07.03.2021 |
El tiempo
domingo. 07.03.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Empieza 2021

El Racing estrena año y entrenador esta tarde en Zubieta | Se mide a la Real Sociedad B con las bajas de Matic y Andrade | Ana, que llegó tarde, también se cae de la lista | Solabarrieta apostará por un 4-3-3 plagado de incógnitas

Adrián Balboa arenga a sus compañeros durante el entrenamiento de ayer. / Hardy
Adrián Balboa arenga a sus compañeros durante el entrenamiento de ayer. / Hardy
Empieza 2021

Se marchó un 2020 para olvidar -también en lo futbolístico- y ya está aquí el 2021. Los años se suceden como las jornadas, sin detenerse ni dejar espacios en blanco. Nada más cruel que un reloj. Hace apenas un puñado de horas que nos estábamos comiendo las uvas pero hoy mismo ya hay partido. No hay sitio para la resaca. Y el Racing se va a estrenar con un partido gordo, con un encuentro de los que pueden marcar mucho porque es en el campo de un rival directo. Estrenar allí el año nuevo exige comenzar a caminar tras el tercer parón en dos meses con el motor a un número bien alto de revoluciones. Y no siempre es fácil. Volver a empezar suele conllevar grandes peligros.

Lo bueno es que el conjunto cántabro se ha tenido que acostumbrar a la fuerza a este constante sube y baja de emociones en el que lleva instalado desde finales de octubre, a la imposibilidad de alcanzar una velocidad de crucero adecuada porque le han obligado a parar cada dos por tres. Lo hizo primero por el positivo en el Leioa que se unió a su jornada de descanso, después por el detectado en su propia plantilla y, por último, en el parón que afectó a todos por igual, por el descanso navideño. Y cada uno ha sido diferente, de su padre y de su madre. En el primero, el más largo, no pudo competir pero sí entrenar con normalidad; en el segundo ni siquiera esto último porque todos los jugadores se tuvieron que encerrar en casa y en el último partieron con el saludable objetivo de desconectar durante unos días con su gente para, a partir de hoy mismo, afrontar unos intensos meses que serán una fuente constante de emociones, tanto si van mal como si van bien.

Para el Racing es un partido importante no sólo porque venga de no conseguir ganar ninguno de los tres últimos partidos que ha disputado y de sumar sólo uno de los últimos seis puntos ligueros que ha puesto en juego, sino también porque estrena entrenador. Y es importante que el recién llegado comience con buen pie para que gane confianza y credibilidad desde el primer día. A Rozada le largaron con unos números que tampoco eran del todo malos y que pueden dejar al equipo en lo más alto de la tabla si gana los dos partidos que dejó aplazados. A su vez, sería seriamente perjudicial que el recién llegado generara un debate sobre si había merecido la pena la maniobra. Además, es un técnico sin nombre y con una trayectoria aún sin escribir y por eso necesita mandar al entorno un mensaje de tranquilidad y de que, sobre todo, la nave está controlada y en buenas manos.

Los primeros pasos que va a tener que dar Solabarrieta no serán sencillos. Hoy juega en el campo de uno de los mejores equipos del grupo y después recibirá en Los Campos de Sport al Amorebieta primero y al Real Unión después. Visitar esta tarde a la Real Sociedad B puede ser una buena idea porque lo cierto es que no terminó bien el año. De hecho, está metido en problemas porque, aunque comenzó ganando sus tres primeros partidos ligueros, después ha encadenado cinco jornadas sin ganar. Incluso ha perdido sus dos últimos partidos en casa mientras que a domicilio ha sumado sendos empates a uno. Comienzan las urgencias en Zubieta y con ello podría jugar hoy el Racing.

De salir bien parado esta tarde, Solabarrieta tendría una semana para preparar los dos siguientes encuentros como local, el primero ante un Amorebieta que vendrá de vivir emociones fuertes en Copa del Rey, de lo que también podrá sacar tajada. En definitiva, tiene ante sí un triple duelo contra equipos que partieron en otoño con la intención de estar arriba, por lo que Solabarrieta se va a jugar mucho en apenas diez días.

La duda está en saber cómo lo hará el entrenador de Ondarroa y qué camino elegirá para salir bien parado de un mes de enero con seis partidos. Él no quiso vender motos el día de su presentación y conminó a quien le interesara saber cómo iba a jugar su Racing a que lo intuyera durante los entrenamientos y lo confirmara en los partidos. El primero será hoy. Lo cierto es que en el día a día le ha costado ir enseñando sus cartas porque ha ido muy poco a poco. Con todo, pronto se fue percibiendo una predilección por el 4-3-3 por el que apostó Javi Rozada durante la pretemporada para, de pronto, dejarlo de lado en la temporada.

