12.06.2024 |
El tiempo

ROBÓTICA

Evolución y tendencias en el campo de la robótica industrial

Evolución y tendencias en el campo de la robótica industrial
Evolución y tendencias en el campo de la robótica industrial

Aunque a veces no somos conscientes, la robótica es ya una realidad con la que vivimos a diario, por lo que merece la pena conocerla mejor. Desde el asistente personal de nuestro teléfono inteligente, los reguladores de tiempo para controlar los semáforos o los coches autónomos forman parte de la robótica industrial, un campo tecnológico y toda el ámbito de la robotica colaborativa, que tan beneficiosa se está mostrando en el terreno industrial.

¿Qué es la robótica?

Cuando hablamos de robótica, podemos definirla como una rama perteneciente a la ingeniería que se ocupa de estudiar, diseñar, desarrollar, programar y producir robots. Recordemos que robot, como nos dice la RAE es una máquina que es capaz de poder manipular objetos y realizar una serie de operaciones. Por lo tanto, que es capaz procesa información y actuar en base a ella.

Tipos

Ahora hay distintos campos en los que podemos aplicar la robótica, tres sectores en concreto:

Servicios

Son los que operan en una serie de tareas que son de gran utilidad para el bienestar de las personas, los cuáles se diseñan para un propósito en concreto, como los robots de cocina o las aspiradores.

Social

El campo de la robótica social se ocupa de los que buscan el desarrollo de la propia dimensión social en el campo de la interacción con las personas. Lo que hacen es seguir una serie de comportamientos sociales y reglas que se adapten a cada función. Aquí podemos hablar de los asistentes de voz y los robots educativos.

Industrial

Este tipo es de lo más interesante y hablamos de que es posible encontrar en las fábricas de automóviles o diversas manufacturas, por ejemplo. No olvidemos que hacen tareas de forma autónoma y repetitiva, donde no hay margen para el error.

Los de mayor popularidad son los brazos mecánicos para el agarre o el movimiento de los materiales, aunque hay bastantes más los cuáles se dotan de una serie de algoritmos de AI, así como del internet de las cosas.

Para muchas empresas ya son fundamentales, puesto que la robótica industrial aplicada al campo de la logística posibilita que se agilicen un buen número de procesos.

El objetivo que tienen las industrial con la robotización de los procesos es que se reduzcan los costes, siempre para tener una mayor productividad y que mejore la calidad de los servicios y experiencias por parte de los consumidores, agilizando las tareas de carácter repetitivo o rutinario.

Por todo ello, la robotización en el campo de la industria se puede adaptar a varias tareas. Casos, como por ejemplo robotizar el trabajo en el campo del almacenamiento para que se puedan desplazar estantes para extraer e ir introduciendo diferentes productos en las estanterías.

De igual forma se pueden utilizar en los procesos para carga y descargar mediante brazos mecánicos, cintas transportadoras o grúas, además de en los procesos de transporte mediante drones aéreos.

La evolución del campo de la robótica

Ahora estamos en la era de la industria 4.0 pero para comprender cómo se llegó a este momento, es preciso hacer un repaso breve con una serie de acontecimientos previos.

La robótica industrial nació en Inglaterra en 1937 cuando Bill Taylor un estudiante crea la primera grúa que funcionaba de manera automatizada. Estos primeros robots que creo la industria eran manipuladores. Solo eran capaces de procesar unas pocas tareas en el campo lógico y sus movimientos eran repetitivos.

A mediados del siglo XX, después de la 2ª Guerra Mundial, se utilizaron los primeros robots de gran tamaño. Comenzada la década de los 60, la primera empresa de la historia, Unamitation la cual fue pionera en desarrollar el primer robot programable en la transferencia de objetos.

Si hablamos de los últimos años de los 60 y comienzos de los 70, aparecieron los brazos mecánicos más avanzados. No sería hasta la década de los 80 cuando la tecnología se desarrolló de manera más importante, pues es considerada como el comienzo de la Era Robótica. Aumentando en un 80% su comercialización.

Ya en la década de los años 90 y en los 2000 el crecimiento fue impresionante, dando lugar a la robótica inteligente. Todo ello sumado a la inteligencia artificial lo que ha hecho es provocar que los robots actuales pasen a tener una mayor sofisticación en todos los sentidos. 

Ahora pueden hacer operaciones con mucha mayor precisión y sensibilidad, aunque el objetivo es idéntico, lograr una serie de sistemas que puedan tener la máxima autonomía posible y que sean independientes de la actuación de los seres humanos.

Deseamos que después de todo lo que hemos comentado, esperamos que tengáis una idea más clara a la hora de abordar un campo tan apasionante y que cada vez llena más páginas de los periódicos como es el de la robótica industrial. El futuro ya es presente con ella.

Evolución y tendencias en el campo de la robótica industrial
Comentarios