19.09.2020 |
El tiempo
sábado. 19.09.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

El Baskonia, campeón ‘excepcional’

  • El cuadro vitoriano vence contra pronóstico al Barcelona y se convierte en el campeón de la liga acb de baloncesto  
  • Los de Dusko Ivanovic supieron sufrir para, yendo a remolque, remontar en el último cuarto
La plantilla y el cuerpo técnico del Baskonia posa con el trofeo de campeones de la Liga ACB. / EFE
La plantilla y el cuerpo técnico del Baskonia posa con el trofeo de campeones de la Liga ACB. / EFE
El Baskonia, campeón ‘excepcional’

El Baskonia es el nuevo campeón de la Liga Endesa tras superar al Barça (67-69) en el último partido de la Fase Final de la Liga Endesa, un campeón ‘excepcional’ que basó su triunfo en la defensa, en el rebote y en la inspiración de Luca Vildoza y trabajo de Ilimane Diop. Los de Dusko Ivanovic supieron sufrir para, yendo a remolque, remontar en el último cuarto y aguantar el tipo ante un Barça perdido en ataque, con Nikola Mirotic eliminado, y que no supo frenar ni a Vildoza (17 puntos), Shengelia ni Diop. El Baskonia, diez años después, es campeón de nuevo de Liga Endesa.

Desde 2010 no ganaba un Baskonia que, con esta, ya suma cuatro ligas. El Barça, por contra y pese a ser favorito, cierra una temporada en blanco en la que no ha podido ganar ningún título ACB y que le dejará la incógnita de qué podría haber hecho en la Euroliga. Pero, pese al proyecto millonario con Mirotic a la cabeza, la campaña huele a fiasco al quedarse en blanco.

Séptimo partido en catorce días, con una carga física y una intensidad también anormales para dar más excepcionalidad a este título. La final empezó y terminó con muchos nervios en ambos equipos, que propiciaron pérdidas y errores inusuales en unas manos de tanta calidad. De por medio, buen baloncesto y una igualdad que trasladó la máxima emoción a los minutos finales.

A falta de 3:20 para el final, un tiempo muerto sirvió a ambos técnicos para dar matices a sus jugadores, con 64-64 en el marcador. Poco más de tres minutos para decidir un título. Tanto Barça como Baskonia, que no estuvieron acertados en el tiro exterior, seguían buscando sumar de tres en tres para distanciarse en un marcador que registró unas máximas de +6 para Baskonia y +9 para el Barça, en la primera parte.

El ‘MVP’ de la Liga Regular, Nikola Mirotic, fue eliminado por faltas personales a falta de 5 minutos, por lo que el Barça jugó sin su referente. Apareció Thomas Heurtel para anotar y repartir juego, pero esta vez Pierre Oriola no se vistió de ‘Oriolic’ y el Barça echó en falta más poder interior. Sobre todo viendo que Tornike Shengelia, aunque agotado, fue de menos a más en el lado baskonista, donde destacó el partidazo de Ilimane Diop.

Oriola, eso sí, ganó un rebote ofensivo y provocó una falta, a 10.1 segundos para el final, que le permitió igualar de nuevo el partido desde la línea de tiros libres (67-67). Polonara, que entró de rebote al tener Janning sangre en su mano, asistió en una gran puerta atrás al ‘MVP’ de la final Luca Vildoza, que anotó a placer. El Barça, con posesión de 3.2 segundos, le dio la bola caliente a Higgins, que llevaba un 2/5 en triples, y falló.

Baskonia celebró ese fallo por todo lo alto porque significaba su victoria, su éxtasis, su culminación a una temporada que parecía que iba a ser nefasta. En Navidad, Dusko Ivanovic llegó al equipo para imponer su carácter y su rabia y cambiar la cara del equipo por completo. A las lesiones, ilusión. A la derrota, superación. Así, también en esta final, se mostró un Baskonia que es digno campeón, por su trabajo y empeño, de esta Liga Endesa que se le escapó al Barça pese a dominar buena parte de la final.

Con un parcial de 17-2 a caballo del primer y segundo cuarto, el Barça se puso 26-17 arriba con un triple de Thomas Heurtel (21 puntos) que fue el mejor de los suyos. Pero la irregularidad en el tiro, la incapacidad de cerrar el rebote defensivo y de frenar a Vildoza y Shengelia, condenaron a un Barça que no eligió bien en momentos decisivos. Quizá confió demasiado en Mirotic, que arrancó como un tiro pero terminó eliminado y con sólo 8 puntos, condenando, en parte, a los suyos.

Lección aprendida para Baskonia, que perdió ante el Barça en la fase de grupos (81-75). Mejoró en defensa el equipo vitoriano, secó a los hombres clave del Barça y sólo Heurtel destacó en ataque. La anotación y el ritmo, ambos bajos, ayudaron a un Baskonia que, con Dusko Ivanovic, vuelve a sonreír. En su tercera etapa en el banquillo, el montenegrino suma su tercera Liga de las cuatro que tiene el club.

Le intentó desestabilizar Svetislav Pesic en la previa del partido, en la sesión fotográfica con el trofeo organizada por ACB. «Toca un poco, porque más tarde no se sabe», le comentó Pesic sonriendo a su colega, que no hizo caso y, alertado de la mala suerte que da tocarlo antes de una final, ni se acercó. Sí la toco un Pesic que, a sus 70 años, se queda sin su tercera liga y, tras ganar dos Copas del Rey en las dos temporadas previas, cierra esta en blanco, sin ganar nada y con un año más de contrato.

El Baskonia, campeón ‘excepcional’
Comentarios