La idea que ha ido transmitiendo el entrenador desde su llegada es la de adelantar las líneas para que todas ellas estén bien juntas. Así, se ha visto a los centrales con mucho espacio por detrás, lo que puede dejar algunas dudas respecto a alguno de los aspirantes a entrar en el primer once inicial del año. Para jugar así, un defensor ha de tener velocidad y no todos los del Racing lo tienen. Habrá que ver cuál es la apuesta del técnico vasco.

De quien no podrá echar mano Solabarrieta es de Matic, que todavía sigue renqueante del fuerte golpe en las costillas que se llevó en Gobela. No ha entrenado con todos en toda la semana aunque, de todas maneras, tampoco había prisa por que lo hiciera porque no podrá ser de la partida al estar sancionado. Quien tampoco podrá jugar y deberá seguir esperando es Pablo Andrade, que sigue sin estar al cien por cien por mucho que complete parte de los entrenamientos con sus compañeros.

A día de hoy, hay dudas abiertas incluso en el lateral derecho, puesto del que parecía haberse adueñado Diego Ceballos en el arranque de curso. Sin embargo, Mantilla fue quien jugó en Gobela y, tras la llegada de un nuevo técnico, ambos no empiezan de cero, pero casi. Quien, por lo visto estos días, parece claro que va a ser el pivote es Iñigo. Villapalos ha trabajado más de central e incluso en ese puesto actuó Nana en el partidillo del pasado jueves. Lo que sucede es que este último llegó más tarde que el resto y posiblemente ya estuviera descartado de partida para el primer partido liguero de partida. Tanto es así, que se ha quedado fuera de la convocatoria.

Que Pablo Torre va a ser uno de los dos interiores no genera dudas. Escenarios como el de hoy y rivales como la Real Sociedad B parecen idóneos para que disfrute el de Soto de la Marina. La incógnita es quién estará a su lado. Podría ser Martín Solar pero también podría ser un Álvaro Cejudo que en Gobela dejó bien claro que ha de estar sobre el terreno de juego el mayor tiempo posible porque sigue dando un plus de calidad a los suyos cuando juega por dentro. Lo que sucede es que por ahí también ha probado Solabarrieta a Álvaro Bustos, un futbolista que era fundamental para Javier Rozada y que habrá que ver si sigue teniendo el mismo rol con el cambio de técnico.

Si, como parece, quiere Solabarrieta jugar con extremos, por la derecha no va a tener más remedio que dar la alternativa a Soko porque esta semana ya ha dejado claro que ve a Camus jugando por la banda izquierda. Y lo cierto es que ya es hora de que el camerunés comience a justificar que el Racing le haya traído del fútbol mexicano porque, por ahora, no se ha visto apenas nada de él. Entre que llegó tarde y los continuos parones, es como si estuviera en el equipo. Y lo cierto es que es algo que le sucede a prácticamente todos los fichajes realizados por el club para que se encargaran de acompañar a los jóvenes valores a los que se les ha dado la oportunidad y los que debían dar un importante bagaje al grupo. Qué decir, en este sentido, de los delanteros Cedric y Balboa.

Rozada estaba empeñado en jugar con dos puntas pero su sustituto lo va a hacer sólo con uno. Y está por ver quién va a comenzar jugando. El asturiano se marchó arrepentido de no haber dado más tiempo a Javi Siverio, sensación con la que, posiblemente, también se fue en verano José Luis Oltra. Habrá que ver qué hace Solabarrieta. Es difícil pensar que hoy le vaya a dar continuidad tras haber sido el elegido para jugar en Gobela haciéndolo, además, bien. Sobre todo, porque se marchó habiendo rematado a portería y habiendo tenido ocasiones, que es algo que no venían haciendo los demás delanteros.

A Balboa se le ha acabado el crédito conseguido por su gol nada más estrenar los colores verdiblancos en Lezama. También ha de empezar a aportar alguna cosa o, por lo menos, dejar claro si lo suyo es la alta montaña o la contrarreloj. A Cedric todos le conocen mucho más y por eso todos esperan mucho más de él. Seguramente, él mismo se pida mucho más a sí mismo porque no ha aparecido ese jugador al que creía que estaba fichando el Racing. Sólo se le vio en los últimos minutos del encuentro contra el Barakaldo.

A poco que esa colección de jugadores incorporados en verano, a los que hay que sumar a hombres como Villapalos y Nana, se acerquen a su mejor nivel, el equipo ha de mejorar a la fuerza. Si de algo ha carecido hasta la fecha es de buenas sensaciones y, de hecho, por eso Rozada ya no está en el equipo. Es Solabarrieta el que intentará encontrarlas y Zubieta puede ser un buen lugar para conseguirlo porque es un buen campo y delante habrá un rival de los que no va a apostar por el juego directo, sino que va a intentar mantener la posesión, por lo que se podrá poner en practica la presión alta que quiere el de Ondarroa. Otra cosa será cuando haya que ir a La Florida.

Empieza 2021
Comentarios