29.11.2021 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

Los hosteleros cántabros no están de acuerdo: "Una vez más, el gobierno vuelve a situar como el foco de los contagios"

Varias personas en el interior de un bar del centro de Santander. / Hardy
Varias personas en el interior de un bar del centro de Santander. / Hardy
Los hosteleros cántabros no están de acuerdo: "Una vez más, el gobierno vuelve a situar como el foco de los contagios"
La Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC) ha trasladado este martes su preocupación y "absoluta discrepancia" sobre las medidas que contempla el nuevo semáforo covid que baraja el Ministro de Sanidad.

Este nuevo semáforo covid prevé el cierre de los bares a las 23.00 horas y las discotecas a la una cuando se considere que hay transmisión comunitaria con presión creciente sobre el sistema sanitario.

En un comunicado, la AEHC considera que "no es entendible un semáforo sanitario mucho más restrictivo que el existente hace un año, cuando en aquel contexto aún no había recursos como los test de antígenos masivos al alcance de toda la población o no estaba el 89,1% de la población vacunada".

"Una vez más, el gobierno vuelve a situar la hostelería como el foco de los contagios", han criticado los hosteleros cántabros que denuncian la "criminalización" del y rechazan unas medidas que entienden "incomprensibles e inútiles", como la restricción por horarios, "cuando el virus no entiende de horarios y son otras las razones de su propagación".

Además, han advertido que si esas restricciones acaban poniéndose en marcha "serán necesarias indemnizaciones para los hosteleros que vienen encadenando pérdidas irreparables que afectan a sus ingresos y pone en riesgo puestos de trabajo".

Y han recordado que la experiencia de hace un año demostró que la restricción en los establecimientos hosteleros avocan a un aumento del consumo en espacios privados que, tal como reconoció el Ministerio de Sanidad en sus propios informes, suponen el 15,5 por ciento de los contagios frente al 2,9 por ciento en bares y restaurante.

Los hosteleros cántabros también han defendido que son los gobiernos autonómicos los que tienen ahora las competencias sobre las medidas a implantar y han señalado "dificultades" para implantar el pasaporte covid por la necesidad de personal de control en las puertas de los establecimientos.

"La dificultad que genera la brecha digital a determinadas edades y lo desincentivador que puede resultar para la población, y además puede ser una fuente de fraude que aún no cuenta con una regulación adecuada. Tras más de año y medio de pandemia, el legislador no lo ha regulado", ha alegado la asociación de hostelería, que ha recordado que en Europa se usa para incentivar la vacunación, que "no es el caso de España" con un 89,1 por ciento de su población vacunada ha recordado la AEHC.

Los hosteleros cántabros no están de acuerdo: "Una vez más, el gobierno vuelve a situar como el foco de los contagios"
Comentarios