22.07.2024 |
El tiempo
lunes. 22.07.2024
El tiempo
El Diario de Cantabria

TURISMO

Costa Quebrada: un museo geológico al aire libre en Cantabria

Si planeas una visita a Cantabria, o eres de la región y aún no has ido, no puedes dejar de explorar los encantos de Costa Quebrada, donde cada rincón revela una nueva maravilla natural
Varias personas pasean por la ruta de Costa Quebrada. / A.E.
Varias personas pasean por la ruta de Costa Quebrada. / A.E.
Costa Quebrada: un museo geológico al aire libre en Cantabria

Costa Quebrada, situada en la costa norte de Cantabria, es uno de los tesoros naturales más impresionantes de España. Este tramo de litoral, que se extiende a lo largo de 20 kilómetros entre las localidades de Liencres y Suances, es conocido por su asombrosa geología, sus formaciones rocosas únicas y sus playas de ensueño. La combinación de acantilados escarpados, calas escondidas y playas de arena dorada hace de Costa Quebrada un destino imprescindible para los amantes de la naturaleza y la fotografía.

Costa Quebrada se destaca por ser un verdadero museo geológico al aire libre. A lo largo de sus costas, se pueden observar impresionantes formaciones rocosas que cuentan la historia geológica de la región. Entre las más destacadas se encuentran los Urros de Liencres, imponentes peñascos que emergen del mar, creando una vista espectacular que deja sin aliento a todos los visitantes. Estas formaciones, junto con las rocas calizas, arcos naturales y estratos geológicos, ofrecen una lección viva de la evolución de la Tierra.

Playas y calas: belleza natural

Entre las joyas de Costa Quebrada se encuentran algunas de las playas más hermosas y vírgenes de Cantabria. La Playa de Covachos, con su característico islote que se convierte en península con la marea baja, es una de las más espectaculares. La Playa de Somocuevas, escondida entre acantilados y accesible a través de un camino empinado, ofrece una experiencia íntima y tranquila, ideal para quienes buscan alejarse del bullicio. Además, la Playa de Portio es conocida por su paisaje dramático, con rocas escarpadas y aguas cristalinas que invitan a la exploración.

Costa Quebrada es también un paraíso para los amantes del senderismo. Existen numerosas rutas que recorren los acantilados y ofrecen vistas panorámicas inigualables del mar Cantábrico. Una de las rutas más populares es la que va desde Liencres hasta Suances, un recorrido que permite descubrir la diversidad de paisajes y formaciones geológicas de la zona. Este sendero es perfecto para capturar fotografías impresionantes y disfrutar del aire fresco del Atlántico.

La biodiversidad de Costa Quebrada es otro de sus grandes atractivos. La mezcla de ecosistemas marinos y terrestres crea un entorno rico en flora y fauna. Las aves marinas, como gaviotas y cormoranes, son frecuentes en los acantilados, mientras que las aguas albergan una variedad de vida marina. La vegetación costera, adaptada a las condiciones salinas y ventosas, añade un toque de color al paisaje rocoso.

La belleza y singularidad de Costa Quebrada han llevado a la creación de diversas iniciativas de conservación. Organizaciones locales y voluntarios trabajan para proteger este entorno frágil y promover un turismo responsable. Los visitantes son animados a seguir las indicaciones y respetar la flora y fauna local, asegurando que este paraíso natural se mantenga intacto para las futuras generaciones.

Costa Quebrada es mucho más que un destino turístico; es un santuario natural que invita a la contemplación y la aventura. Sus formaciones rocosas únicas, playas vírgenes y rutas de senderismo ofrecen una experiencia inigualable para todos aquellos que buscan conectarse con la naturaleza en su forma más pura

Costa Quebrada: un museo geológico al aire libre en Cantabria
Comentarios