25.01.2021 |
El tiempo
lunes. 25.01.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Con la firma de Iñaki Alonso

Iñaki Alonso, entrenador del Alavés B. / deportivo alavés
Iñaki Alonso, entrenador del Alavés B. / deportivo alavés
Con la firma de Iñaki Alonso

Si el Racing jugó el domingo pasado contra el equipo más joven del grupo, hoy lo hará con el segundo. Promedia 21 años porque, como le sucedía al del Athletic, el filial del Alavés ha cambiado mucho entre la pasada temporada y la actual. Entonces, le cogió el confinamiento y el precipitado punto y final de la fase regular en décimo tercera posición, sin grandes esperanzas por arriba pero con menos miedos por abajo. Sin embargo, durante el verano tocó cambiar de ciclo y hay un total de 17 caras nuevas. Algunos han subido del tercer equipo, otros del juvenil y otros, directamente, han sido fichajes.

Al frente de la nave está Iñaki Alonso, todo un clásico a pesar de tener todavía 52 años. El aficionado le recordará quizá por ser el entrenador que, al frente del Real Unión, eliminó al Real Madrid de la Copa del Rey en el Bernabéu. Aquel equipo terminaría ascendiendo a Segunda División, gesta que repetiría el entrenador durangarra con el Murcia poco después. Se construyó una enorme reputación en la categoría de bronce que quiso continuar, sin éxito, en el Huracán de Valencia. Tras aquella frustrada experiencia, firmó sendos y consecutivos fracasos en el Compostela y en La Hoya Lorca. Daba la sensación de que se había estancado y por eso dio un paso atrás. Había asomado la cabeza entrenando al Eibar B entre el 2002 y el 2004 antes de fichar por el Lemona y en el 2017 fichó por el Alavés.

El club vitoriano lo contrató para entrenar al NK Rudes croata, club con el que está convenido. Después volvió para hacerse cargo del juvenil de División de Honor y, desde hace un par de campañas, del segundo equipo blanquiazul. Tener en el banquillo de un filial a una figura como él se antoja todo un lujo para el Alavés. De hecho, su cantera está dando un paso al frente y ya son tres los jugadores que frecuentan el primer equipo y que juegan minutos en Primera División ascendiendo desde abajo.

El Alavés B, que ya jugó contra el Racing hace un mes en El Sardinero empatando a uno, se va a presentar con tres puntos tras un solo partido jugado, que fue el disputado en su propio campo el fin de semana pasado contra el Arenas (2-0). La primera jornada no la pudo disputar porque le tocaba jugar contra el Real Unión y el equipo irundarra estaba confinado por culpa del Covid. Será, por lo tanto, su segundo encuentro y su primer desplazamiento. Llegará sabiendo, porque lo demostró en su anterior visita, que puede competir en Los Campos de Sport pero teniendo claro también que el Racing ha cambiado y, sobre todo, se ha reforzado desde entonces.

Como es siempre seña de identidad en los equipos de Iñaki Alonso, el filial vitoriano es un equipo ordenado y trabajado, a lo que hay que sumar el talento de todo filial, el descaro y la velocidad. El 4-2-3-1 será, posiblemente, el dibujo que enseñe el equipo con una pareja de centrales de nombres exóticos, ya que está formada por Abdel Abqar y Jaouad Erraji. Ambos han sido fichados este año, el primero del filial del Málaga y el segundo del del Leganés. En el lateral derecho se asienta Víctor López, que, a sus 23 años, es el más veterano de la plantilla y que es una pieza importante para, sobre todo, dar salida al balón. Ya jugó en la categoría con el UD Logroñés e incluso ha llegado a debutar en el equipo de Primera División. Por el otro costado, es el joven Julio Martínez, que ha dado el salto del tercer equipo (el San Ignacio) quien posiblemente empiece el partido de hoy.

En el medio centro destaca un gigantón de 1,95 que a buen seguro conozcan bien jugadores del Racing que vienen del grupo tercero como Nana, Maynau y Villapalos. Se trata de Sergio García, que ha jugado en el Badalona, La Nucía y El Prat, que es de donde ha llegado este año logrando debutar ya, incluso, con el primer equipo. Junto a él se colocó el fin de semana pasado Pepe Blanco, procedente del San Ignacio.

No es el Alavés B un equipo fundamentado en el ascenso de una generación trabajada por la cantera alavesista, sino que mezcla esto con un buen número de fichajes de otras canteras. Además de los citados, en la media punta se suele colocar Marino Illescas, ecijense atado de la cantera del Sevilla. En punta de ataque, presume del jugador más joven del grupo, incluso más que Pablo Torre. Se trata del canario de 17 años Alan Godoy. Suele tener protagonismo en los partidos pero de inicio suele jugar el rumano Lupu, que es un joven internacional georgiano. Con todo, bueno será estar pendiente del duelo ofensivo entre las dos perlas juveniles de cada uno de los equipos.

Con la firma de Iñaki Alonso
Comentarios