31.07.2021 |
El tiempo

Primer refuerzo para la defensa

El Racing ata para las dos próximas temporadas al central riojano Pablo Bobadilla, de 24 años  a pasada temporada, fue una pieza importante en Segunda División de la UD Logroñés, de la que es canterano, disputando 29 partidos

19depracing1
19depracing1
Primer refuerzo para la defensa

El Racing se había reforzado hasta la fecha con un portero, dos medio centros, uno de contención y otro de corte creativo, y un delantero. A simple vista, daba la sensación de que la defensa se había convertido en una prioridad porque apenas tenía efectivos con los que salir a competir el próximo curso. Hasta ayer, cuando el club cántabro cerró su primera incorporación para la retaguardia. Se trata de Pablo Bobadilla, un central joven pero con una tremenda proyección que viene de ser importante en Segunda División.

El nuevo jugador verdiblanco llega procedente de la Unión Deportiva Logroñés, el que ha sido su club desde el primer día que dio una patada al balón. Se formó en las categorías inferiores del equipo riojano hasta que dio el salto de calidad definitivo el pasado curso, cuando más complicado parecía hacerlo. A pesar de su inexperiencia, su entrenador le dio la total confianza en el centro de la retaguardia hasta acumular casi dos mil minutos en su primera experiencia en el fútbol profesional, lo que ya habla bien de su rendimiento.

Bobadilla tiene aún 24 años (cumplirá 25 el próximo mes de noviembre) y se ha comprometido con el Racing para las dos próximas temporadas. Su salida del club rojiblanco fue recibido como una auténtica sorpresa en la tarde de ayer, que es cuando fue anunciado su fichaje por el proyecto que lidera Guillermo Fernández Romo. Gol en Las Gaunas, llegó a decir alguno. Es algo que no se esperaban por haber sido un producto hecho en la cantera del Logroñés y por marcharse, además, a un equipo que, en principio, será rival directo del suyo propio. Es posible que haya sentado regular en el entorno rojiblanco.

El nuevo jugador del conjunto cántabro fue ascendiendo categorías vestido de rojo y blanco hasta que llegó al filial, con el que acumuló medio centenar de encuentros en Tercera División. Su debut con el primer equipo fue a los veinte años, en el curso 2016-17 ante el Gernika en Las Gaunas. Al año siguiente, el club de la capital riojana optó por cederle al Izarra durante una campaña, donde apenas tuvo protagonismo. En cambio, sí lo tendrá en su vuelta a casa, que fue en el verano del 2018. La campaña siguiente, fue un fijo en los esquemas de Sergio Rodríguez hasta acumular 31 encuentros durante toda esa temporada.

Lo malo fue que no tuvo continuidad y no pudo disfrutar de la temporada del ascenso por culpa de una grave lesión que le dejó fuera de juego durante muchos meses. Para cuando quiso volver, le cazó la pandemia y ya no estaba en disposición de aportar nada desde un puesto clave como el centro de la defensa. Aún así, su entrenador tenía claro que podría ser un futbolista importante en Segunda División a pesar de haberse quedado un curso en blanco. Ni volvió a salir cedido ni se usó con él ninguna otra alternativa, sino que su entrenador le puso a jugar. Y él respondió.

En total, el curso pasado jugó 29 encuentros en Segunda División a sus 24 años. En veinte de ellos fue titular. Parecía que podía ser una pieza importante para el equipo rojiblanco con vistas a su nueva aventura en la categoría de bronce, esta vez llamada Primera RFEF, pero el jugador natural de Nájera ha decidido hacer las maletas y probar una nueva aventura en la costa cantábrica. Se trata de un duro golpe para la UD Logroñés y un triunfo para un Racing que no sólo se hace con un central que parece de garantías, sino que incluso tiene proyección y futuro. En caso de ascenso, su nuevo jugador ya ha demostrado que es válido para el fútbol profesional.

Pablo Bobadilla es un jugador corpulento, de 1,87 y 79 kilos. Tiene manejo de balón y es también un defensor rápido, algo de lo que ha venido careciendo la retaguardia verdiblanca. El de central es un puesto que urgía reforzar tras haber perdido un total de cuatro a lo largo del curso pasado. Primero echaron a Jordi Figueras y en mayo, una vez que se bajó el telón de la competición, dijeron adiós Lars Gerson, Óscar Gil y Bernardo Matic. Hasta ayer, sólo estaba en nómina Álvaro Mantilla aunque está por ver si el nuevo cuerpo técnico le sigue utilizando como central, que es donde creció el curso pasado, sobre todo en la segunda vuelta, o si se queda con su función de lateral derecho compitiendo por el puesto con Diego Ceballos.

Teniendo en cuenta las cartas que hay sobre la mesa, parece claro que el Racing necesitará, probablemente, otros tres centrales. El club ha ofrecido al canterano Juan Gutiérrez volver a casa tras su exitosa cesión en el Ebro para hacerle ficha del filial con el fin de que no detenga su progresión y siga acumulando minutos mientras se mantiene en todo momento en la órbita del primer equipo. Y parece que el futbolista de Comillas no ha respondido, al contrario de lo que sí ha hecho ya Saúl García, al que ofrecieron lo mismo.

Son ya cuatro, por lo tanto, los fichajes que ha cerrado el Racing para la próxima temporada y cinco las fichas para mayores de 23 años que tendría disponibles siempre que no comunique alguna baja de los jugadores con contrato que sigue del curso pasado durante la pretemporada. La primera incorporación fue la de Fausto Tienza, centrocampista de contención procedente del Nástic. El siguiente fue Sergio Marcos, también medio centro aunque de corte más creativo y ‘pelotero’. El siguiente en comprometerse con el proyecto verdiblanco fue el delantero Carlos Castro y el cuarto fue el portero Miquel Parera, que llega procedente del Mallorca para disputar la portería a Lucas Díaz. A simple vista, es obvio que faltan más defensores, algún jugador de banda y al menos otro delantero más. Con todo, teniendo en cuenta que aún quedan tres semanas por delante, lo que parece garantizado es que Guillermo Fernández Romo comenzará la pretemporada el próximo doce de julio con un buen número de jugadores del primer equipo ya a sus órdenes, lo cual es siempre deseable.

Primer refuerzo para la defensa
Comentarios