05.12.2021 |
El tiempo

El negacionismo sutil de los herederos de ETA "intoxica" la política española

España vive una situación "tóxica" por la falta de condena por parte de los "herederos" de EH Bildu y su "lobbysmo feroz" para los presos y homenajes a etarras, "imposibles" en otros países europeos" ha expresado la eurodiputada vasca

 

Maite Pagazaurtundúa
Diputada vasca del Parlamento Europeo. / EFE
Maite Pagazaurtundúa Diputada vasca del Parlamento Europeo. / EFE
El negacionismo sutil de los herederos de ETA "intoxica" la política española

Diez años después de que ETA anunciase su fin, España vive una situación "tóxica" por la falta de condena por parte de los "herederos" de EH Bildu y su "lobbysmo feroz" para los presos y homenajes a etarras, "imposibles" en otros países europeos y que impiden pasar página a las víctimas, dice la eurodiputada vasca Maite Pagazaurtundúa.

"Eso queda pendiente, porque todo lo que el mundo de Batasuna no ha condenado nos lastra, porque es un agente político que ahora da mayorías, da mayoría de gobierno y lo intoxica todo. Es el elemento negativo, lo malo del posterrorismo. Está ahí, es la piedra angular de lo tóxico", denunció la también activista "desde los 16 años" y escritora en una entrevista con Efe en el Parlamento Europeo.

"NEGACIONISMO SUTIL"

Hay, dice, "un elemento tóxico que intoxica la política vasca y la política española y que es la ambivalencia, el negacionismo sutil del mundo heredero de ETA y la falta de condena de ese mundo de la producción industrial de acoso y de intolerancia y de hostilidad y de discriminación hacia quien no pensaba como ellos".

Por eso, considera "insuficiente" la declaración del coordinador de EH Bildu, Arnaldo Otegi, en la que muestra su pesar por el sufrimiento ocasionado por ETA, y le pide que se exprese "en la primera persona del plural".

Nacida en Hernani (Guipúzcoa), Pagazaurtundúa es una de las personalidades más destacadas en el movimiento cívico que apoya a las víctimas del terrorismo. Su activismo la obligó a vivir con protección policial más de una década y abandonar el País Vasco, pero también obtuvo varias distinciones, como el prestigioso Premio Sájarov de Derechos Humanos en el 2000, como miembro de ¡Basta Ya!.

CONDENA PENDIENTE

Ella, a quien ETA le asesinó a su hermano Joseba en 2003, le parece que lo que "hay que pedir al mundo de EHB, que de una vez por todas, condene la historia del terrorismo en la que participó".

Porque si "asumiera su responsabilidad de haber sido parte de esa maquinaria, de no solo el asesinato, que era la punta del iceberg, sino de todo el acoso colectivo, podríamos pasar página".

Así, añade, "el duelo de las víctimas se podría cerrar bien, no en falso, porque cada vez que hay un homenaje, cada vez que uno se entera que los alcaldes de Batasuna han ido a ver a los directores de las cárceles o de que están pidiendo la amnistía, pero no dicen nada de forma crítica de lo que esos presos han hecho para estar en la cárcel se te abren las carnes".

"LOBBYSMO FEROZ" PARA PRESOS Y HOMENAJES

Insiste en que el "nudo gordiano" de esa "situación tóxica que hay que hacer frente" es "el mundo de EH-Bildu", no solo por "su relación" con la actividad terrorista, sino además por el "lobbysmo tóxico y feroz que realiza con respecto a los etarras, tanto en las cárceles vascas como en los municipios vascos, más los homenajes".

La cuestión para Pagazaurtundúa no es el lugar de cumplimiento de las condenas sino las "condiciones", que no haya "privilegios".

Y lamenta la falta de "vigilancia" de la sociedad ante los homenajes a etarras que no se han arrepentido, al tiempo que deplora la, a su juicio, inacción de la justicia.

"¿Sería posible -pregunta- en Francia que un terrorista que sale de la cárcel por haber asesinado con inspiración yihadista tuviera homenajes como los que se dan en España? No. ¿Sería posible en Alemania que un terrorista de la ultraderecha, después de asesinar o ser cómplice, saliera a la calle y sus vecinos le hicieran homenajes como los de España? No".

"Esto es lo que algunos en la Audiencia Nacional no quieren ver porque han cerrado los ojos intencionadamente", denuncia.

TRAZAR "UNA LÍNEA ROJA" Y ACABAR CON EL "DOLOR DE ESTÓMAGO"

Recordó que el Tribunal Constitucional estableció medidas cautelares por las que se podría ilegalizar una fuerza política "si había enaltecimiento del terrorismo, humillación de las víctimas, ambigüedad en la condena del terrorismo, actos de exaltación que equipararse en la violencia terrorista con la coacción legítima del Estado de Derecho o la equiparación del sufrimiento de las víctimas con el de los presos de la banda".

Y el Parlamento Europeo en 2018 pidió "a los Estados miembros que creen mecanismos jurídicos para tipificar como delito la apología de un determinado acto de terrorismo, ya que es una forma de humillar a las víctimas".

Hacerlo "es imprescindible para que muchas víctimas puedan dejar de sentir ese dolor de estómago cada vez que ven alguna de estas cosas", solicita, y pide que se trace ya esa "línea roja" porque "se nos debe a todos".

El negacionismo sutil de los herederos de ETA "intoxica" la política española
Comentarios