06.07.2022 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

De la Serna cuestiona el reparto de los fondos europeos por el Gobierno de Sánchez y pide transparencia

El exminitro de fomento ha opinado que, tal y como se están distribuyendo los fondos europeos, no están suponiendo un "cambio radical" para el modelo productivo

El exministro de Fomento Íñigo de la Serna (PP) ha cuestionado este jueves la ejecución real de los fondos europeos. / EFE/ Elvira Urquijo A.
El exministro de Fomento Íñigo de la Serna (PP) ha cuestionado este jueves la ejecución real de los fondos europeos. / EFE/ Elvira Urquijo A.
De la Serna cuestiona el reparto de los fondos europeos por el Gobierno de Sánchez y pide transparencia

El exministro de Fomento Íñigo de la Serna (PP) ha cuestionado este jueves la ejecución real de los fondos europeos Next Generation por parte del Gobierno de España así como su verdadero papel en la transformación productiva del país, a la par que pedido mecanismos de transparencia para conocer su gestión.

Durante un desayuno empresarial en Las Palmas de Gran Canaria organizado por Cajamar y acompañado del economista de la Universidad de Alcalá de Henares José Carlos Díez, De la Serna ha opinado que, tal y como se están distribuyendo los fondos europeos, no están suponiendo un "cambio radical" para el modelo productivo, aunque ha reconocido que están facilitando importantes transformaciones en materias como la digitalización y la transición ecológica.

Sin embargo, ha señalado que, si se suman todos los ministerios, sin contar con empresas del sector público, un informe de la consultora Deloitte apunta a que, de 5.000 millones de euros que gestiona cada departamento, se han licitado solo unos 1.300, "una cantidad muy pequeña en relación al total", mientras que tan solo Adif (el gestor de infraestructuras ferroviarias) ha licitado 2.400, esto es, "mucho más que todos los ministerios públicos a la vez".

"Lo que está haciendo el gobierno para no quedar mal en la foto de ejecución es usar proyectos de Adif, que tienen muchos proyectos redactados sin licitar", ha aseverado el exministro, quien ha agregado que es bueno invertir en proyectos relacionados con el ferrocarril, si bien es algo "que no va a cambiar nuestro modelo productivo".

Recién recuperado para la dirección del PP por Alberto Núñez Feijoo tras cuatro años apartado de la política, De la Serna ha demandado para afrontar esa situación, "como existe en otros países", una plataforma abierta con información en tiempo real sobre qué se está ejecutando y qué tipo de concursos salen, a la par que ha considerado necesario acompañar a las pequeñas y medianas empresas en el proceso para que también tengan acceso a los fondos.

El exresponsable de Fomento también se ha mostrado preocupado por la estabilidad presupuestaria de España y su "preocupante" deuda, así como por las continuas rebajas a las expectativas de crecimiento del país y el descenso del consumo doméstico.

"Bruselas ha rebajado los cumplimientos de los objetivos de déficit, pero cometeríamos un grave error como país si tomamos esa relajación en términos absolutos, como si no pasara nada. Si no nos apretamos el cinturón va a ser difícil", ha advertido Íñigo de la Serna, que ha mostrado sus dudas respecto a si es el momento idóneo para crear 45.000 puestos de empleo públicos y ha apostado por facilitar la generación de empleo en las empresas privadas.

Por último, el exministro ha llamado a terminar con las diferencias entre la demanda de empleo de las empresas y lo que ofrecen los trabajadores, un problema que, a su juicio, se debe abordar tanto reformando el sistema de formación profesional como el currículo de contenido de las universidades, especialmente las públicas.

Por su parte, José Carlos Díez ha calificado esta nueva crisis como "desconcertante" porque hace más de 30 años que no hay una de tipo inflacionista, aunque ha señalado que la "ventaja" es que, si no se complica la parte de la deuda y no se vuelve a un escenario "de rescates", "no debería ser tan dura como las anteriores".

Así, ha reflexionado que por parte de las familias no había miedo al gasto hasta que llegó la guerra, que generó "un hundimiento de la confianza de los consumidores muy fuerte, no visto ni siquiera en 2008".

Díez ha apuntado que, tras diez años de salarios estancados, la dinámica de subidas debe activarse una vez que la negociación colectiva está engrasada, porque el aumento de los precios, ha agregado, está teniendo efectos "muy duros" en las rentas medias y bajas.

La parte positiva, ha abundado, es el control de virus y que los datos de pernoctaciones en hoteles son casi iguales al 2019, por lo que debería plantearse un año turístico "normal", aunque ha alertado que es posible que se dé ese escenario de crecimiento distorsionado en el que un sector como el turístico va muy bien y el resto no, como la construcción.

Para luchar contra la inflación, ha opinado, la subida de los tipos de interés deben estar acompasadas con las subidas de los salarios y los gobiernos deberían mantener una política fiscal neutra que ayude a terminar con la estanflación.

Por último, ha apuntado que España tiene un problema estructural con la tipología de sus empresas y que debería utilizar estas crisis para terminar con las dificultades clásicas relacionadas con la baja productividad y la escasa capacidad de muchas pymes para crear márgenes.  

De la Serna cuestiona el reparto de los fondos europeos por el Gobierno de Sánchez y pide transparencia
Comentarios