29.01.2023 |
El tiempo

RACING DE SANTANDER 0-2 VILLARREAL B

Romo: «Faltó ‘punch’ final»

Fernández Romo reconoció haber terminado el encuentro «decepcionado» aunque cree que el equipo estuvo «a la altura de las circunstancias» | Lamentó las fatalidades en el 0-1

Sopapo en el descuento al Racing

Fernández Romo, llamando a uno de sus hombres. / RRC
Fernández Romo, llamando a uno de sus hombres. / RRC
Romo: «Faltó ‘punch’ final»

Como todo racinguista, Fernández Romo se fue a casa «decepcionado» por lo que había sucedido porque el partido, en el fondo, era simbólico por el deseo de presentarse de nuevo en Segunda División con victoria y, más aún, siendo en casa, pero no pudo ser. «Hemos perdido en el descuento y eso supone una decepción», explicó. Más allá de eso, percibió que su equipo había ido «creciendo conforme iban pasando los minutos» intentando utilizar «la presión para atacarles». Sin embargo, considera que «faltaron pies en los últimos metros para dar una verdadera sensación de peligro cerca del área». Y es que, aunque el Racing sí firmó algún acercamiento, «no se culminaron con finalizaciones o con calidad en la ejecución».

«Faltó ‘punch’ final», lamentó el entrenador del Racing. El encuentro llegó al tramo final en empate y considera que la victoria del Villarreal B llegó cuando «estaba más próximo a querer empatar que a ganar». Sin embargo, ya en el tiempo extra se produjeron toda esa sucesión de fatalidades que acabó con el primer gol del rival, ya que comenzó con la lesión de Unai Medina, que dejó al equipo verdiblanco con diez en los últimos minutos, y «el córner rápido y la sucesión de rechaces» que se produjeron antes del tanto de Íñiguez. De hecho, aseguró Fernández Romo que si los suyos hubieran podido terminar con once, «ese gol no lo habríamos encajado». «Fue determinante. Quizá habríamos encajado otro, pero no ese», sentenció.

El técnico verdiblanco llegó al partido tras haber visto buena parte de la jornada y en todos los partidos había percibido cómo «los equipos se empiezan a romper a partir del minuto sesenta porque la condición física desaparece». Llegó advertido a la cita y tenía claro que, para contrarrestarlo, «hay que tener organización, juego y control». Y considera que el Racing lo tenía y que estuvo en disposición de llegar en condiciones a ese descuento que resultó definitivo.

En cuanto a la alineación, descubrió que su intención fue «dar importancia a lo que se estaba haciendo bien». Con todo, llamó a «no perder la perspectiva de la fecha y la jornada en la que estamos», con lo que quiso recalcar que a todos los equipos, incluido al suyo, «les faltan un montón de cosas». Y las quieren conseguir «con entrenamiento». «Sé que el resultado es decepcionante porque vienen fantasmas del pasado, pero en el pasado no estábamos nadie de los que estamos ahora. El presente es bueno y el futuro ilusionante», resaltó. Por eso animó a tener confianza porque tiene claro que el Racing va a estar «a la altura de las circunstancias».

Y cree que lo estuvo ayer aunque le faltara «estar más brillante y estar más fino para hacer las cosas mejor», pero presumió de, al menos, estar en la buena línea. «Es importante haber debutado y habernos quitado esa sensación con la que vienes, pero creo que vamos a estar a la altura de muchos equipos de la liga y, a partir de ahí, intentaremos ser mejores durante los partidos o acertar en alguna ocasión que te permita ponerte por delante», apuntó. Es lo que faltó ayer, ya que intuye que el partido podría haber sido otro de haber mostrado un mayor acierto durante alguno de los acercamientos del primer tiempo.

Recordó Fernández Romo que ayer estaba teniendo sensaciones nuevas porque él no había perdido nunca en Los Campos de Sport. Preguntado sobre por qué había elegido a Dani Martínez en lugar de a Alfon, respondió que era «un tema de organización de partido». «Quisimos hacer daño por fuera porque entendíamos que tenían una debilidad por fuera», respondió. Y consideraba que con el jugador llegado del Badajoz podrían tener «más profundidad y llegada».

De hecho, la tuvo más que con Arturo, «que no da profundidad pero sí estaba obligando al lateral a defender en otros espacios que pudiera aprovechar Unai». Con todo, los planes que tenían preparados para afrontar el encuentro pretendían tener más posesión de la que tuvo su equipo ayer más allá de la línea de medios. La parte positiva era que, «aunque el partido iba igualado, siempre parecía que estaba más caído a nuestra portería». Con todo, el fútbol no se gana a los puntos, sino a los goles y éstos los marcó el Villarreal B.

Romo: «Faltó ‘punch’ final»
Comentarios