08.12.2021 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

Suspendida por el COVID la declaración de uno de los supuestos muñidores de la 'criptoestafa' de Arbistar

La AN investiga una estafa piramidal con más de 3.000 afectados y un perjuicio económico de mas de 50 millones de euros
Suspendida por el COVID la declaración de uno de los supuestos muñidores de la 'criptoestafa' de Arbistar

La AN investiga una estafa piramidal con más de 3.000 afectados y un perjuicio económico de mas de 50 millones de euros

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

La declaración que estaba previsto que Diego Felipe Fernández Nojarova prestara este jueves en la Audiencia Nacional como investigado por la estafa piramidal con criptomonedas que se habría perpetrado a través del entramado empresarial de Arbistar ha sido suspendida porque padece COVID-19.

Según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press, Fernández Nojarova ha avisado al titular del Juzgado Central de Instrucción Número 4, José Luis Calama, de que ha contraído la enfermedad, ante lo cual el magistrado ha optado por suspender su comparecencia, siendo la segunda vez que se pospone, dado que inicialmente estaba fijada para el 21 de octubre.

Hasta hace poco, Fernández Nojarova estaba en paradero desconocido, por lo que se libraron órdenes de detención en su contra, tanto nacionales como europeas e internacionales, ya que tenía fijada su residencia en Bulgaria.

Sin embargo, su abogado pidió al magistrado, precisamente con motivo de dicha declaración, que, "cumplido el requisito consistente en la citación positiva", dictara una resolución expresa alzando las órdenes de busca y captura, de modo que han quedado suspendidas a la espera de que declare.

Otro imputado, Viktor Frantz, que también estaba en busca y captura y el pasado 21 de octubre reconoció ante Calama que fue el autor del 'software' que habría servido para perpetrar la estafa piramidal, aunque de esto último se desentendió, señaló a Fernández Nojarova como su nexo con Arbistar.

De acuerdo con una presentación de esta empresa dedicada al negocio de las criptomonedas, Fernández Nojarova se encargaba de supervisar y coordinar las operaciones de la compañía.

LAS ACUSACIONES RECLAMAN DOCUMENTACIÓN

En lo que a él respecta, el informático expuso que desarrolló y vendió el software a Arbistar pero que no invirtió en su propio programa, por lo que defendió que solo se lucró con los 100.000 euros de la compraventa, al tiempo que se desmarcó del error que habría dado lugar al desmoronamiento de la pirámide.

Calama reclamó a Frantz ese mismo día que aportara una serie de documentación, incluido el título académico que acredita sus conocimientos de informática y los listados de sus supuestas empresas y trabajadores, si bien las acusaciones, entre las que se encuentran afectados representados por Lucas Asociados, han hecho una petición formal por escrito al juzgado para que requiera ese material al imputado, según las mismas fuentes.

El presunto cabecilla de la trama, Santiago Fuentes Jover, ya compareció el 23 de septiembre, aunque se negó a declarar. También han comparecido otros investigados relacionados con Arbistar y empresas vinculadas, tras lo cual se espera que el instructor empiece a tomar declaración a trabajadores de menos rango.

Con esta ronda de comparecencias, Calama intenta averiguar qué papel habría jugado cada investigado en una presunta estafa que, conforme al relato judicial, habría comenzado con la comercialización de programas de inversión en criptomonedas mediante herramientas informáticas o 'community bot'.

RENTABILIDADES DE HASTA EL 15% MENSUAL

Estos programas ejecutaban órdenes de compra y venta automatizadas garantizando una revalorización de entre un 8% y un 15% mensual, con la salvedad de que durante dos meses los inversores no podían disponer del dinero obtenido. Después, el 30% de lo ganado sería para Arbistar y el monto restante para el cliente.

Calama explica en sus resoluciones que Arbistar ofrecía también productos relacionados, tales como cuentas de ahorro digitales donde guardar los beneficios o tarjetas de crédito virtuales para poder hacer compras 'online' con las criptomonedas conseguidas.

La pirámide habría comenzado a desmoronarse cuando un supuesto error en el software impidió que la rueda siguiera girando. De acuerdo con los afectados, Arbistar les dijo que no recibirían dinero en un tiempo.

La presunta estafa estalló en otoño de 2020 con las primeras denuncias hasta que en abril de 2021 recaló en la Audiencia Nacional, que cifra en más de 3.000 los perjudicados y en más de 50 millones de euros el perjuicio económico.

Suspendida por el COVID la declaración de uno de los supuestos muñidores de la 'criptoestafa' de Arbistar
Comentarios