21.05.2022 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

El PMA afirma que en dos meses sólo pudo entregar ayuda alimentaria a la mitad de personas previstas en Tigray (Etiopía)

Apunta a "una grave escasez de alimentos, dinero en efectivo, combustible y equipamiento de telecomunicaciones"
El PMA afirma que en dos meses sólo pudo entregar ayuda alimentaria a la mitad de personas previstas en Tigray (Etiopía)

Apunta a "una grave escasez de alimentos, dinero en efectivo, combustible y equipamiento de telecomunicaciones"

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha destacado este lunes que durante los meses de junio y julio ha entregado ayuda alimentaria a un millón de personas en la región etíope de Tigray (norte), si bien ha resaltado que, a pesar de ello, sólo ha logrado llegar a la mitad de las personas a las que tenía pensado dar ayuda en este periodo.

"Una grave escasez de alimentos, dinero en efectivo, combustible y equipamiento de telecomunicaciones han implicado que el PMA sólo ha alcanzado a la mitad de los que planeaba dar ayuda, incluidas comunidades al borde de la hambruna", ha señalado el organismo a través de un comunicado.

Así, ha detallado que el PMA busca entregar ayuda alimentaria de emergencia a 2,1 millones de personas a partir de agosto y ha agregado que necesita al menos 6.000 toneladas de alimentos cada semana para lograrlo, antes de manifestar que "debido a la inseguridad y las limitaciones operativas, no ha podido trasladar estas cantidades a Tigray durante las últimas semanas".

De esta forma, ha recalcado que más de 175 camiones han llegado a Tigray a través del corredor de Abala durante la primera semana de agosto, incluidos 90 que transportaban 5.000 toneladas de comida, mientras que se espera que lleguen otros 90 durante los próximos días para reabastecer los suministros de alimentos, combustible y productos sanitarios.

El PMA ha apuntado que, sin embargo, 5,2 millones de personas, cerca del 90 por ciento de la población de Tigray, necesitan ayuda humanitaria, por lo que ha hecho hincapié en que necesitaría que cien camiones llegaran al día para poder hacer frente a una respuesta adecuada a estas necesidades.

"La gente en Tigray está sufriendo por la falta de apoyo humanitario durante el último mes. Necesitamos llegar a estas personas antes de que caigan en la hambruna", ha explicado Michael Dunford, director de la respuesta del PMA en Tigray, según el citado comunicado.

"El PMA pide a todas las partes que acuerden un alto el fuego y garanticen un flujo sin restricciones de suministros humanitarios en Tigray para que podamos entregar alimentos vitales y otros suministros de emergencia de forma segura antes de que sea demasiado tarde", ha argüido.

AYUDA EN AFAR Y AMHARA

Dunford ha resaltado además que parte de los residentes en las regiones adyacentes "están cayendo en la hambruna como resultado del conflicto", por lo que ha incidido en que "el PMA está trabajando con el Gobierno (etíope) para llegar a comunidades de Afar y Ahmara con alimentos lo antes posible".

Cerca de 300.000 personas hacen frente a niveles de hambruna de emergencia en estas regiones, en las que el Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) ha extendido su ofensiva desde Tigray, a pesar del alto el fuego unilateral decretado a finales de junio por el Gobierno etíope.

La Clasificación Integrada de las Fases de la Seguridad Alimentaria (IPC) de junio revela que cerca de 400.000 personas harán frente a condiciones similares a la hambruna en el país en septiembre a causa del conflicto, la pérdida de la temporada de siembra y la ausencia de apoyo humanitario.

Asimismo, los datos apuntan a que las tasas de desnutrición aguda afectan al 30 por ciento de los niños menores de cinco años y al cerca del 80 por ciento de las mujeres embarazadas o lactante, por lo que el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) considera que 100.000 niños podrían morir en la región a causa de la desnutrición.

Por ello, el PMA ha dicho que pretende dar ayuda alimentaria, nutricional y dinero en efectivo a 11,9 millones de personas en 2021, al tiempo que ha señalado que necesita 79 millones de dólares (cerca de 67,1 millones de euros) para incrementar su respuesta en Tigray de cara a final de año, con una falta de fondos que asciende a 288 millones de dólares (unos 245 millones de euros).

La ofensiva del Ejército etíope contra el TPLF arrancó el 4 de noviembre por orden del primer ministro, Abiy Ahmed, en respuesta a un ataque del TPLF contra una base del Ejército en la capital regional, Mekelle, que se saldó con la muerte de un importante número de militares etíopes.

Tras ello, las fuerzas etíopes, que contaron con el apoyo de tropas eritreas y las fuerzas especiales de Amhara, lograron tomar Mekelle e imponer una autoridad interna, si bien finalmente han terminado cediendo terreno, lo que llevó a Abiy a anunciar el alto el fuego aduciendo razones humanitarias.

El PMA afirma que en dos meses sólo pudo entregar ayuda alimentaria a la mitad de personas previstas en Tigray (Etiopía)
Comentarios