27.05.2022 |
El tiempo

El Gobierno destituye a la directora del CNI para calmar a sus socios independentistas

Paz Esteban, en el Congreso la semana pasada.
El Gobierno destituye a la directora del CNI para calmar a sus socios independentistas

El Gobierno no ha esperado más y ha decidido la destitución de la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban,. Su salida se produce después de que La Moncloa tenga el informe del Centro Criptológico Nacional (CCN), adscrito al CNI, que certificaba que la brecha de seguridad no sólo se limitó al espionaje de los móviles de Pedro Sánchez y la ministra Margarita Robles, sino de más ministros. Desde que saltó a la esfera público el caso Pegasus, con el espionaje a líderes independentistas, en La Moncloa se puso el foco en los servicios secretos pese a las reticencias de Defensa.

Los socios del Gobierno, desde Unidas Podemos a ERC, exigían responsabilidades por los espionajes. Desde el Ejecutivo se prometieron dos investigaciones, una interna del CNI y otra a cargo del Defensor del Pueblo, para calmar el malestar y para tener argumentos que sostuviesen la decisión de prescindir de la jefa de los servicios secretos. Una decisión que se ha precipitado este martes, han confirmado fuentes gubernamentales. Así, además, Pedro Sánchez acudirá a la reunión con el presidente de Cataluña, Pere Aragonès, en los próximos días, con esta decisión ya sobre la mesa.

Porque Paz Esteban compareció hace unos días en el Congreso y su intervención desbarató las prisas por desalojarla. Sus explicaciones acreditaron que el espionaje a 18 líderes independentistas había sido bajo autorización judicial. Los servicios secretos actuaron de acuerdo a la legalidad.

'SOLEDAD' Y 'DECEPCIÓN' EN EL CNI

Tras conocerse el espionaje a los móviles de Pedro Sánchez y la ministra Margarita Robles, los focos se dirigieron al CNI. El Gobierno habló de la necesidad de reforzar y mejorar los protocolos y procedimientos, reconociendo una brecha de seguridad.

Mientras, en el seno de los servicios secretos se ha instalado un clima en el que "se mezcla el sentimiento de soledad y la decepción", pero también un deseo de mostrar que "conforman un equipo" y que el apoyo a la directora, Paz Esteban, es "cerrado y unánime". Así se puso de manifiesto, explican fuentes del Centro, en el acto interno que se celebró la semana pasada para conmemorar su 20 aniversario. "Fue muy emotivo y el arrope a la directora fue total".

En el CNI hablan de "frustración" por el señalamiento que se les ha hecho desde el Gobierno insinuando que realizan un trabajo sobre el que no hay control. Aseguran estar dispuestos a aclarar que toda su labor es "en cumplimiento de la ley y por mandato del Ejecutivo".

En este sentido precisan que el Centro trabaja de acuerdo con los objetivos que el Gobierno aprobó en la Directiva de Inteligencia de 2019 en la que se incluía la amenaza que representaba el independentismo para la integridad y la seguridad del Estado.

Esa directiva, añaden, no ha sido renovada, pese a que la ley establece que debe aprobarse anualmente, y tampoco el Gobierno ha procedido a convocar la Comisión Delegada para Asuntos de Inteligencia que es el órgano encargado, no sólo de definir dichos objetivos y guías de actuación, sino también de hacer el seguimiento de los mismos.

De la misma manera hacen hincapié en que es cometido de la secretaría general de Presidencia enviar periódicamente al CCN el teléfono móvil de Pedro Sánchez para ser sometido a un chequeo en profundidad, algo que no se hizo hasta que saltó el caso del espionaje a los nacionalistas.

El Gobierno destituye a la directora del CNI para calmar a sus socios independentistas
Comentarios