16.06.2021 |
El tiempo
miércoles. 16.06.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

La Fiscalía investiga a quienes se unían para agredir a los inmigrantes

Analiza varios mensajes y foros con llamamientos a desplazarse al sur de Gran Canaria en grupo para atacar a los inmigrantes

Un inmigrante llegado en patera a Canarias el pasado fin de semana. / EFE
Un inmigrante llegado en patera a Canarias el pasado fin de semana. / EFE
La Fiscalía investiga a quienes se unían para agredir a los inmigrantes

La fiscal jefe de Las Palmas, Beatriz Sánchez, ordenó ayer la apertura de una investigación por posibles delitos de odio contra varios de los participantes en foros de WhatsApp en los que se intentó organizar grupos para amedrentar o golpear a los inmigrantes. El Ministerio Público investiga, en concreto, varios mensajes y foros que circularon hace dos semanas con llamamientos expresos a desplazarse al sur de Gran Canaria en grupo para atacar a los inmigrantes que están alojados en algunos establecimientos turísticos reconvertidos temporalmente en refugios humanitarios, según ha confirmado a Efe la fiscal jefe de la provincia.

La Fiscalía ya había anunciado que iba a permanecer vigilante ante cualquier conducta que incitara al odio xenófobo o racista contra quienes han llegado en patera, y que estaba en contacto con la Policía y la Guardia Civil para conocer las medidas preventivas que estaban tomando al respecto para evitar incidentes. En varios grupos de mensajería para móviles circularon hace dos semanas numerosos mensajes escritos y de audio de contenido amenazante contra los inmigrantes, con frases como «los moros van a morir» o llamamientos a organizarse en grupos armados para perseguir en el sur de Gran Canaria a los de origen magrebí.

Y todo en medio de la tensión que generó la difusión por WhatsApp y en redes sociales de varios vídeos de una pelea y de algunos incidentes protagonizados por inmigrantes -o atribuidos a ellos- en el sur de Gran Canaria, a veces magnificados hasta el punto de que la Policía tuvo que desmentir en Twitter el bulo de un homicidio construido a partir de uno de esos altercados.

En los últimos días, se han celebrado hasta tres manifestaciones contra la presencia de los inmigrantes en tres barrios de Las Palmas de Gran Canaria -Las Rehoyas, El Lasso y La Isleta (los dos últimos albergan campamentos humanitarios-, infringiendo en algunos casos el toque de queda (22:00 horas).

Por su parte, la Fundación Cruz Blanca, dependiente de los Hermanos Franciscanos, ha denunciado que el campamento que gestiona para el Ministerio de Migraciones en el barrio de El Lasso es apedreado de forma repetida y sus usuarios sufren amenazas y agresiones. «Basta de tirar piedras al interior del centro. Ya basta de recibir a nuestros nuevos vecinos al grito de ‘terroristas’. Ya basta de amenazas. Ya basta de agresiones. En definitiva, que ya basta de culpabilizar a los otros de nuestra disconformidad con las decisiones políticas que se están tomando», aseguraba esta ONG en un comunicado colgado en su web el pasado miércoles.

También ha sido víctima estos días en Las Palmas de Gran Canaria de una agresión xenófoba la hija de la activista saharaui Aminatou Haidar, a la que un grupo de jóvenes que se bajó de un coche golpeó cuando caminaba por la calle vestida con las ropas tradicionales de su pueblo, según ha confirmado la afectada a la Ser. La Fiscalía no tiene conocimiento formal aún de los ataques al campamento de El Lasso y de la agresión a la hija de Haidar, pero su portavoz ha precisado a Efe que los investigará si la Policía le traslada información sobre ambos sucesos con detalles que considere que pueden ser constitutivos de delito.

El presidente de Gran Canaria avisa a Sánchez de que cada vez hay más tensión. El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales (NC), ha escrito este lunes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (PSOE), para advertirle de que la situación en la isla «cada vez es más tensa» por cómo se ha gestionado la llegada masiva de inmigrantes y de que hay elementos que buscan «hacer daño y generar enfrentamientos». Apenas 24 horas después de haber manifestado que tiene miedo a que se produzca «una confrontación social» en Gran Canaria por la situación que provoca la permanencia durante meses en la isla de miles de inmigrantes llegados en patera y el rechazo que eso está generando en una parte de la población, Morales ha decidido escribir a Sánchez para pedirle que cambie su política en esta materia.

