13.04.2021 |
El tiempo
martes. 13.04.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Solabarrieta: «Se decidirá en los duelos directos»

Solabarrieta, reconociendo el buen trabajo de Pablo Torre tras sustituirle. / Hardy
Solabarrieta, reconociendo el buen trabajo de Pablo Torre tras sustituirle. / Hardy
Solabarrieta: «Se decidirá en los duelos directos»

No tuvo reparos Aritz Solabarrieta en decir, aunque no sea algo que le guste decir a los entrenadores, que la de ayer había sido la mejor primera parte del equipo desde su llegada. De hecho, precisó que, más que 45 minutos muy buenos por parte de los suyos, habían sido sesenta. Por eso se marchó a casa satisfecho y «muy contento» por cómo había estado el equipo «y por el trabajo que ha hecho». «Vamos poco a poco construyendo, mejorando y yendo a más», se felicitó el de Ondarroa.

Admitió el técnico verdiblanco que el partido había cambiado a partir de la hora de juego, que fue cuando reaccionó el Laredo. Con todo, también recordó que, para entonces, su equipo ya iba ganando tres a cero «y estaba generando muchísimas ocasiones sin que ellos hubieran generado ni una». Tiene claro Solabarrieta que el gran objetivo es lograr «aguantar durante los noventa minutos» a ese nivel y, en ese sentido, hubo una evolución, ya que contra el Leioa habían sido 45 y ayer algo más. Para conseguirlo, considera «evidente» que necesitan «tiempo» pero, a su vez, es «consciente de que no lo hay».

En lo que está de acuerdo el entrenador del Racing es en que ha encontrado un sistema y una alineación con la que el equipo es capaz de ser lo que venía tanto tiempo persiguiendo. «Cuando quieres construir algo, cuesta y lleva tiempo, pero estamos en ello», recalcó. Lo bueno es que parece que el equipo va avanzando en esa dirección y, en su opinión, «el resultado» a esa búsqueda «es lo que se ha visto hoy (por ayer) durante sesenta minutos en los que el equipo ha estado tan bien tanto con balón como sin balón». Eso, como quiso destacar, se consigue «en el día a día».

«El trabajo no siempre te da los resultados que quieres pero para conseguirlos hay que trabajar bien», resumió el técnico verdiblanco. Y éste presume de plantilla porque asegura que «todos los jugadores» que tiene a su disposición afrontan con intensidad ese trabajo diario que luego se puede reflejar en los partidos. De esta manera, insiste en que «el equipo está creciendo» a pesar de estar en una situación que no les satisface, ya que les gustaría estar mejor posicionados. Con todo, van camino de la remontada y, en ese sentido, entiende que la «dinámica» está siendo buena. «Hoy (por ayer) disfrutamos de una victoria muy buena pero ahora tenemos que pensar ya en el entrenamiento de mañana (por hoy) y no tener más ojos que en el partido del sábado

en Barakaldo», apuntó.
Parte del secreto de esta mejoría

que está experimentando el Racing está en su sala de máquinas, formada por Iñigo, Riki y Pablo Torre. Quiso Solabarrieta destacar la media de edad que tienen entre los tres, que es de poco más de veinte años y medio. Esa juventud, que también puede tener sus consecuencias, «es el peaje que tienes que pagar», pero tiene claro que si quieren «construir algo, es teniendo una base». Y ese centro del campo le parece algo bueno sobre lo que apoyarse.

Quien no termina de convencer es Luan Capanni. Sin embargo, preguntado por el partido que había hecho cuando entró al mismo, afirmó Solabarrieta que le había gustado. Y entiende que «no es fácil» salir desde el banquillo porque alcanzar el ritmo que tiene el partido cuesta y se corre el peligro de quedarse asfixiado tras las dos primeras carreras. Cree que hay que tener paciencia con él porque «es

un chico nuevo, de otro país y ahora está en notro equipo, por lo que todo es diferente». Sin embargo, tiene claro que va a acabar ayudando: «Creo que tenemos jugador para sacarle bastante provecho».

En cuanto a Cejudo, que ayer dispuso de los últimos veinte minutos, Solabarrieta le ve «estupendamente» y «entrenando bien en el día a día». «Está aportando tanto dentro como fuera del terreno de juego», precisó. «A ver quién soy yo para decirle algo a Álvaro Cejudo. Sólo que siga siendo él y aportando tanto cuando toque jugar como cuando no», añadió. Y dijo más: «Estoy absolutamente encantado de entrenar a Cejudo porque me ayuda a mejorar como entrenador a la vez que él ayuda a que todos mejoremos como equipo».

Lo cierto es que la racha del Racing está siendo muy buena tras haber sumado trece de los últimos quince puntos, pero aún no ha metido la cabeza el equipo en la zona alta de la tabla.

Da la sensación de que apenas se va a poder dejar puntos en las cinco jornadas que quedan. Vaticina Solabarrieta que se la van a jugar «en los enfrentamientos directos». «Ahí se decidirá», apuntó. «Todos tenemos la mirada puesta en ese final de liga», añadió. Con todo, llamó a centrarse a partir de hoy en el Barakaldo, que desde el cambio de entrenador ha cogido una buena racha como local.

Sobre Cedric, recalcó que no estaba siendo un año fácil para él pero que, a su vez, «lleva tres o cuatro semanas a un mejor nivel». La de ayer era una buena oportunidad para él y llamó el técnico a aprovechar las que surjan «porque nunca sabes si vas a tener otra». Aunque llegó a sala de prensa pensando que el 1-0 había sido de Soko y no suyo, sostuvo que, «a parte del gol, ha estado mejor en el juego de espaldas, en dar, profundizar, fijar a los centrales y estar en zona de remate».

Solabarrieta: «Se decidirá en los duelos directos»
Comentarios