02.04.2020 |
El tiempo
jueves. 02.04.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Camargo retrasa el cobro del IBI y el impuesto de vehículos

Para aliviar la situación de vecinos y empresas
Camargo retrasa el cobro del IBI y el impuesto de vehículos

El Ayuntamiento de Camargo ha retrasado el periodo de cobro del impuesto de bienes inmuebles (IBI) y el impuesto de vehículos (IVTM). Se trata del primer paquete de medidas destinadas a mejorar la situación de liquidez de los ciudadanos y empresas durante el estado de alarma y mitigar con ello las consecuencias que puede provocar la pandemia del coronavirus.

Con esta medida se busca ayudar a que las economías domésticas y también las cuentas de las empresas tengan tiempo suficiente para recuperarse una vez que pase la alerta sanitaria, y que ese dinero que tendrían que dedicar a abonar esos impuestos municipales lo puedan destinar en un primer momento para otras cuestiones de mayor prioridad.

La alcaldesa, Esther Bolado, ha explicado que las medidas ahora aprobadas buscan "dar respuesta a las necesidades de los camargueses, para que las obligaciones tributarias inmediatas con el municipio afecten lo mínimo posible a los contribuyentes en estas semanas tan complicadas que estamos viviendo ante una situación coyuntural excepcional".

El primer teniente de alcalde y concejal de Hacienda, Héctor Lavín, ha destacado por su parte "el gran trabajo que están realizando los servicios municipales de Intervención y Tesorería para poder poner en marcha estas medidas que ayudan a los vecinos" y ha subrayado que se trata del "inicio de una serie de medidas dirigidas a ayudar a familias y empresas del municipio" para "estar junto a ellos en todo lo que sea necesario en estos momentos".

De hecho, estas primeras medidas paliativas se adoptan porque el cobro de alguno de esos impuestos podría coincidir con el estado de alarma, y también con el objetivo a medio plazo de favorecer una vuelta ordenada de la actividad económica de empresas y vecinos una vez finalizado el plazo de alarma, sin que se vean afectados por los plazos que se habían fijado en un principio.

En concreto, se ha aprobado la modificación del periodo de cobro del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) correspondiente a este ejercicio, el cual queda retrasado en el plazo de dos meses y fijado entre el 1 de junio y el 5 de agosto en vez del plazo inicialmente previsto del 1 de abril al 5 de junio.

Además, también se retrasa la fecha de cargo en cuenta de los recibos domiciliados del IVTM al último día del periodo voluntario, quedando en consecuencia fijado el período de cargo al 5 de agosto en lugar del 5 de junio.

En cuanto al Impuesto de Bienes Inmuebles, también se ha dado luz verde a la modificación del periodo de cobro de este impuesto, quedando fijado en el plazo del 15 de octubre al 20 de diciembre en lugar del inicialmente previsto del 15 de agosto al 20 de octubre.

Igualmente, aquellos vecinos que tengan fraccionado el pago y domiciliados los recibos, también se beneficiarán del retraso en el cobro de este impuesto, siendo la fecha de cargo de la primera fracción el 5 de octubre en lugar del 20 de mayo, y el cobro de la segunda fracción el 20 de diciembre en lugar del 20 de octubre.

Además, hay que recordar que quienes tengan domiciliados los recibos y el pago fraccionado se verán beneficiados además de una bonificación fijada actualmente del 3% en la cuota del Impuesto sobre IBI Urbana y Bienes Inmuebles de Características Especiales (BICES), tal como se recoge en el artículo 12.8 de la ordenanza municipal.

Comentarios