26.05.2020 |
El tiempo
martes. 26.05.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

VIDAL DE LA PEÑA

«Hay que poner el andamiaje de la nueva arquitectura productiva»

El diputado del PP en el Parlamento de Cantabria, presidente de la Comisión de Economía y Hacienda y secretario de la comisión de Empleo y Políticas Sociales, entre otras cosas, Lorenzo Vidal de la Peña, nos abre las puertas, de forma ‘virtual’, de su casa

El empresario, Lorenzo Vidal de la Peña en su casa durante el confinamiento por el COVID-19. / ALERTA
El empresario, Lorenzo Vidal de la Peña en su casa durante el confinamiento por el COVID-19. / ALERTA
«Hay que poner el andamiaje de la nueva arquitectura productiva»

¿Cómo está viviendo la cuarentena?

Con incertidumbre. Las preocupaciones son enormes en el ámbito de la salud, mientras las informaciones que nos van llegando crean inquietudes. Y por otro lado, en el ámbito económico, de la empresa, que sin duda, el cierre que hemos tenido que acometer muchas empresas nos mantiene en un vilo constante. Pensando en cómo vamos a poder continuar. 

¿Qué le parece cómo está gestionando el Gobierno cántabro las medidas contra la pandemia? ¿Cree que hay transparencia?

Sinceramente, creo que no es el momento adecuado para exigir responsabilidades. Tendrá su momento, cuando todo pase. Soy de los que opinan, que lo que hay que hacer hoy, es apoyar y afrontar con el máximo de responsabilidad las medidas que se van acometiendo. Indudablemente hay que ser críticos constructivos. 

En mi opinión, hay que acometer un cierre mayor y un aislamiento de las personas. Así como una atención a los sanitarios, policías, guardias civiles, etc… O transportistas, o en el ámbito del sector alimentario... Hay que exigir que cuenten con los medios necesarios para poder hacer su trabajo con la mayor seguridad posible. Esa es una de las responsabilidades que tendremos que contemplar en su día cuando esto acabe. Pero hoy, hay que hacer una crítica constructiva, y dirigir nuestras peticiones en una sola dirección. No vamos a permitir vaguedades, ni desinformaciones, ni falsas expectativas que nos trasladan en algunas ocasiones. 

¿Qué le parecen las últimas medidas que ha propuesto nuestro presidente, cómo por ejemplo congelar la factura de la luz y flexibilizar el gasto de las Comunidades Autónomas?

Sin ninguna duda, hay que recortar cualquier gasto superfluo que merme las posibilidades del funcionamiento normal en nuestra sociedad. 

Pero nuestro presidente, hace cantos al sol. De una manera, demasiado exacerbada, con el fin de ganarse ese populismo que ahora mismo ostenta. Pero ha de ser más realista, y tiene que ser consciente de que las expectativas a las que está acostumbrado a crear en la gente deben parar, deben cesar, deben mantenerse conformes a la realidad que estamos viviendo. Y en aras a eso, establecer un grupo de medidas inmediatas y dejarse de cantos al sol.

¿Cree que el Gobierno de Cantabria está desbordado ante esta situación?

Sin duda alguna. Pero también el Gobierno de España. Por una falta de previsión y por la falta de medidas en los tiempos adecuados. Pero esto viene en cascada y como digo, el Gobierno de Cantabria no ha tomado las medidas que se iban tomando en otros lugares, y bien podían haber servido de ejemplo. No existe desde el ámbito político una planificación, ni previsión más allá de las elecciones. Ese es el grave error, que espero que cuando acabe todo esto cambie, y cambien los perfiles de quién dirige nuestras comunidades. 

Y en un momento tan complicado, ¿Qué opina de la intervención del presidente de Cantabria en el programa de humor ‘El Hormiguero’?

Eso es continuar con esa política populista y crear falsas expectativas. Que la gente se divierta y para eso ya existe un gremio que entretiene. Yo creo que nuestro presidente, al cual respeto como institución, sin duda, debe ejercer su liderazgo de la manera adecuada. Para que el ciudadano pueda creer en las medidas que se adoptan y que sean las mejores para su futuro más inmediato. Con lo cual, considero que continuar con este presidente, con esta forma de hacer, con este perfil, no creo que sea digna para dirigir nuestro destino. Por lo tanto, yo abogaría por el paso a un lado y dejar que esta situación la gestione alguien con capacidad y conocimiento para tal fin. 

