27.06.2022 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

Sánchez presume de transparencia pero lleva cinco meses sin ruedas de prensa

Sólo comparece fuera de España o en visitas de otros jefes de Estado. Moncloa rebusca en la «basura» del expresidente popular para manchar a Feijóo

Cargar máis
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en un acto del PSOE en el Espacio Rastro de Madrid, a 9 de abril de 2022, en Madrid (España)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
Sánchez presume de transparencia pero lleva cinco meses sin ruedas de prensa

El presidente del Gobierno ha cogido fobia a las ruedas de prensa. En su sentido estricto, no ha dado ni una en lo que va de año. Sólo ha hecho comparecencias en el extranjero, donde parece que ante la Prensa se siente mucho más cómodo que en España. Y las pocas apariciones en Moncloa han sido siempre relacionadas con visitas de otros jefes de Gobierno, lo que permite controlar la agenda del cuestionario y limitar las preguntas. Son obligadas, además.

Por mucho que en Moncloa presuman de transparencia, la realidad es que en «casa» no ha habido respuesta del jefe del Ejecutivo para la mayoría de los problemas domésticos a los que se enfrenta el Gobierno. Esta laguna de control de la Prensa tampoco la cubre el Parlamento. Pedro Sánchez acude al Senado cuando lo considera oportuno, y en el Congreso acaba de demostrar que es capaz de cambiar las normas cuando no se ajustan a sus intereses, como ha pasado con la composición de la comisión de secretos oficiales, sobre la que ha improvisado una reforma de las mayorías necesarias para su constitución a fin de cumplir con la exigencia independentista de convocarla, y con ERC y Bildu formando parte de ella. Pero, mientras, no hay fecha oficial para la comparecencia de Sánchez ante el Pleno de la Cámara, aprobada con los votos de su socios y de la oposición, para que dé explicaciones sobre la crisis abierta en el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) por el caso Pegasus y la exigencia independentista de que se les ofreciera la cabeza de su máxima responsable, Paz Esteban.

Ya en marzo, el presidente del Gobierno circunscribió todas sus comparecencias a su intensa agenda internacional: Riga, junto con el primer ministro de Letonia y el secretario general de la OTAN (2 preguntas); Versalles, cumbre de jefes de Estado y de Gobierno (9 preguntas en lo dos días que duró la reunión); Berlín, «canutazo» antes de la reunión con el canciller alemán; y Bruselas, declaraciones a la llegada al Consejo Europeo (cinco preguntas) y en una comparecencia con Antonio Costa. En Moncloa sólo se dejó ver en todo el mes en una comparecencia conjunta con el primer ministro de Croacia.

Sánchez presume de transparencia pero lleva cinco meses sin ruedas de prensa
Comentarios