27.01.2023 |
El tiempo

TEMPORAL CANTABRIA

Comienza las nevadas en las cumbres cántabras

Comienza las nevadas en las cumbres cántabras

La llegada de una masa de origen ártico a la Península provocará este miércoles un descenso de la cota de nieve, que llegará a estar por debajo de los 500 metros en el norte peninsular, en una jornada que seguirá marcada por las fuertes rachas de viento, el oleaje y las tormentas, tanto en forma de agua como de nieve, una situación que se prolongará inicialmente hasta el viernes.

Según informa la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en un aviso especial emitido por fenómenos adversos, la interacción del potente anticiclón atlántico centrado al oeste de Azores junto con la profundización de varias borrascas al norte de la Península, entre las que se encuentra 'Fien', ha dado lugar a un flujo atlántico muy intenso del noroeste, húmedo y frío.

La nieve llega este martes a 300 metros de altitud al final del día

La Agencia Estatal de Meteorología prevé para este martes en Cantabria nieve que puede llegar a los 300 metros de altitud al final del día.

Habrá precipitaciones generalizadas, localmente persistentes en el litoral, donde también podrían ser fuertes e ir acompañadas de tormenta, remitiendo por el sur por la tarde o la noche.

Las temperaturas mínimas bajarán, también cuando acabe este martes, y las máximas cambiarán ligeramente.

Habrá heladas débiles en la Cordillera y en los valles del sur y el viento soplará del oeste y del noroeste, con intervalos fuertes y rachas muy fuertes.

La nieve cierra al tráfico el puerto de La Sía

La nieve caída en las últimas horas en Cantabria ha cerrado al tráfico la carretera autonómica CA-665 que transcurre de La Gándara al puerto de La Sía desde kilómetro 4 al 8,5, según datos de la web Carreteras de Cantabria consultados por Europa Press.

Además continúan cerrados el puerto de Lunada (del punto kilométrico 8 al 14 de la CA-643 desde San Roque de Riomiera) y tramos de la CA-501 de Liendo a Limpias (km 0,2), la CA-267 de Solórzano a Bádames (km 9,4), la CA-423 del Fuente del Francés a Villaverde de Pontones (km 2,2), la CA-700 de Riocorvo al Apeadero de Viérnoles (km 0,6).

Asimismo, hay que tener precaución en la CA-183 de Reinosa a Brañavieja (km 18-24) y CA-300 de Santa Cruz de Bezana a Soto de La Marina (km 0,1).

La nieve obliga a cadenas en la N-621, a su paso por Vega de Liébana y el tramo está cerrado a camiones y buses

La nieve obliga a circular con cadenas en la N-621, a su paso por Vega de Liébana, y en este momento no se permite el tráfico de camiones y autobuses en ese tramo, en ambos sentidos.

Por ahora, es la única carretera nacional afectada por la nieve en Cantabria, al igual que tampoco lo está ninguna autovía de la comunidad. Sin embargo, hay varias carreteras autonómicas con restricciones.

Así, por ejemplo, según la información de la Dirección General de Tráfico actualizada hasta las 13.00 horas, está cortada la CA-643, entre los kilómetros 8 y 13,9 en ambos sentidos, a la altura de San Roque de Riomiera, concretamente en el puerto de Lunada.

Además, se precisa el uso de cadenas entre los kilómetros 15 y 24 de la CA-183, a su paso por la Hermandad de Campoo de Suso.

Por otra parte, la web Carreteras de Cantabria, dependiente del Gobierno regional también informa del corte de un punto de la CA-501 Liendo-Limpias (el kilómetro 0,2); el punto kilómetrico 9,4 de la CA-267 Solórzano-Bádames; el 2,2 de la CA-423 Fuente del Francés-Villaverde de Pontones, y el 0,6 de la CA-700 Riocorvo-Apeadero de Viérnoles.

Por su parte, la Delegación del Gobierno en Cantabria, en coordinación con la Jefatura Provincial de Tráfico, el Sector de Tráfico de la Guardia Civil y la Demarcación de Carreteras del Estado, ha recomendado evitar desplazamientos innecesarios ante la previsión de intensas nevadas en la comunidad autónoma y, en caso de que se precise,
planificar el recorrido y consultar el estado de las carreteras en la web de la Dirección General de Tráfico (DGT) en caso de tener que desplazarse.