Y lo hace para insistir en que se rebela contra su impresión de que el Gobierno central quiere convertir a Gran Canaria «en una isla cárcel», como Lampedusa (Italia) o Lesbos (Grecia), desde la que impedir que los inmigrantes continúen ruta hacia el resto de España u otros países de la Unión Europea. «Desde el primer momento captamos en Gran Canaria, sus instituciones y su sociedad civil, que nos querían convertir en un espacio frontera para impedir que las personas que estaban llegando hasta la isla, atravesando la ruta más difícil, la que deja más muertes en el camino» siguieran hacia el continente, ha dicho el presidente este lunes, en declaraciones a los periodistas.

Morales ha recordado que ya escribió a Pedro Sánchez para trasladarle estas preocupaciones el pasado 19 de noviembre, sin haber recibido respuesta aún, por lo que ahora le envía una nueva misiva en la que le apremia a tomar medidas, activando la derivación de parte de los inmigrantes hacia otras comunidades autónomas.

«La situación se pone más tensa y hay elementos en las redes utilizándose para hacer daño, para generar enfrentamientos y eso es muy peligroso. Se lo he dicho también a la presidenta de la Comisión Europea (Ursula von der Leyen)», ha explicado el presidente del Cabildo, quien se queja, además, de la falta de coordinación que percibe entre los ministerios de Migraciones, Interior y Defensa, propietario este último de los terrenos que van albergar los nuevos campamentos de acogida temporal.

El presidente insular cree que han convertido a Gran Canaria en «una cárcel sin medios ni recursos», en la que se ve «cómo muchas de estas personas, transcurrido el tiempo de estar en los centros de acogida temporal, se quedan en la calle, en libertad porque son ciudadanos, pero sin medios ni recursos, sin una cama y sin un techo, sin un lugar donde alimentarse».

Morales cree que ello genera «situaciones que no son deseables», por lo que ha insistido en que «se derive a estas personas y se pongan en marcha los protocolos necesarios con los países de origen» para que «esa gente no tenga salir huyendo desesperadamente de la pandemia, el hambre, la pobreza y la violencia».

«Hay plazas suficientes en la Península para que, de manera solidaria, los puedan acoger en distintas comunidades», ha señalado, antes de enfatizar que «esta tierra ha sido siempre de acogida» y en la isla «han vivido, durante décadas sin problema la comunidad hindú, la palestina, la marroquí y la saharui, entre otras».

Asimismo, el presidente ha considerado que «lo que está pasando con los menores es sangrante», porque se trata de 2.700 niños y jóvenes no acompañados ahora acogidos «en lugares saturados, sin solidaridad ninguna del resto de las comunidades para que estos niños y niñas puedan ser trasladados y atendidos debidamente».

Antonio Morales ha pedido a los grancanarios «eviten estas tensiones» y su aprovechamiento por parte de «la ultraderecha para generar crispación, alarma y miedo en un momento de crisis como el que estamos viviendo, de paro y de pandemia». «Todo es un despropósito, se están haciendo las cosas muy mal, la política migratoria es nefasta. Por eso las instituciones tenemos que alzar la voz, antes de que este sentimiento se adueñe del conjunto de la ciudadanía y se genere una situación no deseable», ha avisado.

El alcalde de Las Palmas: «Se insulta a niños por su raza»

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo (PSOE), ha rechazado los «comentarios xenófobos y los bulos» que alientan algunas protestas contra los inmigrantes en la ciudad y ha denunciado que la Policía ha tenido que proteger en sus calles a niños llegados en patera a los que insultan por su raza, algo que «no puede permitirse». Preguntado por las manifestaciones contra los inmigrantes que se han organizado en los últimos días en barrios como Las Rehoyas, El Lasso o La Isleta y el lanzamiento de piedras contra los campamentos humanitarios, Hidalgo ha abogado por «no echar más leña al fuego y mantener la calma», pero con una condena tajante de la xenofobia. El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria ha subrayado que esta es «la segunda ciudad más segura de España» y ha recordado que los delitos han bajado en ella un 36 % en el último año, por lo que ha desmentido que la llegada de inmigrantes a los campamentos de El Lasso y La Isleta se haya traducido en una mayor delincuencia. «No hay un problema de seguridad en la ciudad y lo podemos tener si alimentamos ese odio», ha advertido Hidalgo, que subraya que todo aquel que comete un delito es puesto a disposición judicial, «no importa si es local, extranjero, turista o inmigrante». Sin embargo, ha remarcado, en este momento los cuerpos de seguridad «están dedicando más tiempo a proteger a niños inmigrantes a los que se les insulta por su condición racial» que atender un supuesto «problema de inseguridad», algo que «no puede permitirse».

La Fiscalía investiga a quienes se unían para agredir a los inmigrantes
Comentarios