05.10.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif

IMPUESTOS

El PP saca pecho de bajar impuestos frente a un «socialismo podemizado»

El coordinador general de ‘los populares’, Elías Bendodo, ha dicho que llevan «en el ADN la bajada de impuestos», una medida de «sentido común» en un contexto inflacionista
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, interviene durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los diputados este miércoles, en Madrid. EFE/ Juan Carlos Hidalgo
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, interviene durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los diputados. / Juan Carlos Hidalgo
El PP saca pecho de bajar impuestos frente a un «socialismo podemizado»

El PP ha hecho este miércoles una defensa de «todos» los Gobiernos que se dedican a bajar los impuestos a la gente, una medida que ve de «sentido común» en un contexto inflacionista, y ha cargado contra el PSOE al que ve «podemizado» y a contracorriente de la socialdemocracia europea.

«El PP lleva en el ADN la bajada de impuestos», ha reivindicado el coordinador general de los populares, Elías Bendodo, quien ha argumentado que bajar impuestos no implica recaudar menos, como a su juicio demuestran las pasadas reducciones fiscales en Andalucía que permitieron sumar 280.000 contribuyentes y sumar 1.000 millones a la recaudación».

Cierran filas.  El número tres del partido de Alberto Núñez Feijóo ha comparecido ante los medios en el Senado para cerrar filas con la supresión del impuesto de patrimonio en Andalucía y ha denunciado que el socialismo haya salido en «manada» a criticar al PP, tras los reproches a Juanma Moreno por «competencia fiscal a la baja» o ‘dumping fiscal’. «No es cuestión de competir, es coherencia, bajando impuestos se reactiva la economía, se recauda más y se invierte más en servicios públicos», ha sostenido Bendodo, que cree que «dejar el dinero en el bolsillo de la gente» activa el consumo y permite recaudar más.

El PP ve en Andalucía la prueba de su razonamiento porque Moreno incrementó la recaudación eliminando el impuesto de sucesiones y donaciones, bajando el IRPF o el impuesto de actos jurídicos documentados y transmisiones patrimoniales, mientras que el anterior Gobierno socialista «inflaba a impuestos a los andaluces» para «engordar la administración».Y consideran compatible rebajar impuestos con la reivindicación de mayores fondos para sanidad, educación o dependencia ya que Andalucía es una de las autonomías más infrafinanciadas, como denunciaba el PSOE cuando estaba en San Telmo.

El principal partido de la oposición ha subrayado además la «división» en el Gobierno al responder la rebaja fiscal de Moreno, porque el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, abogó por la recentralización y el Ejecutivo le rectificó al apostar por la armonización. «Cuando un socialista habla de armonización de impuestos es que nos va a poner la mano en el bolsillo a todos los españoles», ha advertido Bendodo.

En la hemeroteca. El coordinador general de los populares pide además «no rasgarse las vestiduras» con el impuesto del patrimonio porque José Luis Rodríguez Zapatero lo eliminó en 2007 en España y porque «prácticamente no existe en Europa» donde solo Noruega y Suiza lo mantienen. Según el PP, «la socialdemocracia europea hace lo que hace el PP en España, aquí el único que no sigue la corriente es el PSOE que está más podemizado, se parece más a Podemos que la resto de sus socios».

Hacienda evalúa gravar las grandes fortunas y armonizar tributos autonómicos

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha asegurado este miércoles que el Gobierno «explora» una mayor aportación de las «grandes fortunas» y ha abogado además por «armonizar» algunos impuestos autonómicos con el objetivo de evitar la «competencia fiscal a la baja».

En declaraciones a los periodistas en el Congreso, Montero ha llamado a evitar el denominado «dumping fiscal», tras anunciar Andalucía la supresión del impuesto de patrimonio, y ha pedido hacerlo armonizando más impuestos gestionados por las comunidades en el marco del nuevo modelo de financiación autonómica.

Hacienda podría estudiar en el marco del debate de la financiación autonómica que se estableciera una horquilla en la bonificación de este impuesto que ahora puede llegar al 100%. El objetivo es que no haya una «práctica eliminación de figuras fiscales» porque territorios con mayor capacidad recaudatoria «arrastren» a otros con menos, pero rechaza la recentralización de los gravámenes.

Montero lanza una advertencia. Ha advertido Montero que es «peligroso que dirigentes autonómicos hablen de paraísos» -así lo hizo la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso- cuando es algo que se está combatiendo en el ámbito internacional y en Europa.

