06.12.2020 |
El tiempo
domingo. 06.12.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Casi todos al barco

Rozada ha contado ya con 19 jugadores en sólo dos partidos | Figueras y Villapalos son los únicos, junto a Iván Crespo, que han jugado los 180 minutos | Martín solar es el único que está por debutar por decisión técnica

Los jugadores del Racing afrontan una semana tranquila tras la primera victoria cosechada el domingo. / Hardy
Los jugadores del Racing afrontan una semana tranquila tras la primera victoria cosechada el domingo. / Hardy
Casi todos al barco

La plantilla que Javier Rozada tiene este año a su disposición consta de 23 jugadores, 22 con ficha del primer equipo más Pablo Torre, que sigue siendo juvenil. Y en sólo dos jornadas, ya hay 19 que han entrado en acción, lo que quiere decir que prácticamente no queda nadie por participar. Quienes no lo han hecho todavía es porque han arrastrado algún problema físico o porque aún es un recién llegado. Es así en todos los casos a excepción del de Lucas Díaz, que, al ser portero, tiene un rol especial en este sentido, y de Martín Solar, que, en definitiva, sería el único futbolista que, a estas alturas, todavía no se ha estrenado exclusivamente por decisión técnica.

A simple vista, da la sensación de que el entrenador ovetense tiene la intención de echar mano de su profundidad de plantilla, ya que no es habitual usar a tantos futbolistas en tan poco tiempo. Sin embargo, este es un año especial. Para empezar, porque se pueden realizar cinco cambios y eso permite siempre agitar mucho más el manzano. Además, el hecho de haber recibido tantos fichajes de última hora de hombres que, además, están llamados a ser importantes, también ha ayudado a repartir más y mejor los minutos.

Tras las dos primeras jornadas, los únicos que faltan por entrar en juego son Marco Camus, Patrick Soko, Lucas Díaz y Martín Solar. El primero se lesionó en el ecuador de la pretemporada y comenzó la semana pasada a entrenar con normalidad. Pudo haber participado en Lezama porque ya había completado cuatro sesiones de trabajo, pero el cuerpo técnico apostó por reservarle. Más aún, cuando el encuentro se puso de cara justo cuando podía haber llegado su momento. Decidieron ir despacio porque es un futbolista llamado a ser importante y al que hay que cuidar. En el caso de Soko, justamente hoy se cumple una semana desde que aterrizara en Santander tras más de catorce horas de viaje y eso, sumado a que ni tan siquiera entrenaba en grupo desde siete meses atrás, le descartó para participar ante el Bilbao Athletic.

La cosa cambiará con vistas al envite contra el Bilbao Athletic. Ya estarán todos listos y es fácil pensar que tanto Camus como Soko vayan a tener su oportunidad, por lo que todo apunta a que la cifra de 19 podría incrementarse a 21 tras el domingo. Y Martín Solar espera que sean 22, pero lo cierto es que se ha encontrado con una dura competencia. No va a resultar sencillo jugar en la sala de máquinas. Con todo, es un jugador joven que ya sabía que no le iban a regalar los minutos y le tocará esperar su oportunidad para, en ese momento, dejar bien claro que puede participar y dar cosas al equipo, tal y como lo hizo el curso pasado cuando Oltra por fin le dio entrada en Fuenlabrada y dio un lavado de cara importante al equipo.

Y lo cierto es que el Racing lo puede terminar necesitando porque el medio campo no termina de carburar. Ni Villapalos ha cogido todavía el punto óptimo de forma ni Nana parece estar tampoco cerca de su  mejor versión. Además, en las dos primeras jornadas ha quedado visto que al conjunto cántabro le falta creatividad en la sala de máquinas y eso es algo que puede dar él. Durante la pretemporada le probó Rozada de ‘seis’ y terminó confirmando que, además de ser un jugador creativo, también puede ejecutar labores de contención.

En el partido del pasado fin de semana fueron tres los futbolistas que debutaron. Contaron con sus primeros minutos con la camiseta verdiblanca tanto Balboa como Joan Maynau mientras que Óscar Gil también volvió a jugar un partido oficial con el Racing tras su cesión al Atlético Baleares de la segunda vuelta del curso pasado. El primero era, se puede decir, un recién llegado, pero el primero había sido de los primeros fichajes del equipo. Sin embargo, había enlazado dos lesiones que le habían impedido disponer de la pretemporada al mismo tiempo que sus compañeros para coger la forma. Entró al partido en la recta final para dar gas al carril izquierdo pero se le acabó la gasolina en seguida. Pagó tanto la inactividad como las ganas de gustar, ya que lo primero que hizo fue firmar una carrera que le dejó dentro del área rival y eso le dejó desfondado. Se le notó. Tampoco es el primero que sufre un episodio semejante.

Lo que llama la atención es que, después de tan solo dos partidos, sólo haya dos jugadores de campo que hayan disputado los 180 minutos. Se trata de Jordi Figueras y Alberto Villapalos. Los otros 16, o han sido titulares y se han ido antes de tiempo o han entrado con el partido empezado. Llama también la atención que los cuatro delanteros que tiene el plantel suman ya un número de minutos reseñable. Siverio ha jugado 45, Balboa 31, Cedric 123 y Jon Ander, que ha sido el único titular los dos días, 105. A buen seguro que una vez que se vaya asentado la totalidad de la plantilla y cada uno vaya alcanzando su estado de forma óptimo, Rozada se quedará con una pareja a la que dé continuidad. O no. En una temporada corta, podría dar la sensación de que la profundidad de plantilla era menos importante que otros años, pero, de partida, Rozada la está exprimiendo bien.

Casi todos al barco
Comentarios