14.06.2021 |
El tiempo

El PP exige dimisiones por no "vacunar a quien realmente lo necesitara"

El diputado César Pascual en el Parlamento de Cantabria. / ALERTA
El diputado César Pascual en el Parlamento de Cantabria. / ALERTA
El PP exige dimisiones por no "vacunar a quien realmente lo necesitara"

El PP ha exigido la dimisión inmediata del consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez (PSOE), y de la gerente de Atención Primaria del Servicio Cántabro de Salud (SCS), Alicia Gómez, por "mentir para tapar" los hechos ocurridos en torno a la vacunación de la madre de la directora médica de este servicio, Beatriz Josa, "a sabiendas" de su gravedad, y porque con lo sucedido se demuestra "que no existe plan de vacunación".

Así lo ha indicado el diputado del PP y portavoz en materia sanitaria en la Cámara regional, César Pascual, quien ha dado a conocer a los medios de comunicación las preguntas presentadas por su grupo parlamentario para que el consejero explique en el pleno "la verdad de lo sucedido".

Pascual ha reclamado que "se depuren las responsabilidades políticas que el caso presenta, tanto por los hechos que han generado la polémica, como por faltar a la verdad".

Además, ha solicitado las comparecencias en la comisión de Sanidad de la gerente y de la directora médica de Atención Primaria, Beatriz Josa, para informar "detalladamente" sobre los hechos sucedidos, pues considera que la Consejería de Sanidad "es una mina de irregularidades y actuaciones que demuestran la incompetencia, la falta de gestión y la irresponsabilidad".

El diputado del PP ha criticado que el martes se afirmase que el 8 de enero se habían dado instrucciones a los centros de salud para que las dosis sobrantes se administrasen siguiendo el protocolo, cuando ayer, miércoles, Gómez reconoció que el 12 de enero, día en el que ocurrieron los hechos, a los centros "no se les había dado instrucciones específicas".

"Es intolerable, porque además queda claro que no hay listado de personas de reserva para la vacuna en caso de que sobren dosis y la propia gerente reconocía ayer mismo que ahora sí tenían una comunicación interna que les iba a dar esas instrucciones específicas", ha dicho.

Asimismo, ha señalado que, aunque sobrasen dosis y no hubiera instrucciones al respecto, el protocolo "marca exactamente lo que hay que hacer", y ha opinado que tras las residencias y sanitarios, los médicos y enfermeros "no tienen ningún problema en encontrar un paciente susceptible de recibir la vacunación".

A su juicio, hubiera resultado "muy fácil" con solo dos dosis sobrantes que tenían "vacunar a quien realmente lo necesitara".

"Si ya sabían que les iban a sobrar las dosis podían tenerlo previsto y no trasladar a los profesionales esa responsabilidad", ha apuntado Pascual, quien ha remarcado que en la Consejería de Sanidad "son profesionales de quitarse la responsabilidad de en medio".

Este diputado ha subrayado que no existe ningún plan que desarrolle la estrategia nacional de vacunación y ha matizado que, si hubiese planificación, "hechos como este no hubieran podido ocurrir".

En su opinión, estos hechos "tan graves" requieren una aclaración de las "inverosímiles explicaciones que se han venido dando hasta ahora", y ha añadido que "existe justificación más que suficiente para exigir responsabilidades políticas y el cese de la gerente de Atención Primaria".

También ha dicho que Rodríguez "ha mentido para ocultar estas irregularidades" y, aunque ha defendido que "la prioridad es no perder ninguna dosis", ha calificado el hecho de "lamentable e inadmisible".

"Si el consejero respondió a los medios de comunicación que la directora no vacunó a su madre sino que fue un centro de salud quien vacuno a una señora, faltó a la verdad", ha asegurado el diputado popular, quien ha agregado que el propio centro de salud "ha salido a desmentirle" porque "no llamó a ningún usuario y no sobró ninguna dosis".

Pascual, que ha apuntado que las dosis se estaban administrando en el centro de coordinación del 061 a sus profesionales, ha aclarado que este centro "atiende urgencias, no vacunas" y ha afirmado que Rodríguez "sabe esto".

Por ello, ha remarcado que desde el centro no pudieron llamar a la madre de Josa, que además "no estaba adscrita" allí.

Así, ha reiterado que el consejero "está tapando hechos mintiendo" y ha manifestado que "si tuviera un mínimo de dignidad, ya hubiera presentado su dimisión por la cadena de acontecimientos que día a día le ponen en evidencia".

