07.05.2021 |
El tiempo
viernes. 07.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

AUGC denuncia la «persecución» a sus representantes en Cantabria

Tras la expulsión de los Tedax de su secretario en Cantabria, Ángel Iglesias, que achacan a sus denuncias ante la falta de medios

Ángel Iglesias y Pedro Carmona durante la rueda de prensa. / alerta
Ángel Iglesias y Pedro Carmona durante la rueda de prensa. / alerta
AUGC denuncia la «persecución» a sus representantes en Cantabria

La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) ha denunciado el «acoso» y «persecución» a sus representantes tras haber sido expulsado de los Tedax (Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos) su secretario en Cantabria, Ángel Iglesias. Así lo han afirmado, en una rueda de prensa en Santander, el secretario de Comunicación a nivel nacional de la asociación, Pedro Carmona, y el propio Iglesias, tras reconocer hace unos días su expulsión de los Tedax, con cese de destino en Cantabria, donde lleva 35 años.

Carmona ha explicado que esa «persecución» en todo el país hacia sus representantes se lleva produciendo «desde hace tiempo», aunque ha indicado que en Cantabria se ha intensificado con la apertura del expediente que le ha hecho perder su especialidad y, por lo tanto, su destino, al secretario provincial de la Delegación de Cantabria de la AUGC y coordinador de los Tedax a nivel nacional.

Iglesias, que en sus 35 años en la comunidad autónoma ha participado en múltiples desactivaciones de artefactos, intervención en atentados o acciones de prevención, ha vinculado su expulsión de la especialidad a su acción asociativa y a sus denuncias de falta de medios. Según ha explicado, en ninguna de sus actuaciones ha tenido informe negativo y siempre ha obtenido por su jefe inmediato valoraciones «más que positivas».

Sin embargo, a finales de 2019 se abrió contra él un expediente disciplinario, condenándolo a una semana de empleo y sueldo, algo que, según su versión, se hizo tras realizar en noviembre de 2019 una comunicación interna a la Oficina de Riesgos de la Comandancia de Cantabria en la que alertaba de la avería de un comprobador de línea, un aparato que días después no había sido repuesto. En esta comunicación de riesgos, Iglesias afirmaba que este aparato era «de uso obligatorio y fundamental» e indicaba que, en la destrucción de un artefacto en la playa de Galizano en esos días en que estaba averiado, se había tenido que emplear otro dispositivo, lo que, según apuntaba, «contravenía todas las medidas de seguridad hacia la población».

Urgencia. Se quejaba en el escrito que, a pesar de la «urgencia» de este material, el Servicio de Desactivación de Explosivos, con sede en Valdemoro (Madrid), no lo había repuesto de forma inmediata, indicando que se esperaría para hacerlo al viaje de una comisión a la localidad madrileña para recogerlo, lo que, según Iglesias, suponía «negar todas las medidas de seguridad para la población y los propios Tedax.

A raíz de esa comunicación de riesgos, Iglesias ha explicado que se le informó de la apertura de un expediente disciplinario por, según ha indicado, realizar en su escrito «aseveraciones falsas», con la correspondiente suspensión de empleo y sueldo.

Después se le abrió un expediente para la pérdida de especialidad y el pasado 6 de abril el Boletín Oficial de la Guardia Civil publicó la resolución por la que se le decretaba la pérdida de especialidad Tedax y el cese de destino, ante el que ha presentado un recurso de alzada ante el Ministerio del Interior pidiendo que se revoque. Según Iglesias, como justificación de ello se sigue aludiendo a «aseveraciones falsas» y se sostiene que, al haber realizado la comunicación de riesgo afirmando que el comprobador de línea era necesario, cuando según la Benemérita no se precisa, según afirma Iglesias, demuestra una «pérdida de aptitudes». Iglesias ha insistido en que el reglamento general de Seguridad Minera dice «taxativamente» que hay que comprobar la línea antes de llevar a cabo una desactivación de artefactos explosivos. Carmona también ha achacado la expulsión de Iglesias a su acción asociativa y ha señalado que éste ha denunciado durante los últimos años multitud de deficiencias de material, personal y vehículos, así como la no aplicación de la normativa de Prevención de Riesgos Laborales a los TEDAX de la Guardia Civil, un hecho que, según ha dicho, «nunca ha sido del agrado de quienes dirigen el Departamento».

Vulneración de derechos. Además, ha denunciado «la vulneración de derechos fundamentales en la tramitación de los expedientes», donde, según ha mantenido, se le negó la asistencia de un guardia civil asesor designado por él y derechos como el de defensa, presunción de inocencia y a un procedimiento con todas las garantías.

«No nos cabe ninguna de que, si no fuese representante asociativo y portavoz de AUGC de los Tedax de la Guardia Civil, Iglesias nunca habría sufrido esta persecución y la expulsión de la especialidad», ha incidido Carmona.

Por su parte, Iglesias ha denunciado, concretamente, la «persecución» que con el actual coronel jefe de la Guardia Civil en Cantabria, Luis Antonio del Castillo, vienen sufriendo los representantes de la AUGC en la comunidad autónoma. Así, ha enumerado que, bajo el mandato de Del Castillo, han sido expedientados y sancionados, además de él, el anterior secretario provincial tras denunciar falta de medios y la ex vocal del Consejo Pilar Villacorta, que reivindicó chalecos antibalas. 

«Seguramente, algún día, este coronel será recompensado con el ascenso a general pues parece que en la Guardia Civil prima más el palo que escuchar a sus auténticos representantes, que son los representantes asociativos», ha afirmado. A juicio de Iglesias, ahora con su expulsión de los Tedax, la Guardia Civil quiere dar «ejemplo» al resto de representantes de la asociación para que, en el futuro, «bajen el nivel de crítica».

Mejorar la eficacia. Iglesias ha mantenido que, algún día, quienes dirigen la Benemérita «deberán aceptar» que los representantes asociativos ejercen una labor que, como fin último, tiene la mejora la eficacia de la Institución en defensa del derecho de los ciudadanos, lo que pasa por mejorar los derechos de los guardias civiles.

«Ya es hora que la Guardia Civil cambie el ‘Todo por la patria’ por el ‘Todo por la democracia’», ha aseverado Iglesias, aludiendo al lema de la institución.

AUGC denuncia la «persecución» a sus representantes en Cantabria
Comentarios