30.11.2021 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

FOTOGRAFÍA

"Reconocer que somos agua nos puede hacer cuidar un poco más nuestros océanos mares"

"Reconocer que somos agua nos puede hacer cuidar un poco más nuestros océanos mares", dice la Premio Nacional de Fotografía

La amenaza y la esperanza sobre los mares emergen en una exposición de Isabel Muñoz en l'Oceanogràfic

La fotógrafa Isabel Muñoz posa durante la presentación de su exposición ‘Somos Agua’, en la Sala Oval del Oceanogràfic de València
La fotógrafa Isabel Muñoz posa durante la presentación de su exposición ‘Somos Agua’, en la Sala Oval del Oceanogràfic de València
"Reconocer que somos agua nos puede hacer cuidar un poco más nuestros océanos mares"

La fotógrafa Isabel Muñoz, Premio Nacional de Fotografía, hace emerger la amenaza que el calentamiento global y la contaminación suponen para el frágil ecosistema marino, pero también la esperanza de que aún hay tiempo para que puedan regenerarse, en su muestra 'Somos agua', que hasta el próximo mayo se exhibe en el Edificio de Acceso del Oceanogràfic de València.

La dos veces premio World Press Photo y premio PHotoESPAÑA 2021 ha presentado este miércoles este proyecto junto al director del Oceanogràfic, Eduardo Nogués, la comisaria de, Gertrud Gómez, y el periodista Pedro Muelas.

La selección reúne 20 fotografías que te adentran en "el paraíso de poder sumergirte en todos los océanos representados tal y cómo eran antes de que nosotros los estropeáramos". No obstante, también es un mensaje esperanzador de "cómo con un poco de cuidado podría volver a florecer".

La idea inicial de Muñoz era sumergirse en el tanque de las belugas junto a Ai Futaki, apneista japonesa con dos récord Guinness, embajadora de medio ambiente de Japón y la única embajadora del agua, para hablar de las especies en peligro de extinción y "hacer amar a los visitante el mar porque no se puede amar algo que no conoces".

Pero al llegar al acuario, ha rememorado, y ver "la incondicional pasión" que las 400 personas que integran su equipo humano siente por la conservación de los mares transformó el proyecto para integrarlos y hacerlos interactuar con peces, medusas, caballitos de mar, tiburones, y demás especies que pueblan los tanques del acuario que reproducen los ecosistemas de los distintos océanos. "Me ha fascinado descubrir que los peces tienen conciencia y me hace replantearme muchas cosas", confiesa.

Así, los cuidadores y acuaristas Adrián Beltrán, Andrea Spinelli, Carlos Taurà, Davide Costa, Jerónimo Coello, Jonathan Frutos, Marga Ardao, Rubén Barrado y Rubén Mata también se adentraron en las aguas de los arrecifes de coral de Caribe, el cilindro de medusas o la nueva instalación Mares del Norte del Ártico, con la espectacular alga marina de laminaria.

El resultado son diez imágenes de 2x3 metros dispuestas en grandes paneles y otras diez impresas en telas vaporosas, suspendidas del techo del edificio principal, que evocan el bamboleo de las praderas de posidonia.

Muñoz ha explicado que la muestra quiere trasmitir esa pasión ya desde el título porque "somos agua: Venimos del vientre materno, en la creación ya éramos agua y desde que fuimos amebas hemos pasado por los estadios". "Reconocer que somos agua nos puede hacer cuidar un poco más nuestros océanos mares y el agua, un bien tan escaso del que ya carece un 30% de la población", ha apuntado.

PELIGROS PARA LA BIODIVERSIDAD

No obstante, recalca que el futuro de esta biodiversidad peligra por la acción humana que sintetiza en los plásticos que se integran en las instantáneas, esos "plásticos que se tiran al agua y que acaban formando parte del escenario y siendo trampas mortales para los peces porque no pueden distinguirlos". "Un 30% de las muestras de pescado ya contienen plástico", advierte.

Sin embargo, recalca que también hay esperanza para dejar estos singulares ecosistemas a nuestros nietos si se acaban con los vertidos como pudo comprobar en la reserva de la Isla de Tabarca para sumergirse de nuevo con Ai Futaki y fotografiarla junto a las praderas de posidonia.

La exposición, tras su paso en la Casa Mediterráneo de Alicante y la Casa el Museo Lázaro Galdiano (Madrid), dejará València para recalar en el Revela'T de Barcelona "y espero que siga viajando para mostrar esos océanos misteriosos y maravillosa que tenemos".

"Reconocer que somos agua nos puede hacer cuidar un poco más nuestros océanos mares"
Comentarios