03.03.2021 |
El tiempo
miércoles. 03.03.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Alojamiento de los trabajadores

Suben a 36 los establecimientos turísticos abiertos en Cantabria para alojar a trabajadores ‘esenciales’

Imagen de los actos de homenaje de las 20,00 horas en Valdecilla. / josé ramón
Imagen de los actos de homenaje de las 20,00 horas en Valdecilla. / josé ramón
Alojamiento de los trabajadores

E

L número de establecimientos turísticos abiertos en Cantabria para alojar a desplazados y trabajadores que realizan labores de interés general ante la situación de alerta sanitaria generada por el COVID-19 se ha ampliado a 36. Estos alojamientos, considerados como «servicios esenciales» o de «guardia», están repartidos en más de una veintena de municipios, dando cobertura a, prácticamente, toda la geografía de la comunidad autónoma, ha informado en un comunicado el Gobierno regional. 

Concretamente, en Torrelavega hay 4; 3 en Santander, 3 en Santoña, 2 están en Soba y el resto se reparten por Castro Urdiales, Noja, Ramales de la Victoria, Camargo, Solórzano, Hoznayo (Entrambasaguas), Galizano (Ribamontán al Mar) o Guarnizo (Astillero).

En el sur de Cantabria hay establecimientos de guardia en Reinosa y Campoo de Enmedio, mientras que en la zona occidental se reparten en Comillas, Ruiloba, Santillana del Mar y Cabezón de la Sal. También las localidades de Soto de la Marina (Santa Cruz de Bezana), en Sarón (Santa María de Cayón), en Los Corrales de Buelna; en Alceda (Corvera de Toranzo); en Ucieda (Ruente); en Puentenansa (Rionansa) cuentan con alojamientos abiertos. Los alojamientos que se ponen a disposición de trabajadores de otros sectores esenciales incluyen servicios (recepción, limpieza y, si están habilitados para ello, manutención). La Consejería de Educación, Formación Profesional y Turismo, en coordinación con los alojamientos turísticos de Cantabria y sus respectivas asociaciones, viene organizando, desde el inicio del Estado de Alarma, esta bolsa de establecimientos disponibles para prestar atención a las necesidades alojativas en la comunidad tras la orden de cierre de hoteles y alojamientos publicada el pasado 19 de marzo y cuyo plazo de cierre total se cumplía el día 25 del pasado mes. 

Estas necesidades se refieren a trabajadores desplazados, transportistas, Cuerpos de Seguridad, personal sanitario, personal de asistencia social o trabajadores de sectores esenciales de servicios de mantenimiento o suministro de energía, entre otros, además de familiares de hospitalizados o con necesidades de atención sanitaria o atención a dependientes. Todos los alojamientos que ofrecen el servicio de guardia son registrados por la Dirección General de Turismo del Gobierno de Cantabria. Este listado se facilita al Ministerio de Turismo, que a su vez lo remite al Ministerio de Transportes.

Asimismo, la relación completa de alojamientos abiertos como «servicios esenciales» se pone en conocimiento de la Dirección General de Transporte de Cantabria, la Delegación de Gobierno y la Guardia Civil para que tengan constancia de su apertura. También está publicada en la web www.turismodecantabria.com para prestar información a los usuarios.

ZULOAGA. Por otra parte, el vicepresidente de Cantabria, Pablo Zuloaga, ha trasladado al ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, el compromiso de Cantabria a sumarse a un «gran pacto por la Cultura». Según ha declarado Zuloaga, tras participar en la reunión telemática de la Conferencia Sectorial de Cultura, la intención de la Consejería de Cultura es trabajar, «como se viene haciendo», para que el sector cultural sea un «motor de recuperación después de la etapa de confinamiento». Zuloaga ha destacado que el Gobierno se ha comprometido con el sector a «mantener los espacios expositivos y teatrales y de giras que se trabajan con los ayuntamientos». Y por ello, según ha explicado, ha pedido que se convoque para la próxima semana al Consejo Cántabro de Cultura para poder «avanzar en mas medidas de las que ya se están trabajando». En este sentido ha explicado que las empresas del sector cultural tienen «peculiaridades», porque en muchos casos se trata de «autónomos que no siempre están dados de alta y que lo hacen cuando tienen que afrontar una programación o una actuación», lo que dificulta que puedan acceder a las ayudas a la financiación.

ALGUNA DIFICULTAD CON LA LLEGADA DE LAS AYUDAS. «Somos conscientes de que hay personas del sector cultural a los que el estado de alarma les ha pillado sin darse de alta y en ese caso va a ser difícil que las ayudas le lleguen», señala Zuloaga, para quien habrá que «articular otras medidas» de ayuda al sector, lo que se hará «con dialogo», de ahí que se vaya a convocar el Consejo Cántabro de Cultura. El ministro de Cultura y Deporte ha pedido «voluntad» de crear un Pacto de Estado por la Cultura a los consejeros de Cultura de las Comunidades Autónomas, las ciudades autónomas y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

«Estamos de acuerdo en hacer un Pacto por la Cultura, pero la letra la tenemos que escribir entre todos. Estoy dispuesto a liderarlo como Ministro de Cultura, pero la oferta que he hecho es que, en este contexto de crisis total, lo hagamos entre todos», según indica el mensaje que el ministro ha trasladado a los consejeros de Cultura y representantes de la FEMP, en plena crisis generada por el coronavirus.

Alojamiento de los trabajadores
Comentarios