22.06.2024 |
El tiempo

VIVIENDA

¿Comprar casa en Cantabria será más fácil? Lo que debes saber sobre el nuevo cambio

Se presenta un proyecto de decreto en Cantabria que establece requisitos mínimos para viviendas, eliminando la cédula de habitabilidad. Se busca modernizar normativa, simplificar trámites y definir dimensiones mínimas

El consejero de Fomento, Roberto Media (i), en las obras para la construcción de unas viviendas en Argoños. / ALERTA
El consejero de Fomento, Roberto Media (i), en las obras para la construcción de unas viviendas en Argoños. / ALERTA
¿Comprar casa en Cantabria será más fácil? Lo que debes saber sobre el nuevo cambio

La Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Cantabria ha puesto en marcha un proceso crucial para la regulación de las viviendas en la región. El proyecto de Decreto que establece los requisitos mínimos para las viviendas en Cantabria ha sido sometido a consulta pública, marcando un hito en la actualización de la normativa urbanística y habitacional en esta comunidad autónoma del norte de España.

Este proyecto de Decreto, que busca modernizar y simplificar los trámites administrativos relacionados con las viviendas, tiene entre sus aspectos más destacados la eliminación de la cédula de habitabilidad como requisito para la ocupación de viviendas en la región. Esta medida, de ser aprobada, tendría un impacto significativo en la manera en que se regulan y gestionan las nuevas construcciones, así como las existentes que requieran rehabilitación o cambio de uso.

La cédula de habitabilidad ha sido durante mucho tiempo un documento fundamental en el proceso de ocupación de viviendas en España. Emitida por las autoridades competentes, esta cédula certifica que una vivienda cumple con los requisitos mínimos de habitabilidad, asegurando condiciones básicas como la salubridad, la seguridad y la adecuación para el uso residencial. Sin embargo, su obtención también ha sido objeto de críticas debido a la burocracia y a los posibles retrasos que puede generar en los procesos de compra, venta o alquiler de viviendas. El proyecto de Decreto propone eliminar esta cédula de habitabilidad y sustituirla por otros mecanismos de certificación que simplifiquen los trámites para los ciudadanos y promotores inmobiliarios. En su lugar, se establecerán nuevos requisitos y procedimientos que garanticen la calidad y la conformidad de las viviendas con la normativa vigente, sin necesidad de un documento específico como la cédula de habitabilidad.

Una de las principales ventajas de esta medida es la reducción de la carga administrativa

Una de las principales ventajas de esta medida es la reducción de la carga administrativa tanto para los ciudadanos como para las administraciones públicas. La eliminación de la cédula de habitabilidad significa que ya no será necesario solicitar este documento ni esperar su emisión para ocupar una vivienda nueva o rehabilitada. En su lugar, bastará con cumplir con los requisitos establecidos en el nuevo Decreto y obtener las certificaciones finales de obra y de ocupación correspondientes.

Además de la eliminación de la cédula de habitabilidad, el proyecto de Decreto también incluye otras medidas destinadas a modernizar y simplificar la regulación de las viviendas en Cantabria. Entre ellas, se encuentran la definición de dimensiones mínimas para las viviendas, el fomento de la rehabilitación y el cambio de uso de edificios, y la exclusión de ciertas intervenciones del ámbito de aplicación del Decreto.

En cuanto a las dimensiones mínimas de las viviendas, el proyecto de Decreto establece que las nuevas construcciones deberán tener al menos 30 metros cuadrados de superficie habitable. Para las viviendas provenientes de rehabilitación, se propone una superficie mínima de 28 metros cuadrados, mientras que para los estudios se establece un mínimo de 25 metros cuadrados. Estas medidas buscan garantizar que las viviendas sean adecuadas para el uso residencial y cumplan con los estándares de habitabilidad y confort.

Otro aspecto del proyecto es el fomento de la rehabilitación y el uso de edificios

Otro aspecto importante del proyecto de Decreto es el fomento de la rehabilitación y el cambio de uso de edificios. En un contexto en el que el parque de viviendas necesita ser renovado y adaptado a las necesidades actuales, es fundamental promover la rehabilitación de edificios existentes y facilitar el cambio de uso de determinados inmuebles para aumentar la disponibilidad de viviendas en la región. El proyecto de Decreto establece medidas y procedimientos para agilizar estos procesos y fomentar la inversión en la mejora del parque de viviendas.

Por último, el proyecto de Decreto excluye del ámbito de aplicación determinadas intervenciones que estén reguladas por legislación específica. Esto incluye, por ejemplo, las viviendas protegidas, los establecimientos turísticos y los centros de servicios sociales, que están sujetos a normativas y requisitos particulares en función de su naturaleza y finalidad. Esta exclusión busca evitar duplicidades y conflictos normativos, garantizando que cada tipo de intervención esté regulada de manera adecuada y coherente con su contexto y características.

En resumen, el proyecto de Decreto que establece los requisitos mínimos para las viviendas en Cantabria representa un paso importante en la modernización y simplificación de la normativa urbanística y habitacional en la región. La eliminación de la cédula de habitabilidad, junto con otras medidas destinadas a definir dimensiones mínimas, fomentar la rehabilitación y cambiar de uso de edificios, tiene el potencial de mejorar la eficiencia y la calidad de los procesos relacionados con la construcción y ocupación de viviendas en Cantabria.

Además de la eliminación de la cédula de habitabilidad, el proyecto de Decreto establece otras medidas destinadas a mejorar la eficiencia y la calidad de los procesos relacionados con la construcción y ocupación de viviendas en Cantabria. Por ejemplo, se establecen nuevas medidas para garantizar la calidad y la conformidad de las viviendas con la normativa vigente, incluyendo la definición de dimensiones mínimas y el fomento de la rehabilitación y el cambio de uso de edificios. Estas medidas buscan promover un desarrollo urbano sostenible y garantizar que las viviendas sean seguras, saludables y adecuadas para el uso residencial.

¿Comprar casa en Cantabria será más fácil? Lo que debes saber sobre el nuevo cambio
Comentarios