28.01.2023 |
El tiempo

Casi 1.500 alumnos están sin clase en Cantabria

Siete centros educativos de Cantabria permanecen este miércoles cerrados a causa de los efectos del temporal, situación que ha afectado a unos 1.450 alumnos, mientras la nieve ha obligado a cerrar al tráfico cuatro puertos autonómicos cerrados y a utilizar cadenas en otros ocho.
Screenshot_20230118-144408_Gallery
Varios agentes dan paso hoy a los niños en la localidad cántabra de Reinosa. / EUGENIO MARTÍNEZ
Casi 1.500 alumnos están sin clase en Cantabria

Según ha informado el Centro de Atención a Emergencias 112, por el efecto de las lluvias caídas este martes no tienen actividad lectiva los IES Augusto González de Linares de Santander, que reanudará las clases por la tarde; José Zapatero Domínguez, en Castro Urdiales; y el CEIP Peregrino Avendaño, en Liendo.

Sin embargo, en la jornada de este miércoles las mayores dificultades las está provocando la nieve que complica el acceso a los centros situados en localidades altas. A causa de las nevadas no ha habido actividad lectiva en ninguna de las dos sedes del Centro Rural Agrupado de Liébana; el CEIP Jerónino Sainz de la Maza, en Soba; el CEIP San Andrés de Luena, en Luena, y el CEIP Valle de Polaciones, en Polaciones.

Además, en otros centros educativos, aunque permanecen abiertos, ha habido problemas para los desplazamientos por carretera, por lo que los alumnos que utilizan el transporte escolar no han podido acceder. Son los centros Virgen de la Velilla, en Polientes (Valderredible); Casimiro Sainz, en Matamorosa; Nuestra Señora del Roble, en San Pedro del Romeral; Alto Ebro, San José Niños Jesús e IES Monstesclaros, en Reinosa; Rodríguez de Celis, en Paracuelles (Hermandad de Campoo de Suso), y Valdeolea, en Mataporquera.

Por otra parte, la nieve está causando complicaciones en el estado de las carreteras. En la red nacional presentan problemas la N-611 (Valdeolea) entre los kilómetros 120,9 y 161,5 y la N-621 (Puerto de San Grlorio-Unquera) entre los kilómetros 121 y 130, ambas con nivel rojo, que prohíbe la circulación a camiones, autobuses y vehículos articulados, y obliga al resto de vehículos a llevar cadenas o neumáticos de invierno y circular a una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora.

En amarillo está la N-629 (Burgos-Colindres) entre los kilómetros 48 y 58, prohibiéndose la circulación de camiones, mientras que los turismos y autobuses no deben de superar los 60 kilómetros por hora.

La situación de la A-67, entre los kilómetros 117,15 y 157,2, es cambiante a lo largo del día por lo que se recomienda comprobar su estado antes de iniciar un viaje por autovía.

En la red autonómica permanecen cortadas la CA-631 (Estaca de Trueba) entre los kilómetros 6 y 14,3, la CA-665 (Puerto de la Sia) entre los kilómetros 4 y 8,5, la CA-643 (Puerto de Lunada) entre los kilómetros 8 y 14, y la CA-280 (Puerto de Palombera) entre los kilómetros 20 y 32. Se requieren cadenas en la CA-183 (Reinosa-Brañavieja) entre los kilómetros 17 y 24, en la CA-633 (San Pedro del Romeral-Puerto de la Matanela) entre los kilómetros 0 y 11,2, la CA-171 (Reinosa-Corconte) entre los kilómetros 0 y 22, la CA-185 (Potes-Fuente Dé) entre los kilómetros 17 y 33,2, la CA-184 (Potes-Piedrasluengas) entre los kilómetros 11 y 24,9, en la CA-280 (Cabuérniga-Espinilla-Salcedillo) entre los kilómetros 11 y 35, en la CA-262 (Selaya-Vega de Pas) entre los kilómetros 0 y 15, y en la CA-264 (Selaya-San Roque de Río Miera) entre los kilómetros 0 y 17,2.

INCIDENCIAS

El Centro de Atención a Emergencias 112 de Cantabria ha gestionado, entre las 07.00 y las 12.00 horas de hoy, 46 intervenciones derivadas de las 67 llamadas recibidas en relación al episodio de lluvias, viento y nieve que está viviendo la Comunidad, y que ha provocado la activación por parte del Gobierno de Cantabria del Plan Territorial de Emergencias (PLATERCANT) en su fase de preemergencia. La mala situación meteorológica se extenderá hasta el jueves, con avisos activos de AEMET por diversos adversos.

De esa cuantía, 30 llamadas y 11 incidencias han estado motivadas por la lluvia, mientras que el resto, 6 llamadas y 4 incidencias se han debido a problemas relacionados con el viento, y 31 llamadas y 31 incidencias están vinculadas a la nieve, en este último caso se corresponden mayoritariamente con la gestión de cambios de estado en las redes viarias autonómica y nacional.

Desde el inicio de los adversos han sido 1.097 las llamadas recibidas únicamente por esta causa y 552 las incidencias gestionadas.

En cuanto a la lluvia y el viento continuamos con incidencias relativas a la caída de árboles y ramas, daños en infraestructuras, mobiliario urbano y señalética, desprendimientos de piedras a calzadas, argayos, balsas de agua e inundaciones de garajes, locales y sótanos.

Con respecto del estado de los ríos, en estos momentos, todos se encuentran en caudales normalizados según las estaciones de seguimiento de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.

PREVISIÓN

Para la jornada de hoy se mantiene activos en el litoral el aviso naranja (riesgo importante) por costeros y el amarillo (riesgo) por viento; y en el centro, Liébana y el valle de Villaverde el nivel de riesgo naranja por nieve, que será amarillo en la Cantabria del Ebro.

En la jornada de mañana jueves, el litoral se verá afectado por el aviso naranja por costeros y amarillos por viento y lluvia; el centro y el valle de Villaverde por el naranja por nevadas y el amarillo por lluvia; y Liébana y la Cantabria del Ebro por el nivel de riesgo amarillo por nieve, teniendo también esta última vigente el amarillo por deshielo.

La situación mejora el viernes con avisos amarillos activos en el litoral por costeros y en la Cantabria del Ebro por deshielo.

Desde la Dirección General de Interior y el 112, ambos pertenecientes a la Consejería de Presidencia del Ejecutivo, se realiza un seguimiento exhaustivo de la situación para la gestión de recursos, tanto preventivos como de emergencia o correctivos de los daños provocados, en estos momentos, fundamentalmente por el agua y el viento.

Se estudian también las previsiones meteorológicas, con el fin de determinar las posibles necesidades de las próximas jornadas, afectadas también por avisos decretados por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Casi 1.500 alumnos están sin clase en Cantabria
Comentarios