La ministra no adelanta sin embargo horquillas mínimas porque actualmente el debate de la financiación autonómica, que continúa sin acuerdo, se centra en los criterios de reparto más básicos como la población o la dispersión.

Además, Montero ha recalcado que en «momentos de dificultad» el Gobierno «trabaja» en pedir «un esfuerzo» a quienes consideran «que están en mejor condiciones de hacerlo», y tras citar los impuestos a la banca o a las energéticas, ha señalado que «siguen explorando esa capacidad de aportación a la gran riqueza de nuestro país, a la gran fortuna».

Preguntada sobre esta propuesta que partió de Podemos, ha señalado que «no se trata de que lo pidan unos o que lo pidan otros, se trata de que estamos de acuerdo todos los miembros del Gobierno en que tenemos en este momento que pedir un mayor esfuerzo a las grandes fortunas, a la banca, a las energéticas».

Según la ministra de Hacienda se han hecho evidentes dos modelos: el del PP que a su juicio «defiende a las eléctricas, a las petroleras, a la banca y a las grandes fortunas» y el del PSOE, que «pide un esfuerzo a aquellos que más tienen para que seamos capaces de acompañar a las clases medias y trabajadoras».

Críticas a la decisión de Andalucía. La eliminación del impuesto de patrimonio en Andalucía solo beneficia al 0,2% de los contribuyentes mientras sacrifica 120 millones en recaudación para sanidad, educación o dependencia, ha recalcado Montero.

Acerca de la eliminación del impuesto de patrimonio por parte de José Luis Rodríguez Zapatero en 2008 ha apuntado que en un «momento económico concreto se pueden plantear determinadas políticas fiscales» y se ha preguntado «en los momentos en los que vivimos quién puede estar en contra de que los mayores patrimonios, de que las mayores rentas, de que los que tienen beneficios extraordinarios aporten más en beneficio de las clases medias de nuestro país».

Según Montero, no se trata de ayudar solo a los más vulnerables, sino también a la clase media, que soporta la mayor carga fiscal y sostiene el estado del bienestar, y ha apuntado que el acompañamiento con becas, transporte gratuito o la bonificación del carburante hace trabajar en la dirección de que «contribuyan más quienes más capacidad económica tienen».

El PSOE aleja el debate hasta la próxima legislatura. El secretario de Política Municipal del PSOE, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, ha dicho que el debate sobre posibles cambios en el impuesto de patrimonio que reclaman socios del Gobierno tendrá lugar en la próxima legislatura y dentro del marco de la reforma del sistema de financiación autonómica. Unidas Podemos y socios parlamentarios del Gobierno de Pedro Sánchez como ERC y Compromís han pedido al Ejecutivo medidas para evitar el «dumping fiscal» tras la supresión del impuesto de patrimonio con una bonificación del 100% anunciada por el presidente andaluz, Juanma Moreno, y vigente ya en Madrid

Sin embargo, el secretario de Política Municipal del PSOE, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, ha señalado que el debate sobre este asunto «habrá que hacerlo en el marco de la financiación autonómica», que continúa sin acuerdo, y que «no será un debate que se resuelva en esta legislatura». «Por lo tanto remitirnos a ese marco y temporalidad, que es con casi toda seguridad ya la próxima legislatura», ha añadido en una rueda de prensa celebrada en Ferraz.

Por otro lado, no ha aclarado si la vía para «explorar» una mayor aportación de las «grandes fortunas» que ha mencionado este miércoles la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, puede materializarse en la creación de un impuesto para este sector de la población, solicitado ya por los socios de Gobierno de Unidas Podemos pero rechazado recientemente por el PSOE.

«Nuestro ADN es que quien más tiene, más da, y que haya justicia social y redistribución de riqueza hacia la clase media y trabajadora», ha respondido.

Asimismo, ha comentado que será la ministra de Hacienda la que «marque los ritmos y la concreción de los pasos» sobre las medidas relacionadas con las grandes fortunas.

El secretario de Política Municipal del PSOE ha criticado con dureza la decisión del presidente andaluz de suprimir el impuesto de patrimonio, ya que asegura que «a los ricos de Andalucía les ha tocado el gordo de Navidad por anticipado».

El PP saca pecho de bajar impuestos frente a un «socialismo podemizado»
Comentarios