20.10.2021 |
El tiempo

Todos quieren a Ramón Juan

El Racing tiene avanzadas las negociaciones con el portero del Cornellá, que ha coincidido con Fernández romo las dos últimas temporadas, pero se ha convertido en un objeto de deseo de los grandes proyectos de Primera RFEF
Ramón Juan se convirtió en portero mediático por sus actuaciones coperas de esta pasada temporada.
Ramón Juan se convirtió en portero mediático por sus actuaciones coperas de esta pasada temporada.
Todos quieren a Ramón Juan

Guillermo Fernández Romo, que es el encargado de confeccionar la plantilla con la que saldrá a pelear el Racing la próxima temporada, lo tiene claro. Quiere que Ramón Juan sea su portero en su nueva aventura cántabra como ya lo ha sido las dos últimas temporadas en el Cornellá.

Lo que sucede es que su contratación no va a resultar sencilla porque le quieren todos los grandes de la categoría. Se trata de una pieza preciada no sólo porque ha demostrado parar mucho y bien, sino porque, para colmo, sigue ocupando plaza sub 23. Ya tiene un tremendo cartel en el fútbol de bronce pero sólo tiene 21 años. Las conversaciones entre el Racing y el guardameta catalán vienen de muy atrás y se puede decir que están muy adelantadas, ya que el portero ha mostrado su predisposición a aceptar la propuesta que le ha llegado desde Santander.

Lo que sucede es que tiene otras también atractivas que valorar y no se está precipitando. Se deja querer. A su favor tiene que ya conoce bien al entrenador con el que se encontraría diariamente en La Albericia si acaba firmando el contrato que le ponga encima de la mesa Víctor Alonso. Y eso es fundamental para, sobre todo, un guardameta joven que saldrá por vez primera de casa. La confianza de Fernández Romo en Ramón Juan es total porque, de hecho, con él ha jugado todos los partidos de todas las competiciones por las que ha pasado el Cornellá. Ninguna duda.

Sobre todo, porque el cancerbero ha respondido. Incluso pasó a ser en un portero mediático cuando se convirtió en la figura de su equipo tanto en la eliminatoria copera que superó ante el Atlético de Madrid como en la que estuvo a punto de superar contra el Barcelona. Lo tiene todo para convertirse en objeto de deseo de todos los que saldrán a competir con grandes ambiciones el próximo curso y ahora está en pleno proceso de deshojar la margarita.

El Racing era su principal opción desde un primer momento pero el descenso del Sabadell el pasado fin de semana se ha podido cruzar por el camino. El equipo arlequinado le ofrecería otro proyecto ambicioso para salir en Primera RFEF y, además, le permitiría no marcharse demasiado lejos de casa. Es también un caramelo goloso que ha podido encarecer la operación y que, sobre todo, está alargando la misma más de lo previsto desde un primer momento, cuando la música le sonaba perfecta al guardameta, que incluso ya había hablado con compañeros con pasado racinguista.

Por ejemplo, esta misma temporada ya compartió vestuario con un canterano como Borja García mientras que en el equipo también estaba Rulo, el lateral izquierdo fichado por Chuti Molina hace dos temporadas y que no llegó a asentarse en el equipo. En sus filas ha estado incluso Albert Dorca, de cuyo paso por Santander hace ya demasiado tiempo.

Desde Cataluña también tiene otra oferta interesante como la del Nástic de Tarragona, otro proyecto ambicioso con el que poder aspirar a ascender al fútbol profesional. Le toca evaluar cada opción porque tiene mucho donde elegir. Ocupar una ficha sub 23 con un portero con pinta de titular es un caramelo para cualquiera aunque esto último no es lo que más atrae al Racing, que, en principio, no cree que vaya a tener demasiado problema en ese sentido.

El jueves será un día importante para todos los clubes de esta nueva categoría porque, en principio, debería quedar fijado si las plantillas podrán tener un máximo de quince o de 18 fichas de mayores de 23 años. Con todo, lo que le interesa de Ramón Juan es que para mucho y que tiene la confianza total del técnico independientemente de la edad que tenga. En el caso de que el club cántabro se terminara haciendo con los servicios de Ramón Juan, un portero canterano del Cornellá, algo que no es fácil de ver, tendría ya cerrada la portería porque Lucas Díaz mantiene un año más de contrato.

El guardameta hispano suizo, que se hizo con la titularidad en el mes de enero y que terminó firmando muy buenas actuaciones, se encontraría con una gran competencia en la que comenzaría con cierta desventaja por haber estado el catalán a las órdenes de Fernández Romo en los dos últimos años. Tanto es así, que a pesar de su juventud (debutó con 18 años), acumula ya 90 partidos como titular en Segunda B y se quedó a un paso del ascenso hace dos temporadas, cuando coincidió con Nana.

En el caso de que Lucas Díaz y Ramón Juan o cualquier otro portero de fuera de Cantabria formarán la pareja de guardametas verdiblanca, sería la primera vez en quince años que ninguno de los dos porteros del primer equipo del Racing fuera cántabro tras haber enlazado su presencia en el mismo hombres como Mario Fernández, Dani Sotres, Óscar Santiago, Raúl Fernández e Iván Crespo, el capitán y el que se despidió esta misma campaña tras un lustro defendiendo los intereses racinguistas.

Todos quieren a Ramón Juan
Comentarios