06.07.2022 |
El tiempo

Los médicos de urgencias cántabros salen a la calle tras superarse en Valdecilla los 350 pacientes diarios

"Durante la pandemia hemos pasado momentos muy duros, física y emocionalmente, ya que no sabías muy bien lo que iba a pasar en algunos momentos de cambiaban de protocolos y de áreas de trabajo varias veces por semana", ha lamentado el presidente de SEMES.

Profesionales del Hospital de Valdecilla se concentran para reclamar una especialidad en Urgencias.
Profesionales del Hospital de Valdecilla se concentran para reclamar una especialidad en Urgencias.
Los médicos de urgencias cántabros salen a la calle tras superarse en Valdecilla los 350 pacientes diarios

Médicos de Urgencias y Emergencias de Cantabria, al igual que del resto del país, se han concentrado este viernes frente a estos servicios para seguir reclamando al Gobierno que implante esta especialidad con motivo del Día Internacional de Urgencias y Emergencias.

El presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) y facultativo especialista del servicio de Urgencias de Valdecilla, Luis Prieto, ha asistido a la concentración llevada a cabo en este hospital santanderino, junto a varios profesionales.

Prieto ha reivindicado su área de trabajo y ha recordado que la especialidad de Urgencias ya está reconocida en otros países europeos, con una formación estructurada de cinco años, "pero en España siguen negándonoslo", ha lamentado.

El presidente del SEMES ha hecho hincapié en que el responsable de esta situación y de la orden ministerial correspondiente es "el Ministerio de Sanidad y el Gobierno de España", a los que ha pedido de nuevo un Real Decreto de especialidades para hacerlo posible.

Sin embargo, ha admitido que desde el Gobierno0 "consideran que ya hay médicos que se forman de manera suficiente, y no es así", ha asegurado Prieto, quien ha afirmado que la formación de los médicos de Urgencias se realiza mediante cursos de todo tipo que les "cuestan tiempo y dinero".

En este sentido, ha indicado que las "presiones" también influyen en esta decisión: "hay que tener en cuenta las presiones de diversas sociedades científicas de este país, que les parece que pueden perder cuota de poder, que parte de sus socios pueden no encontrar trabajo en los servicios de Urgencias, es una salida que tenían hasta ahora".

Además, ha hecho hincapié en que los médicos no piden "nada raro, ni inventarse nada", ya que el sistema de formación "ya está hecho" y sería cuestión de "adaptarlo más o menos porque la sociedad europea lo tiene ya".

Así, ha destacado que la especialidad debería poder funcionar como cualquier otra, vía MIR, y que un médico que termine la carrera que quiera trabajar en Urgencias "pueda hacerlo como en el resto" de especialidades.

Respecto al desarrollo de su trabajo durante y tras la pandemia, Prieto ha destacado que siguen "atendiendo presencialmente las veinticuatro horas del día, los siete días a la semana, 365 días al año".

"Durante la pandemia hemos pasado momentos muy duros, física y emocionalmente, ya que no sabías muy bien lo que iba a pasar en algunos momentos de cambiaban de protocolos y de áreas de trabajo varias veces por semana", ha lamentado el presidente de SEMES.

Además, ha detallado que en marzo, abril y mayo, han atendido a unas 1.000 personas más al mes, una cantidad que se suma a los "7.400 o 7.800 que se han atendido en mayo hasta el día 24". "Entre 350 y 360 al día", ha matizado Prieto.

Preguntado por la falta de personal en el Hospital, ha indicado que la fuga de médicos "también ha afectado", y ha subrayado que está habiendo muchas bajas que no pueden cubrir.

Durante la concentración, se ha leído un manifiesto con motivo del Día Internacional de Urgencias y Emergencias.

Los médicos de urgencias cántabros salen a la calle tras superarse en Valdecilla los 350 pacientes diarios
Comentarios