¿Qué opinión le merece que el Gobierno de España, según las últimas informaciones, supiese antes del 8M, que ya había un virus circulando por la sociedad, y que era peligroso, y que permitiera celebrar las manifestaciones?

Insisto en que no es el momento de reclamar responsabilidades. Tendrá su momento. Pero me parece muy grave, gravísimo, que no se hubiere acometido las medidas necesarias para afrontar lo que estaba viniendo. Que no se tomarán decisiones cuando estábamos viendo que en otras naciones del planeta estaba teniendo lugar una propagación exponencial. 

Y no hablo del motivo de la movilización que lo comparto totalmente. Pero lo que no comparto es, que no se abogara por paralizarlo en estas circunstancias. Me parece que es una gravísima irresponsabilidad, que en su momento se tendrá que dirimir. Y por lo tanto, se tendrá que evaluar el alcance de esa decisión. 

Se nos avecina una crisis económica sin precedentes, desde la época de la Guerra Civil, no se ha vivido en España una situación parecida. ¿En su opinión, que pasos deberíamos ir dando para que no nos golpee la crisis fuertemente?

La crisis ya nos ha golpeado, es un cambio de época radical. Europa se tendría que poner de acuerdo, tendríamos que ir un poco más lejos, acometer medidas de manera global, que no fueron acometidas por ciertas diferencias. 

Esta experiencia tiene que aplicarse en todos los ámbitos para que Europa asuma las decisiones que debiera de tomar y en consecuencia España. Y Cantabria y sus municipios, que no olvidemos que son los alcaldes los más cercanos para dirigirse a los ciudadanos. 

Cantabria debe reclutar un equipo de empresarios y profesionales y dejar en sus manos la gestión de la economía porque esto, no va solo de dar ayudas.

Defiendo medidas inmediatas que sirven para desfibrilar el corazón económico que se ha parado por el confinamiento. Voy a proponer que Cantabria asuma el pago de las cuotas de los autónomos durante un año en las mismas condiciones que ha decidido la Comunidad de Madrid. Pero además, hay que mirar más allá y empezar a poner las piezas del andamiaje de la nueva arquitectura productiva. Y para eso Cantabria debe reclutar un equipo de empresarios y profesionales y dejar en sus manos la gestión de la economía, porque esto no va solo de dar ayudas. Esto es más grande que la política. 

Necesitamos menos políticos discutiendo y más equipos profesionales, de diferentes áreas coordinados como comandos activos elaborando y cuantificando medidas y consiguiendo fondos dentro o fuera del país.

¿Y cómo cree que está gestionando nuestra economía el ejecutivo regional?

El ejecutivo debería liderar y dirigirse a nosotros para contarnos los cambios que se están produciendo, en todos los ámbitos, sea sanitario o económico, con el fin de que creamos, y que nos resulte creíble hacia donde nos dirigimos El perfil que tenemos en estos momentos como presidente, no es válido para esta sociedad. Es otro perfil el que necesitamos. El presidente que necesita nuestra Comunidad es alguien que gestione adecuadamente esta crisis.

Estamos hablando de empleos, estamos hablando de que nadie se quede atrás. Mire, necesitamos otros perfiles de presidentes de los que tenemos. Y no simplemente, que se levanten por la mañana y digan la primer ocurrencia que tengan.

Estamos viendo una cascada de ERTEs en toda la nación ¿Cómo lo ve?

Ante la parálisis del país es una medida buena, entiéndame, buena en el sentido de que haya el mínimo perjuicio posible para sus trabajadores. Pero evidentemente, cuando sean las condiciones posibles para su actividad. Es una medida buena para mantener las empresas y el empleo en situaciones excepcionales.

Una reflexión...

Es un buen momento para repensar que es lo que queremos que sea nuestra vida, como queremos que sea la sociedad en la que vivimos, como queremos que sea el trabajo, nuestras empresas, nuestro tiempo libre o incluso las relaciones entre nosotros. Veo que es importante replantearnos la educación, es la base de todo. Pero es algo que tendremos que ser conscientes cuando retomemos nuestra vida. Porque es posible que olvidemos lo ocurrido cuando todo esto pase. Y podremos volver a equivocarnos. 

Es una oportunidad de oro, para cambiar el perfil de quién nos lidera. Reflexionemos. Seamos críticos y constructivos.  Seamos positivos. 

«Hay que poner el andamiaje de la nueva arquitectura productiva»
Comentarios