la seguridad en todo el país ante las informaciones de que los grupos de bolsonaristas más radicales han convocado a nuevas manifestaciones para este miércoles, como las que terminaron el domingo con el asalto a las sedes de los tres poderes en Brasilia.

El anuncio fue hecho por el ministro de la Presidencia, Rui Costa, en declaraciones a la prensa después de que tanto la Abogacía General de la Unión como la Fiscalía solicitaran a la Corte Suprema la adopción de medidas para prevenir posibles ataques terroristas y actos violentos y vandálicos.

«Determinamos medidas para reforzar la seguridad en todo el país debido a que están circulando invitaciones a nuevas manifestaciones. Por eso, adoptamos una posición de precaución en torno a la seguridad de la Explanada de los Ministerios (la avenida en que están ubicadas las principales edificaciones públicas) y en ciudades de todo el país», afirmó Costa.

El refuerzo fue decidido al confirmar que en los grupos compartidos por los bolsonaristas en las redes sociales divulgaran convocatorias para manifestaciones a las 18.00 hora local (21.00 GMT) de este miércoles tanto en Brasilia como en ciudades como Sao Paulo, Río de Janeiro y Belo Horizonte.

Las convocatorias, con los lugares en que se realizarán las concentraciones, indican que se trata de manifestaciones por la «recuperación del poder».

Los bolsonaristas más radicales, que no reconocen la victoria de Luiz Inácio Lula da Silva en las elecciones presidenciales de octubre y defienden un golpe de Estado para derribarlo, protagonizaron el domingo un violento ataque a las sedes de la Presidencial, el Congreso y la Corte Suprema.

Vallas destrozadas en las afueras del Palacio de Planalto en Brasilia (Brasil). EFE/André Coelho

Cerca de 1.500 seguidores del expresidente Jair Bolsonaro han sido detenidos por los actos de vandalismo del domingo, que provocaron cuantiosos y graves daños a las tres edificaciones, después de que la policía, en una reacción tardía, consiguiera desalojarlos.

En su petición de medidas urgentes a la Corte Suprema, la Abogacía General del Gobierno alega que la llamada «Mega Manifestación Nacional por la Retomada del Poder» convocada por los radicales constituye un «nuevo intento de amenaza al Estado democrático de Derecho».

El organismo gubernamental insta al Supremo Tribunal Federal a que ordene que las fuerzas de seguridad pública del Gobierno federal y de las administraciones regionales adopten las medidas inmediatas necesarias para impedir invasiones y bloqueos de vías.

La Abogacía afirma que el Estado «tiene que ser salvaguardado y protegido», por lo que es necesario «evitar tanto el abuso de derecho de reunión, utilizado como ilegal e inconstitucional para verdaderos actos que atentan contra la democracia».

Igualmente solicitó la restricción puntual y momentánea del derecho a la manifestación y la imposición de multas a las personas y empresas que ofrezcan apoyo logístico y financiero a las protestas convocadas.

El organismo también pidió que el Supremo ordene la detención en flagrante de todos los que desobedezcan su decisión y que autorice el bloqueo de los grupos en redes sociales usados para convocar las manifestaciones.

Brasil se blinda ante la amenaza de nuevos ataques golpistas
Comentarios