"El descontrol es absoluto y no hay nadie competente al volante", ha concluido. 

Vox pide la dimisión de la cúpula de Sanidad. El portavoz de Vox en el Parlamento de Cantabria, Cristóbal Palacio, ha pedido la dimisión de la cúpula de la Consejería de Sanidad por la vacunación contra el coronavirus a familiares de miembros del Servicio Cántabro de Salud (SCS) cuando no les correspondía. Concretamente, considera que deben dimitir el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, y la gerente de Atención Primaria, Alicia Gómez.

Palacio ha hecho este jueves esta petición después de que ayer se hiciese público que la madre de 87 años de la directora médica de Atención Primaria, Beatriz Josa, fue vacunada el pasado 12 de enero en el centro de salud de Nueva Montaña después de que, tras vacunar al personal del 061, sobraran dos dosis y supuestamente, según la gerente de Atención Primaria, Alicia Gómez, no se encontrara a nadie a quien administrárselas.

El portavoz de Vox ha reprobado la actuación de Josa, que propuso a su madre para ser vacunada con una de estas dosis sobrante, poniendo a ésta "por delante de su deber ético como funcionaria", si bien entiende que su responsabilidad ha quedado "saldada" con su dimisión.

Pero entiende que también hay "una responsabilidad política gravísima y personal" del consejero y de la gerente de Atención Primaria, Alicia Gómez, que es "tan grande que solo se puede saldar con su dimisión, en línea a los ceses de altos cargos que se están produciendo en toda España".

Palacio ha acusado a ambos de "mentir pública y reiteradamente a la población respecto del uso de las vacunas y la difamación del personal médico".

En este sentido, ha censurado que, para intentar defender a la directora médica, "y quizá a otros altos cargos, han mentido públicamente y han pretendido la mala praxis del centro de salud" cuando, a su juicio, es "radicalmente falso".

Y es que Palacio ha desmentido que el personal del centro de salud de Nueva Montaña haya participado en la vacunación de la madre de Josa. "El consejero ha mentido públicamente, intentando difamar al personal del centro de salud de Nueva Montaña con el objetivo de proteger a su grupo de altos cargos", ha sentenciado.

Palacio ha sostenido que "lo que realmente ha ocurrido es que han sido vacunadas junto al resto del personal del 061, dos personas ajenas al servicio, y que fueron llamadas específicamente para ello, no porque sobrasen vacunas".

Además, después de que se conozca que una de las dosis se administró a la madre de Josa, quiere conocer la identidad de la otra persona que fue vacunada con la otra sobrante.

DENUNCIA MÚLTIPLES "INCUMPLIMIENTOS" DEL PROTOCOLO DE VACUNACIÓN

Para el grupo parlamentario Vox, lo ocurrido es el "último episodio de una lista de incumplimientos del protocolo de vacunación".

"En Cantabria tenemos multitud de casos", ha dicho Palacio, que se ha referido a las polémicas surgidas en centros de salud de la región, entre ellos Laredo, Santoña y Ampuero, donde, según ha dicho, "se tuvo que salir a la calle en busca de personas a las que vacunar para no tirar dosis a la basura y resultó que los que paseaban por la calle eran, curiosamente, la familia de los responsables".

Además, ha recordado que se hado "prelación" a los presos de la prisión del Dueso, cuando --sostiene-- "no están en riesgo".

También ha considerado un "escándalo" que, según ha dicho, en Valdecilla se haya vacunado a personal que no estaba en primera línea, como administrativos, personal de cocina o de limpieza.

Además, considera "probable", "vistos los antecedentes", que haya altos cargos del Gobierno regional que hayan sido vacunados.

PIDE RECUPERAR LA COMISIÓN COVID

Vox ha pedido al Gobierno regional (PRC-PSOE) que "empiece a hacer bien las cosas y evite que la vacunación acabe convirtiéndose en un privilegio de los altos cargos".

Para ello, ha reclamado que se haga público un protocolo con los grupos de vacunación perfectamente detallados "que no lleve a equívocos" y que se establezca un régimen sancionador y de responsabilidad de aquellos responsables de la Administración que incumplan dicho protocolo.

Además, solicite que se publique un listado de personas (solo con iniciales) que hayan sido vacunadas sin estar dentro del grupo prioritario junto a los motivos que justifican dicha vacunación.

Además, ha demandado la recuperación la Comisión Covid del Parlamento de Cantabria y que ésta se reúna semanalmente.

El PP exige dimisiones por no "vacunar a quien realmente lo necesitara"
Comentarios