11.04.2021 |
El tiempo
domingo. 11.04.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Vuelta a la normalidad

Tras dos fines de semana sin competir y otros tantos días de descanso, el Racing inicia esta tarde una semana de trabajo convencional con el partido del sábado en Laredo en el horizonte

Balboa, perseguido de Martín Solar. / Hardy
Balboa, perseguido de Martín Solar. / Hardy
Vuelta a la normalidad

El Racing volverá a partir de hoy a la normalidad. Ha dejado atrás esa pequeña prolongación de la pretemporada que se pudo permitir hacer al enlazar el aplazamiento de su partido ante el Leioa por un positivo con la jornada de descanso que le correspondía y tiene previsto volver a la acción el próximo sábado, veinte días después de su última aparición pública, que fue en el partido contra el Alavés B en Los Campos de Sport. De este modo, el entrenamiento de esta tarde será el primero de los programados en los próximos días para preparar de la mejor manera posible esa reentrada en la competición que le espera en Laredo. Será un día complicado porque los hombres de Rozada querrán demostrar que el parón no ha detenido la buena inercia que venían dibujando en un campo en el que, por ahora, nadie ha sacado ningún punto.

Será una semana corta al haberse oficializado el pasado viernes que el partido sería adelantado al sábado (18.30 horas). Con todo, eso no ha hecho alterar la programación del cuerpo técnico verdiblanco. No sólo porque ya había acordado con sus jugadores que les concederían descanso desde el viernes a la hora de comer hasta la tarde de hoy lunes, sino porque, al haber disfrutado de un fin de semana largo, no habrá jornadas de descanso de hoy hasta el sábado. Todo irá seguido.

Si de algo le han servido al Racing las dos últimas semanas de entrenamientos sin jornadas en el horizonte ha sido para profundizar en el trabajo táctico y, sobre todo, en el 4-4-2 con el que Rozada ve a su equipo jugar a medio plazo y para recuperar a jugadores con problemas físicos. Éstos, sobre todo, eran Álvaro Bustos, que ya se perdió el partido contra el Alavés B, y Marco Camus, que debutó esta temporada en ese preciso encuentro pero que terminó sobrecargado. Ambos comenzarán hoy la semana absolutamente integrados en el grupo y eso, de partida, concederá al entrenador dos nuevas e importantes bazas para afrontar el encuentro del próximo sábado.

Lo malo es que durante la semana pasada, al mismo tiempo que los dos extremos zurdos se recuperaban poco a poco, el equipo perdió a otros dos jugadores como Álvaro Mantilla y Pablo Andrade. El primero sufrió un fuerte golpe en el hombro al intentar rematar en plancha un centro lateral mientras que el segundo sufrió un aparatoso esguince de tobillo que de nuevo le obligó a parar. Los dos se perdieron el partidillo con el que se culminó la intensa semana de trabajo programada la semana pasada pero intentarán estar disponibles para el encuentro de San Lorenzo.

De este modo, el deseo del Racing es poder disponer para su reentrada en la competición de todos sus jugadores. También un Jon Ander que la semana pasada se mantuvo entre algodones pero al que se pretende recuperar estos días. Además, por vez primera, Rozada podrá echar mano en Laredo de Patrik Soko, que era un recién llegado cuando el equipo verdiblanco afrontó su último partido hasta la fecha, que fue el del Alavés B en Santander. El jugador africano no disputa un partido oficial desde hace meses y por eso tendrá que ir poco a poco metiéndose en la dinámica del encuentro. Más aún, cuando el entrenador tampoco va a tener prisa al haber recuperado a sus dos extremos.

La gran duda que quizá se vaya solventando esta semana y a partir del entrenamiento vespertino de hoy está en saber qué esquema va a utilizar Rozada en el encuentro de Laredo. El quiere jugar 4-4-2 pero le ha ido bien con 3-5-2. Al menos, en cuanto a resultados se refiere. Y es posible que apueste por mantenerlo en un campo no demasiado grande y donde, además, el equipo local se muestra intratable al haber dejado en la cuneta al Barakaldo primero y al Real Unión después.

Vuelta a la normalidad
Comentarios