07.10.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif

ARQUITECTURA

El «complicado» calendario para reconstruir Notre Dame

Las obras de de reconstrucción de la catedral de Notre Dame marchan a contrarreloj. Los trabajos deben finalizar en 2024, cinco años después del incendio que dañó gran parte de la estructura. Los responsables de los trabajos indican que el calendario es "complicado". 
Notre Dame
Avanzan los trabajos de reconstrucción de la catedral parisina. /EFE
El «complicado» calendario para reconstruir Notre Dame

El calendario de obras para terminar la reconstrucción de la catedral parisina de Notre Dame en 2024, cinco años después del incendio que le causó graves daños, es «complicado» pero factible, según el responsable de los trabajos.

Fue el propio presidente Emmanuel Macron quien prometió, justo tras el incendio del 15 de abril de 2019, que el templo reabriría después.

«Tendremos que mantener un calendario apretado si queremos mantener la promesa», señala el general Jean Louis Georgelin en una entrevista que publica el diario Le Figaro.

Al frente del organismo especial creado por Macron para coordinar el complejo proyecto de limpieza, restauración y reconstrucción, Georgelin presentó hace pocos días una actualización del proyecto de restauración al consejo de administración de la entidad y a un comité de donantes.

«2024 es un objetivo apretado, riguroso y complicado (...) Pero lucharemos por ganar esta batalla», afirma.

Georgelin explica que la suscripción pública organizada para recaudar fondos ha recibido hasta ahora 846 millones de euros de 340.000 donantes de 150 países.

De ellos, 150 millones se destinaron a la primera fase de las obras, destinada a consolidar y asegurar el edificio, así como a retirar escombros, que culminó en agosto de 2021.

A partir de ahí, la limpieza y reconstrucción absorberá otros 550 millones de euros, en lo que será la fase más importante del proyecto.

Esa fase implica concluir la limpieza interior, incluyendo el gran órgano, con sus 8.000 tubos, que si bien no fueron afectados por el incendio sí sufrieron la entrada de cenizas y hollín.

Además, hay que restaurar las bóvedas y la albañilería dañadas por el incendio, reconstruir las carpinterías y la famosa flecha de la catedral, así como instalar nuevos equipos técnicos, todo ello teniendo en cuenta que en el último año se ha producido «una cierta tensión sobre los precios», añade.

Tras la reapertura del templo al público, comenzará la restauración de toda la zona que lo rodea, porque «la catedral es un todo», recuerda Georgelin. En ese capítulo se emplearán los restantes 146 millones de euros.

Otro proyecto, crear un entorno único

A finales de junio se presentó el proyecto de restauración del entorno de la catedral, que prevé rodear el templo con un espacio único lleno de zonas verdes, así como eliminar el aparcamiento subterráneo que se convertirá en una zona de ocio con exposiciones inéditas del templo, un nuevo acceso a la cripta arqueológica y una salida directa a la orilla del Sena. Está previsto que concluya en 2027.

Georgelin explicó que todo este proyecto es «excepcional» e incluye «grandes avances» que podrán ser un ejemplo para otros edificios similares. Por ejemplo, se instalará un sistema inédito de nebulización de agua a presión en caso de incendio.

Se trata de un dispositivo ya instalado en la Ópera Real de Versalles, pero que todavía no está presente en ninguna catedral de Francia, y del que los ensayos técnicos han ofrecido «resultados excelentes», concluye.

El «complicado» calendario para reconstruir Notre Dame
Comentarios