25.09.2021 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

El Museo Barjola de Gijón exhibe un Nicolás Muller 'inédito' en 'La Mirada Comprometida'

La hija del fotógrafo Nicolás Muller, Ana Muller, ha participado este jueves en Gijón en la presentación de la exposición 'La Mirada Comprometida', en el Museo Barjola, de la que es co-comisaria y en la que se muestra, hasta el próximo 22 de agosto, una parte de la obra inédita de su padre "Muller ha sido un fotógrafo reconocido estando vivo pero creo que ahora es más", ha apuntado Ana Muller sobe su padre durante la presentación de la muestra, que ve ahora la luz de la mano del Instituto Cervantes.
Presentación en el Museo Barjola (Gijón) de la exposición 'La Mirada Comprometida', de la obra del fotográfo Nicolás Muller (Hungría, 1913 - España, 2000)
El Museo Barjola de Gijón exhibe un Nicolás Muller 'inédito' en 'La Mirada Comprometida'

GIJÓN, 1 (EUROPA PRESS)

La hija del fotógrafo Nicolás Muller, Ana Muller, ha participado este jueves en Gijón en la presentación de la exposición 'La Mirada Comprometida', en el Museo Barjola, de la que es co-comisaria y en la que se muestra, hasta el próximo 22 de agosto, una parte de la obra inédita de su padre

"Muller ha sido un fotógrafo reconocido estando vivo pero creo que ahora es más", ha apuntado Ana Muller sobe su padre durante la presentación de la muestra, que ve ahora la luz de la mano del Instituto Cervantes.

"Mucha emoción", ha indicado la co-comisaria, quien se ha mostrado contenta por el éxito que está teniendo esta exposición, que itinerará por varios países. Ha reconocido, eso sí, que ha sido "dificilísimo" poder escoger las imágenes a exponer, dado el prolífico trabajo de su padre.

Junto a ella han participado en la presentación la consejera de Cultura del Principado, Berta Piñán, la directora de Cultura del Instituto Cervantes, Raquel Caleya, y el co-comisario de la exposición, José Ferrero.

Ferrero, por su lado, ha confesado que ha sido para él "un auténtico lujazo" tener todo este material desconocido de Muller y darle salida.

Para su selección, se ha basado en dos criterios, uno de ellos el rescatar imágenes que no eran conocidas. En este sentido, Ferrero ha explicado que Muller era muy crítico con su trabajo, por lo que apenas se conocía un centenar de sus fotografías. En este caso, la mayor parte de la muestra es de material inédito o que se utilizó de una manera "muy sesgada", ha apuntado.

En cuanto al segundo criterio, se dejaron algunos nexos de unión, a través de fotografías más conocidas, que son una docena aproximadamente dentro de una muestra de 126, si bien en el Barjola se exhiben unas 40 menos por motivo de espacio.

Ferrero ha destacado que el salir a la luz este trabajo inédito de Muller ha ayudado a ampliar los conocimientos que se tenían de él hasta ahora.

En esta exposición pueden verse imágenes del día a día, que completan la "lectura" de lo que el fotógrafo quería contar. Ha incidido en que Muller tenía una gran preparación intelectual, licenciado en Derecho y Ciencias Políticas, pero decidió contar lo que veía a través de fotografías.

A este respecto, ha insistido en que sus fotografías no buscan solo la belleza, sino narrar lo que tienen delante. Algo que hace "con una cierta distancia, sin tomar partido", ha agregado.

También ha llamado la atención sobre que se repiten los temas aunque esté en países diferentes, como pueda ser el caso de niños jugando, los mercados o gente trabajando, a lo que ha remarcado que las mujeres trabajando aparecen en todos los sitios.

Las fotografías van desde 1937 que es cuando él salió de Hungría porque los nazis estaban ya a las puertas de invadir el país, dada su condición de judío, hasta 1960. "Todo el itinerario que hace él lo hace huyendo de la guerra", ha señalado, a lo que ha añadido que ese periplo le llevará a Francia, Portugal, Marruecos y España.

MULLER, MUY DE ASTURIAS

"Muller es muy nuestro", ha destacado, por su lado, la consejera de Cultura, quien ha rememorado el tiempo que el fotógrafo residió en Asturias hasta su fallecimiento, desde donde ejerció esa idea tan generosa de ser maestro de generaciones de fotógrafos.

Ha llamado la atención, asimismo, sobre que coinciden dos exposiciones sobre Muller en Asturias, una la del Barjola y otra en el Museo de Bellas Artes, bajo el título 'El Viento del Norte'.

Piñán, además, se ha reconocido una "apasionada" de la fotografía de Muller, que recorrió países con esa mirada comprometida, que da nombre a la exposición.

Caleya, en su caso, ha señalado que esta exposición es uno de los proyectos "más satisfactorios" que han tenido. Ha explicado que hicieron el catálogo durante el confinamiento y se exhibió primeramente en Marruecos, para luego exponer en Madrid. Tras Gijón pasará por Oporto (Portugal), Budapest (Hungría), a Francia y volverá a Marruecos.

El Museo Barjola de Gijón exhibe un Nicolás Muller 'inédito' en 'La Mirada Comprometida'
Comentarios