21.06.2024 |
El tiempo

BORRASCA CIARÁN

Las rachas de viento extremo causan más de un centenar de incidencias en Cantabria

SANTANDER, 02/11/2023.- Un hombre fotografía las olas en la bahía de Santander, este jueves con las alertas activas por viento y fenómenos costeros adversos. La borrasca Ciarán, uno de los ciclones extratropicales más potentes de los últimos tiempos, está dejando fuertes lluvias y vientos huracanados en el Canal de la Mancha, España y Bélgica, con tres personas muertas, cortes eléctricos, caos en el transporte y cierre de escuelas. EFE/ Pedro Puente Hoyos
Un hombre fotografía las olas en la bahía de Santander, este jueves con las alertas activas por viento y fenómenos costeros adversos. EFE/ Pedro Puente Hoyos
Las rachas de viento extremo causan más de un centenar de incidencias en Cantabria

El Centro de Atención a Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria desplegó un incansable esfuerzo en el día de ayer para hacer frente a las adversidades meteorológicas que han azotado la región. Desde las 7 de la mañana hasta las 7 de la tarde, registraron un total de 110 incidencias que derivaron de 159 llamadas realizadas por los ciudadanos preocupados por la situación climática. Estos fenómenos climáticos condujeron a la activación de alertas de alto impacto por parte de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), incluyendo avisos rojo y naranja por fenómenos costeros, así como avisos amarillos por lluvia y viento.

La inmensa mayoría de las incidencias gestionadas estuvieron relacionadas con los fuertes vientos que barrieron la región, generando un total de 157 llamadas de emergencia y 109 incidentes. Estos vientos violentos, que superaron con creces la fuerza de la brisa común, provocaron daños significativos en la infraestructura y el paisaje de la región.

Las dos llamadas restantes y el incidente adicional no incluido en la cifra mencionada se originaron debido a los fenómenos costeros adversos que afectaron la zona. En particular, una embarcación quedó a la deriva en la localidad de Camargo después de soltarse de su amarre debido a las condiciones marítimas extremadamente adversas. Las incidencias gestionadas abarcaron una amplia gama de problemas, siendo los más comunes la caída de árboles y ramas, el daño al mobiliario urbano, la destrucción de señales de tráfico y cartelería, daños en infraestructuras que incluyeron la caída de tejas, cornisas y balcones, y la afectación del cableado de tendidos eléctricos y telefónicos. La naturaleza variada de estas situaciones requirió una respuesta rápida y coordinada por parte de las autoridades y equipos de emergencia.

Para hoy, las autoridades meteorológicas mantienen activas las alertas de alto impacto. Se mantendrán las alertas rojas hasta las 18.00 horas, junto con las alertas naranjas por fenómenos costeros, y una alerta amarilla por viento que se extiende a lo largo del litoral, la región de Liébana y la Cantabria del Ebro. Estas alertas indican condiciones peligrosas que requieren que los ciudadanos tomen precauciones adicionales.

La alerta roja por fenómenos costeros se estableció con previsión de una mar combinada del oeste o noroeste que podría alcanzar entre 8 y 9 metros. Además, se esperaban vientos del oeste con velocidades de 62 a 74 km/h (fuerza 8), o de 75 a 87 km/h (fuerza 9). Estas condiciones son extremadamente peligrosas tanto para la navegación marítima como para las zonas costeras y demandan una vigilancia constante. La llegada de la borrasca Ciarán, con su poder destructivo, tuvo un impacto significativo en los sistemas de transporte en la región. Se vio obligado a cancelar un vuelo programado que tenía previsto despegar desde el Aeropuerto Seve Ballesteros con destino a Madrid a las 10.10 horas. Además, el tramo ferroviario que conecta Reinosa con Bárcena tuvo que ser interrumpido debido a las condiciones climáticas extremas que hicieron que el tráfico ferroviario resultara peligroso.

El Ayuntamiento de Santander, ante la amenaza de fuertes rachas de viento en la capital, tomó medidas preventivas para proteger a sus ciudadanos. Anunció el cierre de los parques como medida de precaución y mantuvo activo un dispositivo preventivo de alerta por fenómenos costeros para garantizar la seguridad de los habitantes de la ciudad.

La consejera de Presidencia, Isabel Urrutia, quien es la responsable de los asuntos de emergencia en la comunidad autónoma, reconoció la magnitud de la situación climática. En sus declaraciones, hizo hincapié en que Cantabria está atravesando un período meteorológico complicado, con condiciones extremadamente adversas. En este contexto, hizo un llamado a la prevención y a que los ciudadanos extremen las precauciones. En especial, instó a los adultos mayores a evitar salir de sus hogares, salvo en casos de absoluta necesidad, para resguardar su seguridad y bienestar en medio de este desafiante episodio meteorológico. La situación climática adversa que ha afectado a Cantabria en los últimos días ha demostrado la importancia de estar preparados para hacer frente a fenómenos meteorológicos extremos. La coordinación entre las autoridades, los servicios de emergencia y la población es esencial para garantizar la seguridad y minimizar los riesgos en situaciones de este tipo. Las inclemencias meteorológicas pueden causar daños materiales significativos y, lo que es más importante, poner en peligro la vida de las personas, por lo que la prevención y la prudencia son clave para superar estos desafíos.

