16.05.2021 |
El tiempo
domingo. 16.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

El Barça sigue en la pomada

El conjunto catalán, liderado por messi, mostró su efectividad en la segunda parte, y levantó un marcador adverso, aunque en los últimos compases del partido los valencianistas casi empatan

El jugador del FC Barcelona, Jordi Alba felicita a su compañero Leo Messi tras marcar el primer gol de penalti al Valencia CF. / EFE-Kai Försterling
El jugador del FC Barcelona, Jordi Alba felicita a su compañero Leo Messi tras marcar el primer gol de penalti al Valencia CF. / EFE-Kai Försterling
El Barça sigue en la pomada

El Barcelona remontó en Mestalla ante el Valencia (2-3) para mantener su pulso por el título de Liga en un duelo de dominio barcelonista que resolvió en un segundo tiempo en el que tuvo el acierto que le faltó en la primera mitad ante un rival que no logra poner tierra de por medio con el descenso.

Tras un primer tiempo de mayor dominio visitante, no fue hasta la segunda parte cuando el Barcelona mostró su efectividad ante el marco rival y cuando estaba contra las cuerdas tras del gol del Valencia en ocho minutos le dio la vuelta al marcador y poco después remató con un tercer gol aunque un gran gol de Carlos Soler dio emoción a los últimos minutos del choque.

El Barcelona salió fuerte y fruto de su intensidad pudo abrir el marcador a los tres minutos tras una sucesión de paredes entre De Jong, Griezmann y Pedri, pero el futbolista canario lanzó fuera cuando disponía de una buena posición para marcar.

Así, el Barcelona se adueñó del balón y presionaba y asfixiaba la salida del Valencia y antes de cumplirse el primer cuarto de hora tuvo una nueva ocasión para abrir el marcador después de que Messi pusiese un buen balón al área que tocó Araujo pero se encontró con Cillessen. Sin embargo pese a su dominio, un desajuste defensivo del Barcelona estuvo a punto de costarle un gol a los veinte minutos, pero Gayá, que había recibido en la frontal del área, cruzó en exceso el balón cuando encaraba a Ter Stegen, que poco después tuvo que detener un baló desde fuera del área de Uros Racic.

A pesar de que el equipo barcelonista mantenía su dominio del balón, ahora el Valencia se plantaba con cierta asiduidad al área visitante y generando peligro en la meta de Ter Stegen.

En la recta final del primer tiempo, y sin tener un control tan claro como al principio, el Barcelona volvió a adolecer de acierto ante la meta rival y Pedri no acertó a aprovechar un balón que se paseó junto a la línea de gol, por lo que el primer acto se cerró con empate sin goles

El segundo tiempo se abrió con la misma intensidad que presidió la primera parte pero fue el Valencia el que acertó ante la meta rival. Tras desperdiciar Guedes una inmejorable ocasión de gol, Gabriel Paulista en la siguiente acción batió la meta barcelonista a los cinco minutos de la reanudación en una acción que precisó de VAR al caer al suelo Ter Stegen en el área pequeña. La respuesta del Barcelona fue casi inmediata. Llegó siete minutos después y tras rechazar Cillessen un lanzamiento de penalti de Messi el propio futbolista argentino marcaba tras una serie de rechaces en las inmediaciones de la meta local para poner un empate en el marcador que duró poco porque el equipo catalán lograba remontar en el minuto 63 con un tanto de Griezmann.

Los goles devolvieron el control del partido al Barcelona y dejaron tocado a un Valencia que volvió a recordar al de los primeros compases del partido, acorralado en su parcela ante el acoso del equipo barcelonista, que volvía a golpear poco después con un lanzamiento de falta magistral de Messi que sentenciaba el partido.

El partido entró en una fase de menor ritmo, con un Barcelona que ya parecía ganador y un Valencia muy tocado, pero un golazo de Carlos Soler desde fuera del área en el minuto 83 cambió notablemente el panorama y de parecer ya resuelto el choque recuperó su alto ritmo y se pasó a ciertos agobios del Barcelona en su área ante el empuje del equipo de Javi Gracia que ya no tuvo más premio.

partido clave el próximo sábado. La remontada de anoche, liderada por Messi, permite  al Barcelona continuar en la persecución del líder Atlético de Madrid, al que recibirá el próximo sábado. No le quedaba otra al equipo de Ronald Koeman, que cumplió lejos del banquillo su primer partido de sanción. El tropiezo inesperado ante el cuadro granadinista le impidió encaramarse al liderato y le dejó de nuevo sin la iniciativa. Un pinchazo en el campo valencianista hubiera sido un paso atrás prácticamente definitivo.

Ahora recibirá al cuadro de Diego Pablo Simeone el Barcelona absolutamente metido en la lucha por el título, empatado con el Real Madrid y a dos puntos del Atlético de Madrid. El otro protagonista del tremendo final de LaLiga Santander, el Sevilla, recibirá hoy lunes al Athletic sin margen de error antes de acudir al Alfredo di Stéfano el próximo domingo.

El Barça sigue en la pomada
Comentarios