21.06.2021 |
El tiempo

La Asociación de Profesionales de Cantabria crea un vídeo

Movimiento en Red quiere lanzar así el mensaje de que el sector sigue trabajando para que no muera y que «cuanta más red, más danza»

Uno de los fotogramas del vídeo creado por la Asociación cántabra.
Uno de los fotogramas del vídeo creado por la Asociación cántabra.
La Asociación de Profesionales de Cantabria crea un vídeo

Hoy, 29 de abril, se celebra el Día Internacional de la Danza. En Cantabria, al igual que en muchísimos otros puntos del planeta, se celebra este día en casa, sin poder bailar en las calles, las escuelas o los teatros. Por esta razón, Movimiento en Red, la Asociación de Profesionales de la Danza de Cantabria, ha trabajado durante las últimas cuatro semanas en la creación de un vídeo montaje para que la danza y los profesionales del sector puedan unirse virtualmente y visibilizarse durante el estado de confinamiento con el lema de ‘trabajamos para que la danza no se detenga’.

«Dirigir y montar este proyecto audiovisual ha sido una experiencia muy gratificante. Sentir la con- fianza de tantas personas enviando su vídeo me ha hecho ver que somos realmente un equipo. Ha sido todo un reto encajar la música con los movimientos, los encuadres, los textos, etcétera, como si se tratara de un juego de piezas. Al mismo tiempo también ha sido un proceso de trabajo muy bello, ya que cada cuerpo resonaba y se adaptaba de forma distinta a la música; esto me ha hecho ver, una vez más, el poder que tiene la danza. Aún confinados, los sentimientos afloran por nuestros cuerpos», comenta Mari Paula, responsable de la dirección de este proyecto y miembro del equipo de Movimiento en Red.

En la creación han participado 47 profesionales cántabros, no sólo bailarines, coreógrafos, creadores o pedagogos, sino también otros profesionales de otros sectores de la cultura, sin los cuales sería imposible que la danza pudiese existir. Iluminadores, escenógrafos, fotógrafos, diseñadores gráficos, programadores, gestores, mediadores, técnicos de audiovisuales o músicos son solo algunos de las profesiones de las personas que han colaborado y que han prestado su imagen para este documento visual.

«Desde Movimiento en Red siempre hemos creído que no podíamos avanzar solos, sin crear redes con otros profesionales de distintos sectores culturales, con espacios públicos y privados, con instituciones, con medios de comunicación y con el público. La única forma de conseguir que la danza ocupe el lugar que le corresponde en la sociedad es que el número de ‘convertidos’ en todos los ámbitos sea cada vez mayor. Más red, más danza es nuestro eslogan”, explica Marta Romero, responsable de comunicación de la asociación de profesionales.

La idea del vídeo montaje surgió hace más de un mes, en el seno de la asociación, al reflexionar y trabajar con entidades locales o nacionales sobre la situación dramática del sector de la danza en esta crisis del covid-19. Los miembros del equipo de Movimiento en Red pensaron que el Día Inter- nacional de la Danza era un buen momento para dar visibilidad a los profesionales del sector de nuestra región, socios o no de Movimiento en Red, y reivindicar que a pesar de la situación en la que se encuentran, no dejan de trabajar, crear y bailar. «Una especie de alegato a la resistencia y a la cooperación».

Con esa idea en la cabeza comenzó a tejerse una colaboración con Jaime Peña, el diseñador so- noro que ha creado la música, con la que se aporta el elemento de territorio. «He tratado de mantener un concepto e imagen poética que lo vertebre, pero siempre con ventanas abiertas a la mutación en proceso. En este caso, respetando la rítmica y sonoridad del folklore cántabro», explica Peña. «Esta pieza ha sido creada sampleando fragmentos de la canción popular ‘Con monedas y brillantes’, interpretada por la cantante y panderetera Esther Terán. La pieza, además de una indagación en las sonoridades de la canción popular cántabra, es la confirmación de que la música es un espacio continuo capaz de trascender los tópicos habidos en toda idiosincrasia cultural. Más en concreto, podríamos hablar de un común rítmico capaz de entrelazar el pulso de la electrónica con las raíces más arraigadas del folklore. Ha sido un descubrimiento y un auténtico placer escuchar y trabajar con la formidable voz de Esther».

La Asociación de Profesionales de Cantabria crea un vídeo
Comentarios