24.01.2021 |
El tiempo
domingo. 24.01.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Navas reconoce la mala relación con el consejero de Sanidad

Paloma Navas durante una rueda de prensa. / ARCHIVO / ALERTA
Paloma Navas durante una rueda de prensa. / ARCHIVO / ALERTA
Navas reconoce la mala relación con el consejero de Sanidad
La directora general de Salud Pública, Paloma Navas, reconoce "desgaste" en su relación con el consejero Miguel Rodríguez, que achaca a una pandemia que ha colocado a los equipos en "niveles de guerra", y asegura que su salida fue "pactada" en diciembre, antes de que llegara la vacuna contra la covid.

En una entrevista en la Cadena SER en Cantabria recogida por EFE, Paloma Navas precisa que ella no ha formado parte del comité logístico creado para planificar la llegada y aplicación de la vacuna, porque es una responsabilidad "directa" de los servicios de salud.

También subraya que la decisión de que los alumnos se quedaran en las aulas en la semana del 2 al 6 de noviembre, que el calendario escolar fijaba como no lectiva, no fue una medida propuesta por Salud Pública en el informe remitido al Gobierno, aunque sí reconoce que una vez que el Ejecutivo lo decidió, los técnicos de su departamento informaron "favorablemente". "Luego sabemos el desenlace de esa decisión", ha añadido Navas en referencia, aunque sí citarlo, a la resolución judicial que obligó a mantener esa semana no lectiva.

Unas dos horas después de que el Gobierno cántabro haya aprobado este jueves su destitución, propuesta por Miguel Rodríguez, su hasta ahora número 2 afirma que se va "muy satisfecha y orgullosa" porque "ha aprendido mucho" y confía en que el sistema de control epidemiológico que ha puesto en marcha con su equipo para paliar los efectos de la covid "sea capaz de contener la tercera ola".

Paloma Navas insiste en que a mediados de diciembre se comenzó a trabajar en su salida de la Consejería para que estuviera "bien planificada, pero reitera que no ha sido por la planificación para la aplicación de la vacuna contra la covid, porque ella no ha formado parte del comité que se ha ocupado de ello.

Ha reconocido que ante los relevos, "es algo bastante frecuente" buscar explicaciones, pero rechaza que haya sido por la gestión de la vacuna, porque "la responsabilidad directa de la aplicación reside en los sistemas de salud, en los servicios sanitarios".

Ella, según insiste, ha estado centrada en preparar el sistema de control epidemiológico de la pandemia para anticiparse a la tercera ola, algo en lo que ha asegurado que ha estado trabajando con su equipo, "con mucha energía y con mucha intensidad para reforzar la vigilancia y los rastreos", que ha recordado que son "referencia a nivel nacional".

Paloma Navas reconoce "diferencias de criterio", "desacuerdos totalmente naturales", "tensión y desgaste importante" y "una erosión en los equipos importante", pero también ha querido poner de relieve que se ha tenido que hacer frente a la pandemia "más grave de los últimos 100 años" y que los equipos sanitarios han debido hacer frente a unos niveles de trabajo casi "de guerra".

Sin embargo, la hasta ahora directora general de Salud Pública, quien será sustituida en el cargo por el epidemiólogo Reinhard Wallmann, ha afirmado que deja ese departamento con un sistema de contención de la covid-19 "muy fuerte", que sitúa a Cantabria como la única comunidad en rastrear 7 días atrás y con sistemas de vigilancia en ámbitos como la educación, el deporte o el sociosanitario.

"Me voy satisfecha, con la tranquilidad y la alegría del trabajo bien hecho y del deber cumplido", ha señalado Navas, que también asegura que hace autocrítica, porque es una persona "con mucho sentido de la responsabilidad" y repasa siempre lo que ha hecho para "tratar de ser mejor constantemente". 

Navas reconoce la mala relación con el consejero de Sanidad
Comentarios