17.05.2021 |
El tiempo
lunes. 17.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

TRIBUNALES

La agresión mortal a la salida del ‘after’ fue «extremadamente rápida»

«No llega ni al minuto, yo creo. Es rapidísimo», ha declarado este miércoles el agente del Cuerpo Nacional encargado de la investigación en el juicio que se sigue contra los dos acusados por este crimen y que se celebra en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria.
071120 SANTANDER
JUZGADOS CALLE ALTA
Foto nacho cubero
La agresión mortal a la salida del ‘after’ fue «extremadamente rápida»

La agresión a la salida de un ‘after’ de Santander en agosto de 2018 en la que murió un hombre apuñalado tras una pelea fue, en lo que al hecho violento en sí se refiere, «extremadamente rápido», según la Policía. «No llega ni al minuto, yo creo. Es rapidísimo», ha declarado este miércoles el agente del Cuerpo Nacional encargado de la investigación en el juicio que se sigue contra los dos acusados por este crimen y que se celebra en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria.

En la segunda sesión de la vista, con jurado popular, estaban citados como testigos siete policías nacionales del grupo que ha llevado las pesquisas, aunque solo han declarado dos: el responsable del mismo, que ha respondido durante casi cuatro horas a las preguntas de las partes, y un segundo efectivo, de manera que el resto comparecerá mañana jueves. A lo largo del interrogatorio de acusaciones y defensas, y entre otras cosas, el responsable de la investigación ha descrito el itinerario que realizaron los sospechosos --primos entre sí, que se declararon inocentes y para uno

de los cuales la fiscal pide 20 años de prisión por asesinato-en la noche y hasta primera hora de la mañana del día 18, cuando sucedieron los hechos a la salida del ‘Vendetta’, en la calle Barcelona de la ciudad.

IMÁGENES DE CÁMARAS DE SEGURIDAD. Lo ha hecho a través de los fotogramas extraídos de grabaciones de diferentes cámaras de seguridad, de pubs en los que estuvieron los encausados junto a más amigos, pero también de establecimientos comerciales -como un supermercado o un estancoo comunidades de propietarios de portales de la zona.

Este agente ha situado a los procesados, --que sí admitieron haber salido de fiesta esa noche por la capital cántabra así como haber estado en el ‘after’ donde ocurrió todo-en distintos bares de copas, en el lugar de los hechos y en el abandono del mismo -momento en el que se ve a uno haciendo, con el dedo índice sobre la boca, el «gesto de silencio»en taxi.

En la grabación de la llamada hecha para solicitar este servicio se escucha al segundo acusado, en conversación con otra persona acerca supuestamente de lo ocurrido

pronunciar palabras como ‘Vendetta’ o ‘pinchado’. A este procesado, por presuntamente dar una patada en la cabeza a la víctima cuando yacía en el suelo, también se le ve en imágenes de seguridad captadas en la zona con posterioridad a los hechos, que los agentes han considerado que tuvieron lugar en torno a las nueve y media de la mañana.

TELÉFONO MÓVIL EXTRAVIADO EN EL LUGAR. Un regreso que el responsable de la investigación ha achacado a intentar recuperar un teléfono extraviado en las inmediaciones y que pertenecería a uno de los dos, y que «era lo más importante en ese momento» en la línea de investigación abierta. En ese móvil entró una llamada de un contacto identificado como ‘Mamá’, persona a la que telefoneó un policía desde su despacho en comisaría.

Resultó ser la suegra del principal procesado que indicó primero que el terminal era de su yerno, al que nombró por un apodo. Pero al preguntarle el agente por la identidad, se volvió «esquiva» y «cambió de conversación», diciendo entoncesqueeradesuhija,delaquesídio

nombre y apellidos. Ese teléfono, en el que no se hallaron huellas del encausado, repitió la madrugada previa a los hechos en diferentes zonas de Santander, algunas coincidentes con bares de copas. Tras la agresión hubo «multitud de comunicaciones todo el día en la zona de La Albericia».

Por la tarde y en la jornada siguiente dio señales en Bilbao y después se perdió la conexión, al desconectarse el aparato e extraerse la tarjeta. Así, los policías al principio solo tenían imágenes pero no nombres de los posibles autores del crimen. Sin embargo, se logró identificar al principal sospechoso al mostrar fotografías a un agente que no tuvo «duda ninguna» de quién era uno de los implicados, pues le conocía por haberle identificado un mes y medio antes de los hechos.

Se inició así lo que en el grupo de consideraron como la «línea de investigación correcta» y las gestiones para su localización, con «vigilancias discretas» en viviendas de Santander y Bilbao de familiares suyos, que sabían que le estaban buscando y «se lo tuvieron que decir sí o sí, sin duda», ha opinado el jefe policial.

La agresión mortal a la salida del ‘after’ fue «extremadamente rápida»
Comentarios