27.06.2022 |
El tiempo

LA LIGA DE BOLOS

¡Hagan juego!

La Liga Rucecan 2022 se pone en marcha con la participación de 14 equipos y Peñacastillo como defensor el título de campeón

Empieza la liga de bolos. / Sergio Iturbe
Empieza la liga de bolos. / Sergio Iturbe
¡Hagan juego!

«La normalidad no estaba en los días que quedaron atrás...» (María Dueñas, 1964-‘El tiempo entre costuras’).

‘2020, una temporada de tiro largo’ titulábamos el especial de la Liga de División de Honor y en verdad que fue largo. Cuando todo estaba preparado para el inicio... llegó la Covid-19. Llevábamos un tiempo oyendo hablar del coronavirus pero nos sonaba muy lejos, sin embargo, en un mundo globalizado como el actual no hay quien ponga ‘puertas al campo’. El 15 de marzo comenzó un confinamiento sin precedentes, que nos llevó a todos a casa y que se prolongó hasta el 21 de junio. Cuando las cosas parecía que mejoban, la Apebol se puso a trabajar con la intención de sacar adelante, al menos la Liga (hasta donde se pudiese, porque las cosas todavía no estaban claras). El trabajo de la directiva de la Asociación de Peñas de Bolos dio su resultado, ‘empujó’ a la Federación y los bolos volvieron a retinglar, siendo de los pocos deportes en tener actividad bajo unas medidas sanitarias sin precedentes e incluso con ausencia de público en algún caso, algo también inusual. La Liga comenzó el 4 de julio y finalizó, sin descensos (lo importante era jugar), el 29 de octubre. La más larga de la historia.

En 2021 el coronavirus siguió entre nosotros. Las mascarillas se convirtieron en una prenda más del uniforme de equipos y público; y las distancias de seguridad y los geles hidroalcohólicos eran parte de nuestras vidas. La Liga comenzó en fechas tradicionales (20 de marzo), pero la competición se alargó hasta el 11 de septiembre debido a la presencia de 16 equipos (sí hubo ascensos de Primera). Fue una temporada muy interesante y con una gran lucha por cada punto, porque los cuatro descensos condicionaban y mucho y, además, la aparición de la potente peña de Andros La Serna Valle de Iguña ponía ‘contra las cuerdas’ a la gran dominadora de las últimas temporadas, Peñacastillo Anievas Mayba, que finalmente reeditaba el título en septiembre.

«La normalidad es un equilibrista sobre el abismo de la anormalidad» (Witold Gombrowicz, 1904-1969).

Los bolos han vivido estos dos últimos años como Pinito del Oro en su trapecio, ‘al filo de lo imposible’, pero todos confían en que en este 2022 la normalidad sea una realidad, aunque de momento hay que seguir teniendo ‘cuidado’ y las mascarillas seguirán formando parte del paisaje. Para que no falte de nada y para que las temporadas queden ‘marcadas’ tenemos una guerra muy cerca, que además del drama humano que supone va a poner la economía patas arriba, sin embargo, los bolos ya han comenzado a retinglar en los corros.

La Liga Rucecan 2022 comienza en sus fechas habituales, finalizando el 13 de agosto tras 26 jornadas. 14 equipos vuelven a disputar la máxima categoría y solo dos descenderán.

Peñacastillo Anievas Mayba defenderá el título, pero como desde la peña santanderina se dice «nosotros no somos los favoritos», a pesar de que ya se han hecho con el primer título de la temporada (Copa Apebol-Trofeo El Corte Inglés) al vencer en la final precisamente al que todos los ‘mentideros bolísticos’ dan como principal candidato al título, es decir, a Andros La Serna. Peñacastillo, que cuenta con el gran Víctor González y eso es una garantía, ha ‘perdido’ al gran capitán, Jesús Salmón, que ha regresado a casa, pero ha ‘ganado’ a un zurdo, algo que siempre es importante en un equipo, como Mario Pinta, un jugador con experiencia y que por lo visto hasta ahora se encuentra en un buen estado de forma y al que no le ‘asusta’ la presión de una peña de ‘campanillas’.

Por su parte, Andros La Serna Valle de Iguña es un equipo nacido para ganar. Óscar González, que el año pasado llegó a última hora, ya está integrado; Carlos García, recuperado de sus problemas físicos; José Manuel Lavid vuelve a tener buenas sensaciones; y Pablo Lavín mantiene el idilio con el juego que el año pasado le llevó a ser uno de los mejores jugadores de la temporada liguera. Con estos mimbres, los de Las Fraguas sí están obligados a ganar y luchar de principio a fin por todos los títulos y muy especialmente por el de la Liga Rucecan 2022.

Si no hay sorpresas, que siempre suele haberlas, en la lucha por el tercer cajón del podio hay, en principio, bastantes candidatos. Camargo El Pendo, con Jesús Salmón en sus filas, tiene que recuperar el esplendor perdido. Hermanos Borbolla Villa de Noja parece el ‘tapado’. Se mueve bien en esas aguas, pero pasito a pasito pueden dar más de una sorpresa. Casa Sampedro confía en mantener la regularidad del año pasado, que tan buenos resultados le dio hasta lograr una más que meritoria tercera posición. Riotuerto siempre está en las quinielas de arriba. Los Remedios aspira a consolidarse entre los primeros puestos, aunque sus inicios no serán fáciles (el sorteo del calendario no le ha regalado nada), porque en aproximadamente un mes no podrá contar con Isaac Navarro, que será baja por lesión, por lo que Edu Herrera tendrá que dejar la ‘zona de confort’ para saltar al cutío y dar lo mejor de sí mismo desde dentro. La inclusión de un campeón de Liga como Carlos Gandarillas ha dado un salto de calidad, especialmente en el birle al pulgar, a la peña de Guarnizo. Ribamontán al Mar también se ha reforzado con un buen jugador como Manuel Domínguez y debería también aspirar a estos primeros puestos que dan acceso a la disputar la Copa FEB.

A la zona tranquila de la tabla aspiran Torrelavega Siec, cuya joven plantilla ya tiene más experiencia; y J. Cuesta, que también ha apostado por la juventud, dirigida por dos ‘veteranos’ con mucho que enseñar, como Isaac López y Ángel Lavín. Los de Cerrazo son una incógnita, aunque por lo visto en la pretemporada a los ‘puricantores’ -como decía nuestro recordado compañero Pablo Morillas-, con muchas horas ya de bolera, a pesar de su edad, no les asusta la máxima categoría.

La Ermita Cantabria Casar de Periedo y Mali sorprendieron en 2021 logrando sin excesivos problemas la permanencia y este año aspiran a dejar dos por detrás. La empresa no será fácil (y lo saben), pero en las filas de ambas formaciones hay experiencia suficiente para conseguirlo y para dar más de una sorpresa.

Por último, las dos peñas nuevas en la categoría, por recién ascendidas, no por debutantes, ya que ambas han jugado en otros tiempos en la División de Honor, son Junta Vecinal de Oruña JCT y Pontejos Nereo Hnos. Ambas tienen un claro objetivo, la permanencia. Son sabedoras que no será fácil, pero están dispuestos a darlo todo para estar ‘vivos’ hasta el final.

¡Hagan juego!
Comentarios