28.11.2021 |
El tiempo

Francia conmemora el 60 aniversario de la matanza de los manifestantes argelinos en París

En el país galo el origen es uno de los principales motivos de discriminación en el trabajo, el acceso a la vivienda o los controles de identidad llevados a cabo por la policía

Manifestación contra la brutalidad policial en París.
Fiora Garenzi /AFP
Manifestación contra la brutalidad policial en París. Fiora Garenzi /AFP
Francia conmemora el 60 aniversario de la matanza de los manifestantes argelinos en París

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha descrito como un "crimen imperdonable" la sangrienta represión policial ocurrida hace exactamente 60 años este domingo, en la que al menos varias decenas de manifestantes argelinos fueron asesinados por las fuerzas de seguridad en las calles de París.

La matanza comenzó con una manifestación pacífica convocada por el Frente de Liberación Nacional contra el toque de queda declarado para toda la población argelina de París. El temible jefe de la Policía de París, Maurice Papon -- antiguo colaborador nazi en los traslados de judíos a los campos de exterminio -- ordenó la aniquilación de la marcha.

La carga policial dejó entre 50 y 200 muertos, según fuentes, así como cientos de heridos y desparecidos, dado que los cuerpos de algunas víctimas fueron arrojados al río Sena.

Además y como recuerda el Elíseo en un comunicado, "cerca de 12.000 argelinos fueron arrestados y trasladados a centros de clasificación en el Estadio Coubertin, el Palacio de Deportes y otros lugares".

Este pasado sábado, el presidente de Francia guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas en el puente de Bezons, cerca de Nanterre, de donde salieron muchos manifestantes ese día. "Los crímenes cometidos esa noche bajo la autoridad de Maurice Papon son imperdonables para la República", manifestó el mandatario, rodeado de familias de los supervivientes.

"Francia mira con lucidez toda su historia y reconoce las responsabilidades claramente establecidas. Se lo debe a sí misma, a todos aquellos que combatieron en la guerra de Argelia y en particular a su juventud, para que no se encierre en conflictos de recuerdos y construya, en el respeto y el reconocimiento de cada uno, su futuro", concluye la nota del Elíseo.

REACCIONES ENCONTRADAS

Las palabras de Macron han causado un gran impacto en el espectro político francés. Desde los partidos de izquierda se ha reconocido que el presidente francés aceptara la responsabilidad histórica de la Policía parisina, mientras que la derecha ha recordado los crímenes del Frente de Liberación Nacional y criticado lo que han descrito como una política de "arrepentimiento unilateral".

Por ejemplo, la candidata presidencial de centroderecha Valérie Pécresse, ha reprochado a Macron que no recordara "a los 22 policías asesinados por el FLN, el mismo año, en 1961". Pécresse ha matizado que "eso no excusa la masacre del del 17 de octubre de 1961, pero la memoria se basa en la verdad", según la presidenta de la región de la Isla de Francia.

La candidata de la ultraderechista Agrupación Nacional, Marine Le Pen, ha ido más allá al asegurar que "estos constantes arrepentimientos son insoportables". "Mientras Argelia nos insulta todos los días, Emmanuel Macron sigue menospreciando a nuestro país", ha escrito en su cuenta de Twitter.

También la diputada de Los Republicanos, Michèle Tabarot, ha manifestado en declaraciones recogidas por 'Le Figaro' que Francia "no tiene por qué someterse a los requerimientos del régimen argelino: criminalizar nuestra historia es un error, y el arrepentimiento unilateral también".

Por contra, la diputada de Europa Ecología Los Verdes, Esther Benabassa, ha considerado que las declaraciones de Macron son un paso adelante "pero siguen siendo insuficientes para reparar los recuerdos heridos", y manifestado que "es hora de reconocer el 17 de octubre como un crimen de Estado".

El diputado de Francia Insumisa Alexis Corbière ha pedido exactamente lo mismo en una columna publicada por el 'Journal du Dimanche'.

"Nuestro país atraviesa un momento de agitación cuando el revisionismo más odioso asoma la cabeza, para minimizar o negar los crímenes de Vichy o los del colonialismo. ¿Qué mejor manera de cortar de raíz estas semillas divisorias que abrir el camino a la justicia y la reparación para las víctimas del 17 de octubre de 1961?", se ha preguntado.

Francia conmemora el 60 aniversario de la matanza de los manifestantes argelinos en París
Comentarios