28.10.2021 |
El tiempo

Racing de Santander. Ensayo general en El Sardinero

El Racing afronta esta tarde, ocho días antes del primer partido oficial, su último amistoso | Recibe al Numancia, que este año competirá en Segunda RFEF | Los sorianos suman 10 goles a favor y ninguno en contra en sus últimos tres encuentros

El Racing ya jugó hace dos semanas en Los Campos de Sport contra el Burgos. / Hardy
El Racing ya jugó hace dos semanas en Los Campos de Sport contra el Burgos. / Hardy
Racing de Santander. Ensayo general en El Sardinero

El Racing afronta su último partido de pretemporada ante un equipo que, bien mirado, le puede invitar a la reflexión. Porque, tras reflexionar, puede llegar a la conclusión de que la pasada temporada fue mala, muy mala, pero que también podía haber sido peor. Le podría haber sucedido como al Numancia, que también fue un recién llegado de Segunda División y que, tras despistarse en exceso, se vio con sus huesos en el cuarto escalón del fútbol español. Del segundo al cuarto en dos años. No se clasificó primero para luchar por volver al que había sido su sitio durante tanto tiempo y, para cuando quiso reaccionar, se vio en Segunda RFEF, que es donde va a competir esta temporada.

Fue toda una fatalidad que quiere corregir a las primeras de cambio y, para ello, confía en haber construido un proyecto ambicioso, de los mejores de toda la categoría. Hoy lo enseñará en Los Campos de Sport, donde disputará su penúltimo ‘bolo’ veraniego. El del Racing será el último porque la Primera RFEF comenzará dentro de ocho días mientras que la Segunda RFEF lo hará todavía una semana más tarde. Por lo tanto, el proceso de puesta a punto del conjunto cántabro debería estar más avanzado que el de los sorianos, pero la diferencia, a estas alturas ya del verano, tampoco ha de por qué hacerse evidente.

Sobre todo, porque el Numancia se va a presentar en Santander tras haber cuajado una buena colección de partidos amistosos. De hecho, en los tres últimos no ha recibido ni un solo tanto y ha ganado los cuatro últimos que ha disputado. Corrigió así el mal inicio, en cuanto a resultados se refiere, que tuvo su pretemporada. Esto último es relativo porque, por ejemplo, se estrenó contra todo un Atlético de Madrid, con quien incluso logró empatar a uno. Poco después, perdió 1-3 contra Osasuna B y, a partir de ahí, comenzó el carrusel de victorias, alguna de ellas contundente: 1-2 contra el Calahorra, 2-0 contra el Rayo Majadahonda, 5-0 contra la Mutilviera y 0-3 contra el Gernika.

Para intentar volver a poner al Numancia en su sitio cuanto antes, el club apostó por un joven entrenador riojano como Diego Martínez, un hombre que había pasado por diversas canteras hasta que recaló en el Calahorra, donde completó una notable campaña el curso pasado. En mayo anunció que se iba y lo hacía para llegar a uno de los grandes. La plantilla, obviamente, ha cambiado casi al completo respecto a su efímero paso por Segunda B. De hecho, el verano anterior había construido un equipo para volver al fútbol profesional mientras que ahora, un piso más abajo, su ambición es subir al tercer escalón del fútbol español.

No será un rival de su categoría pero sí parece un buen rival para despedir la pretemporada e intentar terminar con buenas sensaciones. Para el Racing, el encuentro debe ser una especie de ensayo general, la manera de intentar concluir el prólogo a la nueva historia que está a punto de comenzar con la moral alta y con la certeza de que las cosas se han hecho bien. Será su segunda experiencia en Los Campos de Sport después de estrenarse dos semanas atrás contra el Burgos. Lo que sucede es que todo será diferente: esta vez el rival será de inferior categoría y no de superior y esta vez será el Racing quien, en teoría, lleve la preparación adelantada.

Es cierto que el resultado, como ha repetido Fernández Romo en numerosas ocasiones durante todo el verano, es lo de menos, pero quizá sí es importante en el último ‘bolo’ de pretemporada, cuando el telón está a punto de levantarse. Porque los errores pueden poner al descubierto carencias que aún se está a tiempo de corregir, pero también puede generar dudas de cara a un inicio de campeonato que suele ser fundamental hacer bien. Y ahí está el ejemplo de lo sucedido la campaña pasada, cuando el Racing enseñó una notable colección de interrogantes en su último partido de preparación, cuando el Amorebieta ya le lanzó un aviso de quién iba a ser el bueno y quién el mediocre durante los meses siguientes.

El Racing ha tenido de todo durante las seis semanas de trabajo que ha acumulado. Ha tenido buenos momentos y otros más regulares, pero al menos ha mostrado una buena capacidad de sentirse junto y solvente atrás y con una buena pegada arriba. También ha enseñado su capacidad de jugar tanto con balón como sin balón. Parece que tiene recursos y, además, hace siete días se llevó un susto de los que ayudan. Apareció despistado en Lezama y, para cuando se metió en la contienda, ya iba perdiendo 2-0. El mensaje que recibió fue bien claro y le habrá servido para recordar que cualquiera te puede meter el susto en el cuerpo si no sales al cien por cien.

La reacción fue buena y el conjunto cántabro acabó poniendo en práctica su mejor fútbol del verano. Dar continuidad a ese segundo tiempo de Lezama resultaría ideal y a buen seguro que con esa intención saldrá el Racing. Delante tendrá a un Numancia que se ha mostrado sólido en su propia área y con gol arriba. Es otro equipo llamado a dominar su categoría y que seguro que saldrá sin complejos a Los Campos de Sport. Puede ser un buen partido para el que Fernández Romo seguirá sin poder contar con Harper, que es la única baja por lesión y que se va a pasar la pretemporada en blanco. Eso quiere decir que todavía queda para verle en acción. Ya no dispondrá de amistosos con los que ponerse en forma el día que reciba el alta y, en principio, deberá esperar a esos partidos de Copa Federación que le esperan al equipo verdiblanco dentro de un mes.

Como contra el Burgos, los abonados podrán entrar gratuitamente al encuentro mientras que también se han puesto localidades a la venta para el público en general a un precio de entre diez y quince euros para los adultos y de cinco para los junior. Para cumplir con los protocolos de seguridad y la limitación de aforo, no se están dispensando entradas ni para toda la zona norte ni para la Preferencia Oeste. La temporada está más cerca, cada vez hay más ganas de volver a la rutina futbolística y se han vendido más carnés desde el anterior amistoso en Santander, por lo que es de esperar que haya una mayor presencia de público. Es un ensayo general y los ensayos generales han de salir siempre bien.

Racing de Santander. Ensayo general en El Sardinero
Comentarios