06.12.2020 |
El tiempo
domingo. 06.12.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

LIGA SANTANDER

El termómetro de la jornada 7

El técnico francés del Real Madrid, Zinedine Zidane, en partido de la primera jornada de la Liga de Campeones ante el Shakthar Donetsk, este miércoles en el estadio Alfredo di Stéfano . EFE/JuanJo Martín
El técnico francés del Real Madrid, Zinedine Zidane, en partido de la primera jornada de la Liga de Campeones ante el Shakthar Donetsk, este miércoles en el estadio Alfredo di Stéfano . EFE/JuanJo Martín
El termómetro de la jornada 7

SUBEN:

- Zinedine Zidane: Es el gran vencedor del clásico cuando su figura más necesitaba un triunfo de prestigio. La endeblez de su equipo ante Cádiz y Shakhtar desataron la crítica sobre el técnico. Nada como volver a su estadio preferido, el Camp Nou, para recuperar crédito. Firmó su tercer triunfo en seis visitas sin derrota. Salió victorioso del primer pulso táctico con Ronald Koeman, acertando en su planteamiento y la lectura del partido con los cambios. Zizou sabe que el pasado no cuenta en el mundo del fútbol y que al entrenador que pasó a la historia por conquistar tres 'Champions' consecutivas y que mejoró la media de Ligas recientes con dos en cuatro años, no se le permiten bajones en un club de la exigencia del Real Madrid.

- Marcos Llorente: Llegó al Atlético de Madrid para aportar de medio centro y solo Diego Simeone vio en Marcos Llorente unas cualidades a explotar cerca de la portería rival. Lo que parecía un ataque de entrenador, fue un descubrimiento de gran valor. A las condiciones físicas inmejorables de un deportista que define al profesional del fútbol actual, que le permiten tener superioridad ante defensa rivales para sacar dos cuerpos en una carrera corta como hizo ante su marcador antes del gol que rompió el partido ante el Betis, le añadió Marcos su visión del pase que trae por defecto del centro del campo y una mejoría en la pegada.

- Tomás Pina: En un encuentro en el que Jota Peleteiro y Lucas Pérez formaron una sociedad que devuelve la esperanza a la afición del Alavés, apareció Tomás Pina para definir con calidad y decantar el encuentro en Zorrilla ante un Real Valladolid en inferioridad. Su primer tanto de la temporada abrió el camino al primer triunfo de visitante en un encuentro que mejora sensaciones y asienta un estilo que intenta inculcar Pablo Machín.

- Mikel Oyarzabal: Lanzó a la Real Sociedad al liderato de LaLiga Santander con un doblete que le aúpa también al primer puesto de la clasificación de goleadores, igualando a un puñado de grandes futbolistas. Asentado en la selección española de Luis Enrique Martínez, su dulce momento goleador debe mejorar la falta de pegada de la Roja. Mientras, es el gran referente de su equipo, con nuevos socios en la visión del pase como David Silva que pueden ayudarle a mejorar sus números este curso.

BAJAN:

- Clément Lenglet/Antoine Griezmann: El central quedó marcado por un despiste que marcó el devenir del clásico. Perdió la marca de Sergio Ramos en acción a balón parado y estiró de su camiseta en un gesto que aprovechó el capitán para dejarse caer al no poder saltar al balón que le buscaba. Fue la segunda ocasión que lo hacía en el partido y el VAR no lo pasó por alto. Un penalti decisivo. Griezmann vio gran parte del partido desde el banquillo en una suplencia de las que dejan huella. Ha perdido su sitio con Ronald Koeman por su falta de acierto goleador y la poca aportación al equipo. Ve como Pedri y Ansu Fati le superan. Apenas tuvo ocho minutos en los que no pudo demostrar nada. Vive su momento más bajo desde que llegó a España.

- Sevilla: Avisó Julen Lopetegui del peligro que tenía el encuentro ante un Eibar descansado y acabó encontrando razón a sus palabras por unas rotaciones obligadas ante el cargado calendario e improductivas. El Sevilla entra en mala dinámica, con 1 punto de los 9 últimos, por su falta de pegada. Desperdició numerosas ocasiones y enlaza tres partidos consecutivos sin hacer un solo gol, dos que acabaron con derrota en Liga para alejarle del papel de aspirante y una en Liga de Campeones, ante el Chelsea en Stamford Bridge, cuyo desgaste pasó factura.

- Nacho Martínez: El Real Valladolid no arranca esta temporada y reaccionar se convierte en un imposible si uno de sus jugadores lo deja en inferioridad numérica a los 21 minutos de partido. En un duelo de equipos necesitados ante el Alavés, Nacho empujó por la espalda a Lucas Pérez cuando se disponía a marcar y recibió el duro castigo de una cartulina roja que mermó a su equipo el resto de partido. Ni un solo triunfo para los de Sergio González que se hunden en el último puesto de la clasificación.

- Javi Gracia: Su imagen una vez señalado el final del partido en el estadio Martínez Valero, sentado cabizbajo y pensativo en el banquillo visitante, muestran el estado de ánimo de un técnico al que le prometieron un proyecto a años luz del que dirige. Desde el momento en el que no dimitió se expuso a lo que está sufriendo y su equipo se ha caído sin Kondogbia. Debe definir una identidad con rapidez. Ante el Elche inició más armado en defensa y no le salió bien, encajando la tercera derrota consecutiva y la cuarta en siete jornadas que invitan a pensar en un curso de sufrimiento para el valencianismo. 

El termómetro de la jornada 7
Comentarios