01.12.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif

PARLAMENTO DE CANTABRIA

Revilla por su cambio de postura en los impuestos: «Es tiempo de ser un veleta»

El Gobierno de Revilla no tiene previsto "ni suprimir ni total ni parcialmente el impuesto del patrimonio" | La oposición ha defendido que Cantabria «debe» bajar impuestos para paliar la situación que atraviesan los ciudadanos | Revilla hoy dice que estudia bajar el IRPF a los de menos de 35.000 euros
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, anunció ayer que su Gobierno trabaja en una rebaja fiscal en el IRPF a las rentas inferiores a 35.000 euros. / ALERTA
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, anunció ayer que su Gobierno trabaja en una rebaja fiscal en el IRPF a las rentas inferiores a 35.000 euros. / ALERTA
Revilla por su cambio de postura en los impuestos: «Es tiempo de ser un veleta»

El Gobierno de Cantabria (PRC-PSOE) trabaja en una rebaja fiscal en el IRPF que afectará a las rentas inferiores a los 35.000 euros, según avanzó ayer en el Pleno del Parlamento el presidente, Miguel Ángel Revilla.

Sin embargo, «no tiene previsto» suprimir ni total ni parcialmente el impuesto del patrimonio, según ha apuntado la consejera de Economía y Hacienda, la socialista Ana Belén Álvarez.

Estos han sido los dos principales anuncios en el Pleno de este lunes en materia fiscal, que ha vuelto a ocupar una gran parte de la sesión, tal y como ya viene sucediendo desde hace ya varias semanas.

Así, la oposición ha defendido que Cantabria «debe» bajar impuestos para paliar la situación que atraviesan los ciudadanos en el actual contexto de alza de los precios, mientras que los partidos que sustentan al Gobierno PRC-PSOE han rechazado una rebaja fiscal generalizada ya que, según han insistido, ello agravaría la inflación.

Además, desde la oposición han reprochado a Revilla los cambios de postura que, a su juicio, viene teniendo el Gobierno en materia fiscal y han opinado que la rebaja fiscal anunciada no es «por convicción» sino por «cálculo electoral» y solo la adopta al verse «con la soga al cuello».

De hecho, la presidenta del PP de Cantabria y diputada regional, María José Sáenz de Buruaga, ha acusado a Revilla de ser una «veleta». «Como para no serlo con la que está cayendo», ha dicho el presidente y líder regionalista, quien ha defendido la necesidad de adaptarse a los «cambios que ha habido en el mundo» y ha reprochado a los ‘populares’ de estar «siempre en el mismo lugar». «Claro que es tiempo de ser un veleta», ha insistido Revilla, que ha insistido en que la rebaja que estudia el Gobierno beneficiará «a los que menos tienen», para luego concretar que será a los de menos de 35.000 euros. Además, la líder de la oposición, María José Sáenz de Buruaga, dijo a  Revilla que la bajada de impuestos que está valorando es puramente cosmética y para unos pocos, y responde a que se está quedando solo como el barón más leal a Pedro Sánchez y a un interés electoral.

Además, ha avisado de que la propuesta del Gobierno regional suena a un calco de la de Pedro Sánchez, porque, como él, resucita el viejo debate de pobres y ricos; deja fuera de cualquier beneficio a la clase media y aplaude un impuesto a las grandes fortunas anacrónico y confiscatorio que anula la autonomía fiscal.

Ha sido durante su intervención en el pleno del Parlamento, donde esta tarde ha formulado una pregunta al presidente para que aclare su postura sobre la bajada de impuesto a los cántabros, porque hasta ahora, ha dicho Buruaga, se está comportando como una veleta que se mueve según sople Sánchez en Moncloa.

La presidenta del PP ha avisado de que los cántabros no están para circos ni incoherencias, sino que reclaman políticos previsibles, seguridad y certezas, y necesitan que les bajen los impuestos y se los bajen ya y no que el presidente se pase los días mareando la perdiz y diciendo una cosa y la contraria guiado por el oportunismo político.

«Por la mañana, defensor de la aniquilación de la autonomía fiscal, centralista a tope y elevador de impuestos, como Escrivá; por la tarde, sopesando incluir en su próximo programa electoral la supresión del impuesto de patrimonio y populista a tope, y por la noche, electoralista a tope. Vuelve a cambiar el viento y nos dice que va a estudiar alguna rebaja», ha resumido la presidenta.

Y ha hecho hincapié en que una política fiscal que es una por la mañana, la contraria por la tarde y diferente al día siguiente se califica sola.

«Cantabria no tiene dirección, nadie la dirige y nadie sabe a dónde va. Hay que mirar la veleta dos o tres veces al día», ha ironizado Buruaga, quien ha recordado que Revilla lleva 16 años de presidente secundando lo que mandan en Moncloa y entregado totalmente a la política fiscal de la izquierda, subiendo los impuestos cada vez que ha podido y negándose a bajarlos todas las veces que el PP se lo ha pedido.

Según ha recordado, el Gobierno regional ha subido el IRPF, Patrimonio, Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados y también Sucesiones y Donaciones, que pone y quita en función de sus conveniencias partidistas, y ahora que las familias cántabras están ahogadas por la inflación y el tejido productivo asfixiado por los costes de producción -ha añadido- los sigue subiendo porque negarse a deflactar la tarifa autonómica del IRPF es subirlos.

La presidenta ha insistido en que se puede y se debe bajar impuestos ya.

Y ha pedido a Revilla que abandone su entreguismo; copie de una vez la propuesta del Partido Popular, deflacte ya la tarifa autonómica del IRPF a los cántabros para contrarrestar los efectos de la inflación y baje los impuestos para ganar en competitividad.

«Deje de dar la espalda a la realidad de la región y ayude a los cántabros, que para eso está la autonomía, no para quedarse a merced de la Moncloa y esperar a que caiga un milagro del cielo», ha concluido.

Revilla por su cambio de postura en los impuestos: «Es tiempo de ser un veleta»
Comentarios