26.10.2020 |
El tiempo
lunes. 26.10.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

El Sardinero cuenta las horas

Colas en el exterior del estadio del Sardinero para la campaña de abonos. / HARDY
Colas en el exterior del estadio del Sardinero para la campaña de abonos. / HARDY
El Sardinero cuenta las horas

Hoy empieza una nueva semana de entrenamientos para el Racing, la quinta ya, pero no será una semana como las demás. Tendrá un cariz especial porque de nuevo se volverán a abrir Los Campos de Sport. El conjunto cántabro volverá a jugar en su casa y, en principio, lo hará con aficionados más de medio año después desde la última vez. Eso sí, nadie podrá pensar en una gran entrada y en un gran ambiente no sólo por ser un duelo de pretemporada, sino por las limitaciones de aforo impuestas por el gobierno autonómico, que siguen siendo de mil personas por mucho que sea un recinto que da cobijo para un número de personas casi veinte veces mayor.

El equipo verdiblanco ha entrado ya en una vorágine de dos partidos por semana, uno en miércoles y otro en sábado. Primero fueron la Real Sociedad B y el Laredo, después la Gimnástica y el Lealtad y esta semana toca quizá aumentar un poco más el nivel. Delante va a tener al Bilbao Athletic y al Sporting B. El primero será el equipo que visite Los Campos de Sport y será un partido de cierta importancia porque, con la preparación ya avanzada, será una buena piedra de toque para evaluar el verdadero nivel de los jugadores que tiene Rozada a su disposición y, sobre todo, de los más jóvenes, a los que se les va acabando el tiempo.

Aunque la liga no comienza hasta el próximo 18 de octubre, para lo que queda casi un mes, el mercado se cerrará al mismo tiempo que el de Primera y Segunda División. Es decir, que el último día para fichar también en Segunda B será el cinco de octubre, por lo que quedan sólo dos semanas en las que los equipos han de ir quedando ya perfilados. La semana pasada ya se aceleró la contratación de jugadores con los fichajes, el mismo día, de Balboa y Villapalos, que será presentado oficialmente esta misma mañana. En principio, ambos deberían estar a disposición de su entrenador desde hoy mismo.

Según establece el protocolo actual del gobierno autonómico para la afluencia de aficionados a eventos deportivos al aire libre, en un recinto como Los Campos de Sport sólo se permite la entrada de mil aficionados. En uno cubierto, como por ejemplo donde jugaron el pasado fin de semana el Sinfín y el Pereda, la cifra se fija en trescientos. Es susceptible de ser cambiada si la situación mejora en el futuro pero no parece que sea el caso actualmente. Con todo, en el Racing llevan tiempo trabajando con el objetivo de incrementar esa cifra teniendo en cuenta que en el graderío de El Sardinero se podría mantener la distancia de seguridad sin problemas incluso permitiendo el acceso a seis mil abonados. Sin embargo, no es fácil conseguir una concesión así actualmente porque lo que se quiere evitar es la aglomeración de personas en los aledaños del estadio antes y después del encuentro.

El club anunció ayer la programación de este primer partido en El Sardinero para este miércoles pero no dijo nada del público. Ni siquiera hizo mención a esos mil seguidores que podrían entrar porque quizá confía en conseguir una cifra mayor. Lo que está claro es que tiene un problema porque, a día de hoy, el número de abonados que tiene el Racing supera ya los cinco mil. Si va abrir las puertas, va a tener que idear un método que dé prioridad a unos sobre otros.

Tras esa buena piedra de toque que, en principio, debería ser ese amistoso contra el Bilbao Athletic, el Racing volverá a viajar a territorio asturiano el próximo sábado. Esta vez será para jugar contra otro filial, el del Sporting. Poco a poco, el equipo deberá ir haciendo ensayos más parecidos a partidos reales y añadiendo más carga de minutos para los jugadores. Es ley de vida en pretemporada. Hasta ahora, el equipo pilotado por Javi Rozada no ha conseguido mostrarse a gusto en sus dos desplazamientos, ni en La Caseta contra el Laredo ni en Les Caleyes contra el Lealtad. De hecho, no ha logrado marcar ni un gol aún fuera de La Albericia, que es donde ha jugado sus otros dos partidos con, además, idénticos marcadores de 2-1.

Teniendo en cuenta la dificultad que entrañan los campos del País Vasco que deberá visitar de manera frecuente el Racing cuando empiece el campeonato, va a ser fundamental hacerse fuerte en El Sardinero, donde sí podrá poner en práctica el fútbol que más le pueda interesar o con el que más a gusto se pueda encontrar. Y para que no falte de nada, el césped ha sido tratado en las últimas semanas. De hecho, por eso no se había podido jugar hasta ahora allí. Será, por lo tanto, un doble reestreno el de la cita del próximo miércoles.

El club supera ya ampliamente la barrera de los cinco mil abonos vendidos

El Racing comunicó ayer que ha superado ya la barrera de los cinco mil abonos vendidos. En concreto, en un comunicado enviado a primera hora de la tarde, detallaba esa cifra en los 5.157, que es un buen número teniendo en cuenta que todavía queda un mes para iniciar la competición y que todo apunta a que el número de espectadores que podrá acudir a los partidos, al menos de partida, será muy limitado. El ritmo de venta está en torno a los mil carnés dispensados por semana, por lo que el ritmo es bueno. Los abonados de la temporada anterior, tienen hasta el próximo día treinta para disfrutar de la reserva de asiento aunque también está por ver dónde se podrá sentar cada uno para mantener la distancia de seguridad.

El Sardinero cuenta las horas
Comentarios