Es fundamental que los ciudadanos sigan de cerca las alertas y recomendaciones de las autoridades locales y nacionales en situaciones meteorológicas adversas y estén preparados para tomar medidas para protegerse a sí mismos y a sus seres queridos. En tiempos de crisis, la unidad y la solidaridad comunitaria son esenciales para superar los obstáculos y recuperarse de los daños causados por los fenómenos naturales. Por lo tanto, el llamado a la precaución y la colaboración sigue siendo válido en momentos en que la naturaleza nos recuerda su poder y su capacidad para sorprendernos.

Se avecina un nuevo episodio meteorológico en la Península Ibérica y las Islas Británicas, ya que la cuarta borrasca de la temporada, conocida como ‘Domingos’ según la denominación de la Agencia de Meteorología Española (Aemet), se posiciona en el horizonte. Esta perturbación promete traer consigo un período de tiempo adverso que afectará a la mayor parte del país a partir del próximo sábado. ‘Domingos’ se distingue por su fuerza y presencia, con vientos que alcanzarán velocidades notables. En particular, se esperan rachas de viento extremadamente intensas, superando los 70 u 80 km/h en el noroeste peninsular, el área mediterránea y las Islas Baleares. En zonas costeras y montañosas, estas rachas podrían superar los 100 km/h, lo que plantea riesgos significativos para la navegación y la seguridad en tierra.

El portavoz de Aemet, Rubén Del Campo, informa que ‘Domingos’ se moverá entre la Península Ibérica y las Islas Británicas, influyendo en el clima de la región. Esta borrasca complicará significativamente las condiciones meteorológicas en gran parte del país, con un temporal marítimo especialmente potente y olas que alcanzarán alturas impresionantes. En el Atlántico Gallego y el Mar Cantábrico, se esperan olas de 7 a 8 metros de altura, mientras que en el Mediterráneo, las olas podrían llegar a los 4-5 metros.

En cuanto a las precipitaciones, la lluvia hará acto de presencia en gran parte de la península a partir del sábado, excepto en la región mediterránea. Se prevén lluvias más abundantes y persistentes en Galicia y áreas circundantes, así como en el Pirineo central y el sistema Central occidental. Además, se espera que el norte de Cáceres y el sur de las provincias de Salamanca y Ávila experimenten lluvias considerables. Las temperaturas en todo el país experimentarán un aumento debido a los vientos asociados a ‘Domingos’, que serán más templados. La cota de nieve se mantendrá en niveles más elevados, oscilando entre 1.500 y 1.700 metros sobre el nivel del mar.

A partir del domingo, la borrasca comenzará a alejarse, aunque aún se esperan lluvias en Galicia, el oeste de Castilla y León y áreas montañosas. Aunque el viento continuará siendo notable, no se espera que alcance la misma intensidad que en días anteriores.

Para la próxima semana, se anticipa un cambio hacia un clima anticiclónico y más estable. Las lluvias estarán principalmente limitadas a Galicia y las Comunidades Cantábricas, mientras que el resto del país disfrutará de cielos despejados. Las temperaturas serán bastante bajas, y se espera que los vientos se calmen, lo que podría dar lugar a las primeras heladas nocturnas de la temporada en áreas fuera de las zonas montañosas, según el portavoz de Aemet.

Las rachas de viento alcanzan hasta los 128 km por hora en San Roque de Riomiera

En la madrugada del jueves, la localidad de San Roque de Riomiera, fue testigo de un fenómeno meteorológico de proporciones extraordinarias. Los vientos, como si fueran el aliento mismo de la naturaleza, arremetieron con una furia descomunal, alcanzando velocidades impresionantes de hasta 128 kilómetros por hora, a tan solo diez minutos después de la medianoche. Este asombroso registro de velocidad coloca a San Roque de Riomiera en la octava posición entre las localidades con los vientos más intensos en todo el territorio español durante el transcurso de esta jornada. Estos hechos climáticos excepcionales son consecuencia directa de la presencia imponente de la tormenta bautizada como Ciarán, cuyo impacto ha mantenido a la región de Cantabria en un estado de alerta roja, con el rugir de olas gigantes que han alcanzado alturas asombrosas de hasta once metros y vientos que han adquirido la furia de huracanes, generando una inquietud generalizada en toda la zona.

Las rachas de viento extremo causan más de un centenar de incidencias en Cantabria
Comentarios