01.12.2021 |
El tiempo

Exdirectora IVAM se siente "muy orgullosa" de su gestión y cree "muy ventajosa" la compra de obras de Rueda

La exdirectora del museo: "Siento muchísimo el deterioro de Gerardo Rueda. No se merece lo que está pasando aquí en su nombre"
Exdirectora IVAM se siente "muy orgullosa" de su gestión y cree "muy ventajosa" la compra de obras de Rueda

La exdirectora del museo: "Siento muchísimo el deterioro de Gerardo Rueda. No se merece lo que está pasando aquí en su nombre"

VALÈNCIA, 2 (EUROPA PRESS)

La exdirectora del Institut Valencià d'Art Modern (IVAM) Consuelo Ciscar se siente "muy orgullosa" de su gestión al frente del centro cultural y ha negado algún tipo de fraude con la adquisición de reproducciones de obras del escultor fallecido Gerardo Rueda: "Fue una operación muy ventajosa".

Ciscar se ha sentado este martes en el banquillo de los acusados en la Audiencia de Valencia junto al ex director económico administrativo del museo Juan Carlos Lledó, y el hijo y heredero del artista, José Luis Rueda, por la pieza 2 del caso IVAM.

La pieza principal del procedimiento, centrada en presuntas irregularidades de Ciscar para promocionar la carrera artística de su hijo, Rafael Blasco, conocido como 'Rablaci', acabó en septiembre con una conformidad: Ciscar reconoció que malversó y aceptó la pena de un año y medio de cárcel --frente a los 12 que le pedían--. Por tanto, ya le constan antecedentes penales.

En la pieza de Rueda, la Fiscalía reclama provisionalmente para Ciscar la pena de seis años de prisión y multa de 144.000 euros por un delito continuado de prevaricación administrativa, de falsedad en documento oficial cometido por funcionario público y malversación de caudales públicos en su modalidad agravada. Para Lledó pide cinco años y seis meses de cárcel y multa de 63.000 euros; y para Rueda, cinco años por un delito continuado de malversación. Además, solicita una indemnización para el IVAM de 3.456.876 euros.

La trama gira en torno a un presunto fraude perpetrado por la entonces cúpula directiva del IVAM --dirigido entonces por Ciscar, mujer del exconseller de Solidaridad con el PP, Rafael Blasco, condenado por el caso Cooperación-- mediante la compra, con cargo a los fondos públicos, de 58 reproducciones de obras de Gerardo Rueda.

En su turno de palabra, Consuelo Ciscar, quien tan solo ha querido responder a las preguntas formuladas por su letrado, ha comenzado su testimonio asegurando que se siente "muy orgullosa" de su gestión al frente del IVAM y de su equipo. También está "orgullosa", ha agregado, de haber aumentado el patrimonio de los valencianos con las donaciones al instituto cultural. "Entre donaciones y patrocinios alcanzamos cerca de 100 millones de euros", ha aseverado.

Ciscar, que ocupó el cargo de responsable del IVAM desde 2004 a 2014, ha indicado que conoció a Gerardo Rueda "con mucha anterioridad" a su paso por el IVAM y ha explicado que mantenían una relación "cordial y artística" como "con cualquier otro artista de esa índole". "No había una relación personal", ha aclarado.

La exdirectora, que se ha disculpado en alguna ocasión por si "flaquea" la memoria al tener 76 años y haber pasado "muchos años" desde que ocurrieran los hechos, ha asegurado que conocía la obra de Rueda: "No soy experta en su obra pero sí la conocí en profundidad porque es uno de los exponentes más importantes del arte abstracto", ha apostillado.

"Rueda --ha añadido-- es un artista importantísimo y en el IVAM había un referente, que era Julio González, y teníamos intención de que Rueda fuera otro de los referentes. De ahí la intención de la compra-donación de su obra", ha expuesto.

"AUTÉNTICAS, LEGALES Y VÁLIDAS"

Ciscar ha insistido en que las reproducciones de la obra de Rueda eran "auténticas, legales y válidas" y ha asegurado que "claro" que tenía constancia de que parte de las obras vendidas o donadas eran póstumas. "Tenía yo constancia y todos los que estaban en ese momento dentro de los departamentos que gestionaban esa situación. Sabíamos perfectamente que eran obras póstumas", ha reiterado.

Además, ha dicho que tenían constancia de que las obras se iban a fundir: "Sabía todas las condiciones", ha aseverado, al tiempo que ha detallado que el acuerdo de la fundición se hizo vía contrato con el IVAM, que fue quien asumió las costes: "No vi que fuera un inconveniente", ha aseverado. "Creo que esto era muy ventajoso. Las donaciones superaban en precio a lo que se adquiría y fue una operación muy ventajosa para el IVAM. Era una operación increíble porque queríamos que fuera referente Gerardo Rueda", ha repetido.

Sobre los contratos de adquisición de la obra, Ciscar ha asegurado que ella no los elaboró puesto que se redactaron desde la gestión administrativa: "Es un contrato como otros miles que se han hecho en el IVAM, siguiendo los mismos parámetros y hecho por los profesionales que estaban allí. Yo confiaba en ellos y se hizo con todas las garantías que marca la ley", ha defendido.

También ha asegurado que con el objeto de decidir sobre las adquisiciones de obra para el IVAM había una comisión de adquisición de obras de arte: "Ellos estaban enterados de todo y tenían toda la documentación", ha dicho. Y ha aclarado que "nunca" hubo ninguna objeción a la fiscalización.

Durante su intervención, la exdirectora también ha asegurado que siente "muchísimo" el perjuicio de Gerardo Rueda con esta causa: "Siento muchísimo el deterioro de este gran artista, lo siento en el corazón porque no se merece lo que está pasando aquí en su nombre. José Luis Rueda fue un ejemplo cuando se hizo la donación. No la condicionó, solo pidió contraprestaciones pero no condicionadas. Fue una operación muy ventajosa para el IVAM", ha reiterado. Ha concluido su testimonio pidiendo disculpas al tribunal: "Lo siento porque estoy un poquito mayor".

CUESTIONES PREVIAS

En las cuestiones previas, la Fiscalía ha requerido un informe pericial para saber el valor de dos obras originales de Rueda que están en el IVAM y determinar el sobrecoste; mientras que el letrado de Ciscar, por su parte, ha hablado de "parcialidad" de la jueza instructora y de nulidad de diligencias. Sobre este último punto, ha cuestionado la recogida por parte de la UDEF de determinados documentos informáticos. Ha aludido a alteración de la cadena de custodia y a una copia "clonada" con una selección de la información a criterio del informático del centro cultural.

El ministerio público se ha opuesto a la nulidad del volcado de piezas informáticas en servidores del IVAM al estimar que la prueba estaba autorizada en un auto y que no hubo infracción del ordenamiento jurídico; no ve infracción en la cadena de custodia ni tampoco investigación prospectiva o infracción de la norma. El tribunal ha admitido las pruebas propuestas --testificales y documentales-- y resolverá en sentencia la petición de nulidades.

Exdirectora IVAM se siente "muy orgullosa" de su gestión y cree "muy ventajosa" la compra de obras de Rueda
Comentarios