29.05.2022 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

Álvaro de la Calle: "Estar en el banquillo me ha curtido como torero"

Álvaro de la Calle durante su actuación este Domingo de Ramos en Las Ventas. EFE
Álvaro de la Calle durante su actuación este Domingo de Ramos en Las Ventas. EFE
Álvaro de la Calle: "Estar en el banquillo me ha curtido como torero"

Seis años han tenido que pasar para que el torero salmantino Álvaro de la Calle tuviera una oportunidad de oro para mostrar su valía y su toreo, en Las Ventas de hace una semana, cuando lidió cinco toros de la "encerrona" de Emilio de Justo, herido muy grave al entrar a matar al primero, y ha demostrado "madurez" y que "estar en el banquillo" le ha curtido.

En una entrevista con Efe, vía telefónica y a minutos de abandonar Madrid una ciudad en la que ha estado subido en una nube desde el pasado domingo, el salmantino, de 47 años, ha reconocido que, tras pisar la plaza de Las Ventas y después de haber resuelto de manera más que honrosa la sustitución de Emilio de Justo, se siente "como si la vida te hubiera cambiado en dos horas".

De ser un sobresaliente, el torero suplente que se anuncia en los festejos de uno o dos espadas y que solo interviene en caso de percance de los diestros titulares, a estar en todos los titulares de las páginas de toros, "del anonimato a estar en boca de todos", del banquillo a salir con muchos minutos por delante y demostrar que atesora torería.

A sus 47 años, lleva 23 después de haber tomado la alternativa con solo 27 corridas en toda su vida, la última un 19 de junio de 2016 en Muro (Baleares), donde hizo el paseíllo con Morenito de Aranda y Paco Ureña y acabó con tres orejas, aunque un año después, y a través de la Unión de Toreros, tuvo que denunciar al empresario por impago de sus honorarios.

Desde aquel año, no había vuelto a saltar a un ruedo, a excepción del pasado mes de marzo, cuando Antonio Ferrera le permitió que diera tres tandas por el pitón derecho y matara un victorino en la plaza de Olivenza (Badajoz), en una encerrona de Ferrera con seis toros de Victorino Martín.

"El domingo me di cuenta de que lo que el toro te da y te quita. Y que en diez minutos te puede cambiar la vida", ha asegurado Álvaro de la Calle, todavía eufórico, aunque realista, emocionado y soñador tras encerrarse con cinco toros en la plaza de Las Ventas.

Cuando ya han pasado varios días desde que acudiera a la plaza madrileña como sobresaliente de Emilio de Justo, que resultó herido grave al entrar a matar al primero, el diestro salmantino ha reconocido que esa tarde "quedará en los anales de la historia, de los aficionados", un hecho del que "es ahora" cuando se da cuenta de lo que ha realizado.

De la Calle ha evocado el momento en el que se da cuenta de que Emilio de Justo resulta herido y que tiene que salir a cubrir su baja, un momento en el que se le viene a la cabeza los años que lleva preparándose para ello, para cubrir con decoro la baja del titular.

"Fui consciente de que era mi gran oportunidad, de que llevaba años preparándome para ello, entrenándome para ese momento. Me dije que estaba preparado y cuando vi el ambiente, la plaza llena pensé que quería demostrar mis cualidades artísticas", ha agregado.

A pesar de las llamadas que está teniendo estos días, de empresarios que han sondeado la posibilidad de contratarlo como primera espada, es consciente de que sus "orígenes" y de que tiene que ser humilde y realista, porque, como ha señalado, "el banquillo me ha curtido como torero".

Ahora sueña con que torear cinco toros en Las Ventas sea "el trampolín para poder lidiar este año", para "demostrar la valía y salir del ostracismo", y ha reconocido que "sería justo volver a Madrid", eso sí, como primera espada, dando el salto de sobresaliente a titular, porque a sus 47 años sigue pensando que lo vivido el domingo "ha sido un pasito más" en su carrera. EFE

1010946

jsc/jam/ram

Álvaro de la Calle: "Estar en el banquillo me ha curtido como torero"
Comentarios