08.08.2022 |
El tiempo

Otra joven joven denuncia en Palencia un "pinchazo" sufrido en los conciertos de Santander

úblico asistente a los conciertos que se han celebrado en Santander en la campa de la Magdalena, donde ocurrieron los ‘pinchazos’.
úblico asistente a los conciertos que se han celebrado en Santander en la campa de la Magdalena, donde ocurrieron los ‘pinchazos’.
Otra joven joven denuncia en Palencia un "pinchazo" sufrido en los conciertos de Santander

 Una joven de 31 años ha denunciado en Palencia este martes que sufrió un "pinchazo" -supuesta sumisión química- durante un concierto en Santander el pasado 31 de julio, han informado a Efe fuentes de la investigación.

La joven notó quemazón en una pierna mientras bailaba -tiene moratón- y no recuerda nada porque perdió el conocimiento.

La afectada fue conducida al Hospital de Valdecilla con diagnóstico de "intoxicación con leve mareo" y el atestado será remitido a Santander.

Sanidad no ha detectado tóxicos por pinchazos​. Raúl Pesquera, ha reconocido este miércoles que no se ha detectado "ningún problema serio de drogas" en los pacientes que acudieron con un supuesto pinchazo al Hospital de Valdecilla, pero ha afirmado que se seguirá "monitorizando" a esas personas.

En declaraciones a los periodistas tras acudir a un acto para homenajear a los grandes donantes de sangre de Cantabria, Pesquera ha explicado que si alguien recibe un pinchazo, tiene que tener un control porque "quizá no ha tenido una sumisión química, pero le pueden haber pasado otro tipo de problema".

"Es una persona que ha sufrido una agresión como otro tipo de agresiones y tenemos que monitorizar", ha insistido el consejero, quien a la pregunta de si se han visualizado esos pinchazos, ha respondido que es "como al que le ponen una inyección, de las mismas características".

El gerente del Servicio Cántabro de Salud, Rafael Sotoca, ya confirmó ayer, martes, que se iba a realizar un seguimiento a las nueve personas que acudieron al Hospital de Valdecilla tras denunciar que habían sufrido un pinchazo mientras asistían al festival de Reggaeton que se celebró el domingo en Santander. 

Qué es la sumisión química y qué hacer si te pinchan en una discoteca. El uso de sustancias químicas para aturdir a una víctima potencial de abusos no es, por desgracia, algo nuevo. El método habitual seguido por los perpetradores de esta conducta criminal ha venido siendo introducir algún tipo de aturdidor en la bebida, desde la famosa burundanga a cualquier líquido que pueda provocar una afectación a la consciencia o capacidad de la persona (en su inmensa mayoría, mujeres jóvenes en lugares de ocio) para resistir cualquier tipo de asalto. Sin embargo, en las últimas semanas se ha detectado una variante de estos hechos, que consiste en inocular esas sustancias a las víctimas por un pinchazo.

Las afectadas por esos episodios de sumisión química no tardan en notar mareos y malestares tras el pinchazo, que pueden acabar en pérdida de la consciencia. Además, cuando vuelven en sí suelen tener lagunas de memoria de varias horas, y no recordar por tanto qué pasó tras el pinchazo. Aunque los centros de diversión afirman haber aumentado las medidas de seguridad, incluyendo los tapavasos para evitar los intentos de meter algo en las bebidas, es un problema complicado de identificar con rapidez y eficacia. Por ello es fundamental que las personas afectadas tomen una serie de medidas de precaución y adopten ciertas pautas de comportamiento después de recibir el pinchazo, para que el problema no vaya a mayores.

Otra joven joven denuncia en Palencia un "pinchazo" sufrido en los conciertos de Santander
Comentarios