Ante los avisos activados por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) por nieve y la incidencia que puedan tener en el tráfico por carretera, la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones, ha indicado que es recomendable consultar el estado de las carreteras, informarse de las posibles precipitaciones y nevadas que se puedan producir por la zona por la que se va a transitar y disponer de los neumáticos de invierno o de cadenas.

"Quiero pedir a los ciudadanos que, ante las nevadas previstas a partir de este martes, consulten las predicciones meteorológicas y el estado de las carreteras cuando vayan a realizar cualquier desplazamiento que sea necesario", ha señalado Quiñones.

Además, la delegada del Gobierno ha trasladado a los cántabros "un mensaje de confianza y tranquilidad" porque, según ha dicho, los servicios del Estado "están preparados desde hace días para responder a todas las inclemencias y a la situación de temporal".

En Cantabria, la AEMET ha activado para este martes el aviso naranja por nevadas en la comarca de Liébana, donde se puede acumular hasta 20
centímetros a partir de 1.000 metros, y el aviso amarillo en el centro regional y el Valle de Villaverde, por acumulaciones de cuatro centímetros desde los 800 metros.

Además de los avisos por nieve, también están activos en la comunidad
autónoma el aviso naranja por fenómenos costeros en el litoral, con olas de hasta ocho metros; aviso naranja por viento también en el litoral, donde las rachas pueden alcanzar los 110 kilómetros por hora, y aviso amarillo por viento en Liébana y Cantabria del Ebro, con rachas de hasta 80 km/h.

Igualmente se mantienen en vigor avisos amarillos por lluvia, con
acumulaciones de 40 litros/m2 cada 12 horas, en el litoral de Cantabria, la comarca de Liébana y el centro regional y el Valle de Villaverde.

Para la jornada del miércoles, 18 de enero, continuarán activos los avisos naranjas por nieve en Liébana, el centro regional y el Valle de Villaverde, situándose la cota en 500 metros, y por fenómenos costeros en el litoral, y para el jueves, día 19, el aviso naranja por nieve en el centro y el Valle de Villaverde, así como el amarillo en Liébana.

En el caso de que los desplazamientos transcurran por las zonas con aviso naranja o amarillo por nevadas, Tráfico avisa de que las condiciones del viaje pueden verse afectadas por posibles actuaciones en la vía para garantizar la fluidez y la seguridad vial.

Así, podrán establecerse restricciones a la circulación de vehículos pesados, restricciones a la circulación a otros vehículos que no cuenten con neumáticos de invierno o cadenas, limitar la velocidad de circulación y prohibir adelantamientos, cortes totales preventivos y/o seguimiento obligatorio de desvíos alternativos.

En este punto, se recuerda que en la autovía A-67, al contar con sucesivos túneles, la Dirección General de Tráfico establece por protocolo que no se permite el paso a vehículos con cadenas, sino únicamente a los que porten neumáticos de invierno.

CÓDIGO DE COLORES SEGÚN NIVEL DE AFECCIÓN

Para quienes tengan que circular a pesar de la situación meteorológica prevista por la AEMET, es imprescindible conducir con precaución adoptando medidas como aumentar la distancia de seguridad, reducir la velocidad, utilizar marchas largas o evitar maniobras bruscas.

Asimismo, es importante conocer los colores con los que se informa del nivel de afección de la nieve a las carreteras y las condiciones de circulación que esos colores establecen.

Así, el color verde indica que ya ha comenzado a nevar y se recomienda precaución, circulando a 100 kilómetros por hora en autovía y a 80 en el resto de vías, y los camiones solo pueden circular por el carril derecho y tiene prohibido hacer adelantamientos.

El amarillo indica que la vía empieza a estar parcialmente cubierta de nieve y se prohíbe el paso a camiones y vehículos articulados, y los turismos y autobuses tienen que circular a 60 kilómetros por hora.

Cuando se establece el color rojo es porque la carretera ya está cubierta de nieve, se prohíbe circular a camiones, autobuses y vehículos pesados y los coches tienen que ir con cadenas o neumáticos de invierno y a 30 km/h.

En este caso, en Cantabria, se da la particularidad de que, en esta situación por la A-67 solo pueden pasar los coches con neumáticos de invierno debido a la sucesión de túneles.

El color negro se decreta cuando la carretera queda cubierta por mucho espesor de nieve y, por tanto, la vía se cierra al tráfico.

Comienza las nevadas en las cumbres cántabras
Comentarios