27.05.2022 |
El tiempo

ÁLVARO BUSTOS

Bustos: «Es una lucha sana y bonita»

Bustos reconoce que no terminó bien el año y que, a su vez, Camus está en un buen momento | Aún así, no se resigna a la suplencia y anuncia que cada día se encuentra mejor

Álvaro Bustos durante un entrenamiento. / Hardy
Álvaro Bustos durante un entrenamiento. / Hardy
Bustos: «Es una lucha sana y bonita»

tá acostumbrado Álvaro Bustos a chupar banquillo. Siempre ha sido un jugador importante en todos los equipos en los que ha estado y así fue la temporada de su debut con la camiseta del Racing, en la que, probablemente, pudo presumir de ser el futbolista más regular de toda la plantilla. En el presente curso no comenzó tan inspirado pero en seguida adquirió un buen tono que le llevó a acumular una buena estadística de goles y de asistencias. Sin embargo, acabó el año en un segundo plano porque Marco Camus se hizo con el puesto en las últimas jornadas del 2021 y en la primera del 2022. A saber lo que sucede en Las Gaunas, pero no se advierte un cambio por ahí.

El centrocampista asturiano está lejos de sentirse enfadado o de considerar que se está siendo injusto con él. De hecho, destaca que, en el fondo, está viviendo una rareza. «Desde que estoy en el Racing, he sido titular prácticamente siempre», recuerda. Asume que «este último mes lo ha sido Camus» pero sabe cómo funciona esto y que es una situación propia del fútbol a la que incluso puede sacar partido. Lo bueno es que, según explica, la competencia entre los dos está siendo «sana» y admite que el canterano está atravesando «un buen momento». Así es el juego. «Estamos luchando los dos por el puesto», resume.

Lo que no va a hacer es venirse abajo por atravesar una situación a la que, en el fondo, no está acostumbrado. En ese sentido, recalca que en su forma de ser está «trabajar para solucionar cualquier adversidad que se pueda dar». Y verse relegado a la suplencia es una de ellas. Lo bueno es que, según recalca, él mismo se ve «entrenando cada vez mejor y cogiendo mucha confianza» en sí mismo. «Creo que es una lucha bonita por el puesto», resume. Él confía en ir ganando cada vez mejor posición en esa competición y, en ese sentido, considera que va por buen camino porque se ve mejor ahora que en la recta final del 2021. «No me encontré todo lo bien que quería en el último mes pero he venido de vacaciones de otra manera y físicamente me encuentro muy bien», recalca. A partir de ahí, sólo le queda «trabajar lo mejor posible para ponérselo difícil al míster, que al final es quien toma la decisión».

Guillermo Fernández Romo le ha considerado siempre extremo izquierdo por mucho que llegara de un Pontevedra en el que destacó, sobre todo, por la derecha. Cuando ha necesitado a alguien por ese puesto natural de Soko, ha sido Camus quien ha jugado a pierna cambiada. Sabe que «ahora hay otros luchando allí por el puesto» y por eso sabe que su ‘guerra’ está en la zurda. Aunque no sea titular, siempre entra en los partidos y por eso es consciente de que en Las Gaunas volverá a tener su oportunidad, ya sea de inicio o en el segundo tiempo. Cree que van a llegar bien a ese segundo partido del año porque están completando «una muy buena semana» en la que, en su opinión, están «entrenando muy bien y con mucha intensidad». «Después de ese parón tras el partido contra el Sanse, hemos corregido los errores que pensamos que tuvimos, lo que nos va a servir también para afrontar mejor estos partidos que vienen esta semana. El equipo está con mucha confianza ahora mismo», advierte el extremo asturiano.

Se le vienen al Racing tres partidos en ocho días y el primero será mañana contra la SD Logroñés. Para empezar, Bustos considera que se trata de un equipo que «no tiene tanta presión como tiene el UDL (Unión Deportiva Logroñés)». Es cierto que está atravesando una mala racha de resultados pero recuerda el extremo verdiblanco que ya han salido sin complejos a campos complicados como los del Badajoz o el Deportivo. «Es un equipo con una gran soltura y que juega sin miedo a nada», destaca el asturiano. Lo bueno es que, para contrarrestar eso, parece que en el conjunto cántabro tienen un mapa: «Nosotros tenemos claro el partido que vamos a hacer y dónde podemos hacerles daño, pero siempre partiendo del respeto al rival porque se trata de un buen equipo».

Lo bueno es que, al parecer, Guillermo Fernández Romo va a disponer de la totalidad de la plantilla, a excepción del sancionado Íñigo, para afrontar el encuentro. Apunta Álvaro Bustos que en el seno del equipo son bien conscientes  de la actualidad sanitaria, por lo que han realizado una seria apuesta por la precaución más allá de La Albericia. «Al final, sabes que te juegas mucho el domingo porque todos queremos jugar y estar disponibles y por esto también dejamos de hacer planes con más gente para intentar minimizar el peligro de dar positivo o de ser contacto estrecho», explica. «Al igual que entrenas fuerte, también te tienes que cuidar fuera el campo para estar fuerte el domingo y no perjudicar al equipo», añade.

Es Álvaro Bustos un jugador con experiencia en la categoría de bronce del fútbol español, ya se llame Segunda B o Primera RFEF. Él ve una diferencia. «Ya hemos visto que se ha dado un salto respecto a otros años», advierte. Recalca que en temporadas anteriores había rivales que, por ejemplo, acudían a Los Campos de Sport y eran «fáciles de ganar», afirmación que habría rechazado con rotundidad en ese momento. «Ahora mismo vemos que todos los rivales tienen gente buena y tienen posibilidad de hacer daño. Ha mejorado bastante», subraya. En el caso del Racing, él le ve con potencial para «pelear con cualquier equipo», también con el líder. «Nos falta corregir fallos que podemos tener pero ya vimos contra el Sanse que si hubiera durado un poco más el partido, nos lo llevamos», explica. El claro objetivo del conjunto cántabro es alcanzar el liderato y Álvaro Bustos ve al equipo con potencial para conseguirlo. En ese sentido, considera que «este mes es importante para saber dónde podemos estar». Y él se atreve a lanzar una respuesta: «Creo que vamos a pelear por todo hasta el final».

Bustos: «Es una lucha sana y bonita»
Comentarios