01.12.2021 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

El psiquiatra acusado de abusos achaca a la denunciante "trastorno histriónico" y ella ratifica que la "humillaba"

Se declara "inocente" y atribuye "contradicciones" a la denunciante, que avisa que él le decía "loca" y obscenidades
El psiquiatra acusado de abusos achaca a la denunciante "trastorno histriónico" y ella ratifica que la "humillaba"

Se declara "inocente" y atribuye "contradicciones" a la denunciante, que avisa que él le decía "loca" y obscenidades

SEVILLA, 3 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de lo Penal número nueve de Sevilla ha celebrado este miércoles la primera de las dos sesiones previstas para resolver la única denuncia que ha prosperado de las promovidas contra el psiquiatra hispalense Javier Criado por presuntas malas praxis y abusos sexuales sobre sus pacientes, girando este caso en torno a un presunto delito contra la integridad moral, declarándose el acusado "inocente" y avisando de que la denunciante sufría un cuadro "clarísimo de trastorno histriónico de la personalidad".

Por su parte, ella ha ratificado su denuncia asegurando que Criado la humillaba llamándola "loca", le decía obscenidades y que sólo le aconsejaba practicar sexo.

Durante esta primera sesión de la vista oral, el psiquiatra Javier Criado, de 71 años, ha respondido a las preguntas de la fiscal y de su abogado defensor, pero se ha negado a contestar a la acusación particular; declarándose "inocente".

Al respecto, ha explicado que, a comienzos de 2015, la paciente y después denunciante M.G.G.P. llegó a su despacho junto a su marido "hecha polvo y llorando", con un comportamiento "muy exagerado", toda vez que se trata de una mujer en tratamiento psiquiátrico "desde los 13 años", según ha dicho.

Según su versión, junto a su marido, M.G.G.P. habría achacado su "malestar" psicológico a los "malos tratos" que le habría deparado su padre, haciendo "especial hincapié" en ello; pero tras pedir "con un gesto" a su esposo que abandonase el despacho; ya a solas con él, habría atribuido su situación "a la conducta" de su cónyuge, hablando del mismo de un modo "muy peyorativo" y describiéndole como alguien "muy posesivo". La mujer incluso habría señalado malos tratos por parte de su esposo, según Criado.

"CLARÍSIMO TRASTORNO HISTRIÓNICO DE LA PERSONALIDAD"

Indicando esta "terrible contradicción", Criado ha esgrimido que la mujer sufría un cuadro "clarísimo de trastorno histriónico de la personalidad", que se caracteriza por una tendencia a "magnificarlo todo", a la "teatralidad" y a un "eco terrible" de lo percibido; negando en paralelo que preguntase a la paciente sobre su sexualidad o sus aficiones al fútbol y a la Semana Santa e insistiendo en que no se interesó por su vida sexual ni le recomendó que practicase más sexo para mejorar su estado de ánimo. Así, ha descrito a la mujer como "una simuladora".

Igualmente, ha negado que la llamase "loca" o que le asegurase que su malestar psíquico se curaría con "un buen polvo". "Lo niego absolutamente", ha enfatizado, precisando que "hablar de forma clara no significa hablar de manera soez" y agregando que la mujer habría pretendido que él firmase un "certificado" o documento con relación a los efectos de supuestos malos tratos por parte de su esposo.

Frente a ello, M.G.G.P. ha ratificado su denuncia, asegurando que tras llegar a la consulta del citado psiquiatra con su esposo y su estado de ánimos hecho "un trapo", Criado le habría llamado "loca" y habría manifestado que él era "experto en la manipulación de mentes" y que "iba a cambiar" su afición por el Real Betis Balompié para que fuese seguidora del Sevilla F.C.

"TODO LO QUE HABLABA" EL ACUSADO

La denunciante ha asegurado que Criado le habría dicho que su mal se curaría "con un buen polvo", exponiendo que el psiquiatra le preguntaba constantemente sobre su vida sexual, hablando de dicha materia en términos groseros.

"Todo lo que me hablaba era que tenía que follar", ha aseverado, detallando que él se interesaba por cuántas veces a la semana practicaba ella sexo y si junto a su marido "follaba bien". "Yo salía peor de lo que entraba", ha dicho respecto a las sesiones, agregando que el psiquiatra le habría hecho también "daño" al "meterse" con el Real Betis Balompié cuando dicho equipo de fútbol era su "válvula de escape" ante la situación que sufría y despreciar igualmente a la hermandad del Cerro del Águila, de la que ella es seguidora.

"Nada más que me hablaba de sexo y se metía con el Betis", ha enfatizado, relatando que ella "lloraba" ante él y se sentía un "objeto sexual". Además, la denunciante ha negado que reclamase cualquier certificado a Criado, esgrimiendo al respecto que no ha denunciado a su esposo por malos tratos.

Del mismo modo, la denunciante ha negado todo espíritu de "venganza", negando igualmente cualquier concierto con el resto de la treintena de mujeres que denunciaron por escrito a Criado ante el Colegio de Médicos de Sevilla por presuntas malas praxis y abusos sexuales; toda vez que ya en el plano judicial, en su momento el Juzgado de Instrucción número 19 de Sevilla acordó declarar extinta por prescripción la posible responsabilidad penal del psiquiatra en relación a ocho de los nueve delitos de mala praxis y abusos por los que fue denunciado por ocho mujeres en diciembre de 2015, una decisión avalada por la Audiencia Provincial.

LOS MOTIVOS DE LA DENUNCIA

"Sólo quiero justicia", ha asegurado, explicando que interpuso una denuncia contra Criado para que el mismo no continuase con el "daño" a otras mujeres.

Ha testificado además el ya exmarido de la denunciante, quien ha detallado que decidió conducirla a un psiquiatra después de que ella "amenazase" con lanzarse al vacío desde el balcón de la vivienda familiar y que sólo acompañó a su esposa a la sesión inicial con Javier Criado.

Según ha dicho, en esa primera sesión le sorprendió que Criado quisiese cerrar "con pestillo" su despacho cuando en la consulta tan sólo estaban ellos y una auxiliar, tras lo cual ha expuesto que el psiquiatra les pregunto si tenían muchas relaciones sexuales. También le ha atribuido la expresión "esta loquita no se nos cura" y que Criado decía que "podía manipular la mente y tenía conocimientos de hipnosis", método que el psiquiatra ha negado haber usado jamás.

ELLA "ESTUVO DROGADA TODO EL TIEMPO"

El que fuera esposo de la denunciante ha narrado que, en efecto, tras aquella primera sesión, la mujer le relataba que el psiquiatra le habría insistido en los restantes encuentros en que su situación derivaba de "un problema sexual", considerando que durante el tratamiento, ella "estuvo drogada todo el tiempo" por los fármacos administrados por Criado.

Decidió apartar a su entonces mujer de aquella consulta, según ha dicho este testigo, después de que un proveedor con el que trabajaba le avisase de que una persona de su familia había sufrido un "intento de abuso" por parte de Criado.

El juicio continuará el viernes con la comparecencia de varios peritos y los informes finales de las partes, toda vez que la acusación particular pide dos años y seis meses de prisión, la inhabilitación del psiquiatra para ejercer su profesión, una orden de alejamiento de 500 metros de la víctima y 40.000 euros de responsabilidad civil. Por su parte, la Fiscalía pide dos años de cárcel, la inhabilitación, la orden de alejamiento a 300 metros y un pago de 6.000 euros en concepto de indemnización a la víctima.

El psiquiatra acusado de abusos achaca a la denunciante "trastorno histriónico" y ella ratifica que la "humillaba"
Comentarios